Sergio Pinto

La verdadera filosofía del éxito

Soy un fiel creyente que “El éxito es predecible e inevitable”, frase que he repetido cual mantra desde hace ya muchos años. Pensando de la misma manera, si existe un Ganar-Perder el fracaso también es predecible e inevitable. ¡Piénsalo!

Si en una pareja hay un Ganar-Perder… La ruptura, quiebre, peleas y discusiones se vuelven parte de la relación siendo la dolorosa antesala de una separación.

Si en una relación de amistad existe un Ganar-Perder, en la que uno de los amigos se aprovecha del otro, ya sea emocionalmente o de cualquier otra forma, llegará un momento en que una de las partes, lisa y llanamente se alejará.

Si en el contexto político económico de un país, en el que en las más altas esferas del poder, los pseudo líderes se apropian del poder político, económico, judicial y legislativo en su directo beneficio y en desmedro de la calidad de vida de todos los habitantes del país, estableciendo un profundo Ganar-Perder, el destino de dicho país es, definitivamente y como diría Gabriel García Márquez: “Crónica de una muerte anunciada” y más temprano que tarde una revolución – con sus muertes, división de familias y un sinnúmero de efectos colaterales, que por experiencia y propia historia, durarán varias generaciones – brotará desde lo más profunda de las entrañas de aquel pueblo sometido.

La “Marsellesa” es el himno nacional de Francia y una profunda narración de la rebelión de aquellos que lo habían perdido todo, incluyendo alimentos, techo, libertad, esperanza, futuro y dignidad. ¡Todo! ¡Hasta la vida de sus esposas e hijos! Es por eso que ante un escenario final de tragedia y desamparo, los valientes campesinos se entregan por completo a la verdadera y más profunda revolución. ¡Si ya han perdido todo, qué más da perder la vida!

Es por eso que hoy advierto a aquellos que ostentan el poder. ¡Atención! ¡No se equivoquen subestimando al ser humano! Nada es más poderoso que los movimientos que nacen producto del socavo del más poderoso instinto humano… la sobrevivencia.

Todas aquellas empresas que establezcan políticas comerciales que perjudiquen a sus clientes, así como interrelaciones Ganar-Perder para con proveedores, personal interno, entidades de control, etc., todas ellas estarán condenadas al fracaso y dado el actual contexto de hiper conexión en función del desarrollo tecnológico y de las redes sociales puesto a disposición de líderes, provocará la caída más estruendosa, inminente e impensada de gigantescos imperios.

Es más, hasta en una pequeña sociedad de negocios compuesta normalmente por amigos que lo único que desean es construir un futuro de prosperidad y abundancia, si existe un Ganar-Perder, más temprano que tarde habrá un quiebre, una ruptura y una profunda sensación de fracaso provocando una lamentable separación que echa por tierra el extraordinario potencial de los talentos que en conjunto pudieran tener trascendencia mundial… Y esa también es parte de mi historia.

Es que el ego y la pleonexia o ambición enfermiza, son el cementerio de ideas extraordinarias y proyectos incomparables.

La clave es elevar el nivel de consciencia y decidir jugar un juego Ganar-Ganar. Desarrollar la habilidad de analizar cada situación desde diferentes ángulos y puntos de vista, procurando establecer para todos y cada uno de los “actores” un verdadero beneficio, reconociendo el talento, compromiso, energía y dedicación. Finalmente, la fórmula del verdadero éxito es crear relaciones de largo plazo, asegurando un Ganar-Ganar para todas y cada una de las partes.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

éxito, Sergio Pinto

Mas artículos del autor:

"La verdadera filosofía del éxito"
"El «PINCHE» miedo"
"¡No pasa nada!"