Liderazgo femenino

¿Cómo va el liderazgo femenino en las empresas?

Invierte en mentorías para que cada vez más mujeres encuentren en otras y ellas mismas, modelos a seguir para continuar creciendo.

Según el estudio “Nivel de logro en equidad de género” elaborado por Datum, El Perú se encuentra en séptimo lugar a nivel latinoamericano respecto de la equidad en el ámbito laboral con un 52%

Además, de acuerdo a un informe de la comunidad de negocios e inversiones, Connect Americas, algunas de las principales ventajas de contar con mujeres en roles directivos se enfocan en la inteligencia emocional y la gestión de talento horizontal.

Beneficios del liderazgo femenino

Mayor sociabilidad: las mujeres en puestos directivos pueden establecer lazos cercanos que fortalecen el compromiso con objetivos particulares o de negocio.

Cooperación: el trabajo en equipo se da en forma natural gracias a la inclusión y contención de las personas.

Mentalidad innovadora: al ser menos reacias al cambio, las mujeres pueden cambiar la dirección de una empresa, permitir la participación de otros. En general son más flexibles.

Más empatía: las líderes mujeres consideran, además de lo netamente profesional, el lado humano o emocional en sus colegas y subordinados.

Inclusividad: fortalecen la identidad individual de sus pares gracias a fomentar la participación equitativa en la toma de decisiones.

Fomentar el liderazgo femenino

En la actualidad, aproximadamente el 50% de la fuerza laboral mundial, según un informe del Instituto McKinsey, está representada por mujeres.

Algunas de las claves para promover el liderazgo femenino en tu empresa son:

Desarrolla una cultura amigable para las mujeres: Desde las pocas oportunidades de crecimiento,  hasta las limitaciones laborales por maternidad, las mujeres enfrentan desafíos diarios que sus pares varones no. Por ejemplo, según un estudio de la Universidad George Washington, las mujeres son interrumpidas por hombres un 33% más. Esto atenta contra la confianza al momento de expresar ideas o simplemente, debatir en grupos mixtos. Trabajar para crear espacios donde todos puedan tener margen para comunicarse, es vital.

Apuesta en políticas que fomenten la paridad: Inicia procesos de reclutamiento que eviten el prejuicio de género. Esto puede significar prescindir de solicitar el CV con foto o redactar anuncios de búsqueda en tono neutro o inclusivo.

Estimula los planes de carrera: Adicional a las retribuciones salariales equitativas entre ambos géneros, es una buena iniciativa confiar en planes de carrera que puedan aportar a disminuir la tasa de rotación de tu empresa y cultivar el talento femenino en tu organización.

Invierte en mentorías: Muchas veces el gran problema de la falta de representatividad de mujeres en roles de poder, es la falta de modelos a seguir. Si en tu empresa ya hay mujeres en posiciones de supervisión, estas pueden brindar sesiones personalizadas para inspirar y empoderar a otras a que sigan sus pasos y aprendan de sus errores.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Liderazgo femenino

Mas artículos del autor:

"Creatividad: ¿Cómo impulsar el ingenio en la oficina?"
"Estas son las Ventajas de la factura electrónica"
"Pyme: ¿Cómo conseguir financiamiento?"