¿Cómo elegir el mejor nombre para mi negocio?

Apelar a los sentimientos, que el nombre esté asociado al producto y estar muy atento a que otra marca no tenga el mismo nombre, lo que puede generar un problema legal, son determinantes al momento de bautizar tu emprendimiento.

Parte determinante del éxito de nuestra marca es la identidad que creemos en torno a ella, y eso implica elegir un nombre adecuado, representativo y atractivo. Una importante estrategia del marketing es el naming, un conjunto de técnicas empleadas para denominar de forma ideal a una empresa. El nombre otorga identidad, representa las ideas de la empresa, sus objetivos, y además es el primer contacto con los potenciales clientes.

 

Para lograrlo, Logaster, plataforma especializada en la creación de logos para empresas, recomienda algunos puntos a tomar en cuenta para darle el nombre a nuestro emprendimiento:

 

1. Mensajes claros

 

El sonido y el estilo del nombre de tu marca deben sugerir a que se dedica tu marca. Logaster pone de ejemplo “ÑumÑum”, que fácilmente nos evoca algún negocio de comida. Si decidimos usar un nombre así para negocios de otros rubros, como una empresa de servicios financieros, vamos a generar confusión por la discordancia del mensaje que produce instantáneamente nuestro nombre.

 

Para alcanzar la claridad, arma una lista de las palabras clave relevantes para tu público. Si creas una empresa de servicios financieros, considera “números”, “hojas de cálculo”, “contabilidad” o “libros” para mayor inspiración focalizada en tu rubro.

 

2. Fácil de recordar

 

Como la experta en branding, Maria José Vargas, indica, nuestro cerebro ya se encuentra saturado de información, por lo que nuestra identidad de marca debe ser absolutamente memorable. Una recomendación para hacer nuestro nombre de fácil recordación es anclarlo a un sentimiento, actitud o sensación, o utilizar palabras o sonidos familiares como onomatopeyas.

 

3. Conéctate con tu audiencia

 

No basta con que el nombre de una marca sea “atractivo”, sino que este debe serlo para la audiencia a la que aspira a llegar. Ten en consideración el público que buscas alcanzar. Pregúntate: ¿Qué idioma hablan? ¿Cuál es su estilo? ¿Su edad? ¿Sus ingresos? ¿Su educación? ¿Su nivel de sofisticación? ¿Su interés? ¿Su perspectiva religiosa? ¿Su preferencia de marca?

 

4. Que tenga sentido

Las palabras inventadas son un arma de doble filo. Pueden funcionar muy bien debido al arduo trabajo de posicionamiento, como Yahoo, Google o Fogdog, o puede resultar en un fracaso al olvido. Verifica las implicaciones internacionales del nombre de tu empresa. Más de una empresa ha pasado por una vergüenza al saber que su nombre tiene connotaciones negativas e incluso obscenas en otro idioma. Presta atención global.

 

Si estás pasando por un momento difícil para encontrar inspiración al nombrar tu empresa, puedes recurrir a generadores de nombres como Shopify. A partir de palabras clave podrás tener algunas ideas que te ayudarán a elegir el nombre adecuado para tu negocio.

Mas artículos del autor:

"¿Cómo liderar tus emociones y sentir plenitud?"
"Gestión del talento: ¿cuáles son las tendencias hacia el 2022?"
"“En el Perú no hemos creado un ambiente que permita resolver la mortandad de las Mypes”"