Emprendedor, estas actividades te ayudará a reducir el estrés

La ‘Fatiga de Zoom’ es uno de los fenómenos que el teletrabajo trajo a nuestra nueva normalidad. ¿Cómo combatirlo?

Un reciente estudio publicado por el laboratorio de interacción humana de la Universidad de Stanford ha revelado un nuevo fenómeno que el teletrabajo trajo consigo: la “fatiga de Zoom”. Los expertos explican que estas reuniones, que implican permanecer en la silla durante largo rato, con dificultad para entender el lenguaje no verbal, y con nuestro rostro y comportamiento expuesto al escrutinio del resto, genera un estrés adicional al del día a día.

 

Dado que cada vez descubrimos estímulos estresantes en nuestra rutina laboral en casa, es importante encontrar las vías de descanso y relajación. El médico Pablo Saz recomienda estas acciones para combatir el estrés:

 

1. Sé consciente de tu respiración

 

Toma pequeñas pausas en tu día para calmar tu mente y concentrarte en tu respiración. Cuando pasamos por un estado de ansiedad y tensión, aparece una respiración rápida y a veces entrecortada. Detente en esos momentos y convierte tu respiración en lenta y profunda, tomando conciencia del aquí y del ahora.

 

2. Contacto con la naturaleza

 

Con todas las precauciones de bioseguridad, toma al menos 15 minutos de tu día para salir a caminar al parque y distenderte. En caso no puedas hacerlo, actividades como la horticultura o la jardinería en casa, resultan muy beneficiosas.

 

3. Ordena tu espacio

 

Una vida y un hogar organizado tienen efectos emocionales positivos, pues el orden revitaliza, y aclara la mente. La falta de organización y el desorden constantes favorecen sentimientos de impotencia, desesperanza y derrota, y aumentan los niveles de cortisol. Ordena tu espacio de trabajo, tu horario y separa momentos de ocio para una mayor sensación de control.

 

4. Aliméntate bien

 

Una dieta equilibrada es fundamental para mantener la estabilidad física y mental y evitar que el estrés afecte a nuestro organismo. Si estás pasando por días de mucha tensión, evita consumir alimentos que potencian ese estado, como el café.

 

5. Acepta tu fragilidad

 

Sentirse frágil suele ser un desencadenante de la tensión y la ansiedad. El presente es fugaz y por tanto una situación estresante también puede ser pasajera. Aceptarla nos recuerda la necesaria disposición para volver a levantarnos una y otra vez.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Mas artículos del autor:

"Renuncia y despido: ¿cuáles son los beneficios recibidos?"
"Renuncia y despido: ¿cuáles son los beneficios recibidos?"
"Inteligencia emocional: ¿Cómo resolver los conflictos de la mejor manera?"