incendio

¿Cómo proteger a los clientes y al negocio ante un incendio?

El riesgo de que se presenten estos eventos en locales comerciales se incrementa por el uso de luces eléctricas y adornos navideños, que pueden generar cortocircuitos. Para enfrentar estas situaciones existen distintos seguros que cubren los daños a su patrimonio y a terceros.

Como lo demostró hace algunos días el árbol navideño que se incendió en un conocido centro comercial, los accidentes durante la temporada navideña son comunes debido al uso de luces eléctricas y adornos que pueden generar cortocircuitos. Ahora que las tiendas están siendo más concurridas, conviene conocer de qué forma se puede proteger al negocio y a los clientes ante estos imprevistos.

Además de seguir al pie de la letra todas las indicaciones de seguridad, Miguel Ortiz de Zevallos, gerente de Negocios Empresariales de Pacífico Seguros, explica que, para situaciones como un incendio, existe el seguro Todo Riesgo de propiedad, uno de los más utilizados por los empresarios, por la frecuencia y alto riesgo de ocurrencia de estos siniestros.

“Con este seguro el cliente, además de obtener un monto para reparar su local y mercadería, también puede elegir ampliar su cobertura para recuperar los gastos fijos que debe seguir pagando (sueldos, alquileres, etc.), e incluso las ganancias que dejará de recibir si el periodo de paralización se prolonga. Asimismo, si su establecimiento es afectado por un tercero, no necesita esperar a la respuesta de este, su seguro cubrirá los daños sufridos”, detalla.

La ventaja de este seguro –explica- es que no solo se cuenta con el monto para reparar, sino que también permite esta ampliación de la cobertura para atender los gastos fijos y las utilidades dejadas de recibir. Asegura que la indemnización promedio por caso es de US$ 63 mil, en Pacífico Seguros.

Alcances y procedimientos

Para proteger a los clientes o a cualquier otra persona que se viera afectada por el incendio fuera del negocio, también se cuenta con el seguro de Responsabilidad Civil, que se encarga de responder por los daños causados a terceros afectados, protegiendo así su patrimonio.

“De no contar con seguros todo riesgo y de responsabilidad, además de solventar los gastos de reparación del local y reponer la mercadería, el empresario también deberá afrontar la indemnización a las personas que fueron dañadas, siendo esta una de las razones por la que algunos negocios no pueden volver a activase”, comenta Ortiz de Zevallos.

Una vez que se atiende el siniestro, por ley, la empresa debe presentar la documentación. El ajustador cuenta con 20 días para emitir su informe final y la aseguradora tiene 10 días para la revisión del caso. Cumplido este plazo, el pago debe realizarse en 30 días.

Cuando la afectación es menor a los US$ 10 mil, Ortiz de Zevallos comenta que su empresa ha decidido atenderlo sin necesidad de una inspección y solo se requiere presentar 3 documentos para obtener una respuesta de pago en 48 horas.

Además de proteger ante incendios, un seguro Todo Riesgo permite proteger la propiedad ante otros riesgos como el de robos y asaltos, que también son comunes en festividades, y que generan la pérdida de mercadería.

Tags:

asegurar negocio, Incendio, Negocio

Mas artículos del autor:

"Experto cuestiona versión de Repsol de que el derrame fue causado por el oleaje"
"¿Sirven para algo los compromisos internacionales de Repsol?"
"¿Qué hay detrás de la odisea para hacerse una prueba Covid-19?"