Perfil del líder a los 40 años

Si bien los jefes jóvenes tienen más afinidad con la tecnología y pueden afrontar bien los cambios, la experiencia y la capacidad de inspirar a los grupos con los que trabajan juegan a favor de los líderes de mayor edad.

Cuando se requiere cubrir una posición de liderazgo en una empresa se barajan diferentes opciones de acuerdo a lo que la organización requiera en ese momento. Si lo que se necesita es dar confianza y tener a alguien de experiencia, el atributo de la edad puede llegar a tener un mayor peso en la ecuación. Sin embargo, un líder joven también tiene sus atributos.

En un análisis publicado en la revista Harvard Business Review, hecho por los consultores en liderazgo Jack Zenger y Joseph Folkman, entre gerentes de un máximo de 30 años, el 44% se encontraba en el cuartil superior de eficacia general de liderazgo y entre los líderes de 45 años a más, solo el 20% estaba en el cuartil superior.

De estas observaciones determinaron que los líderes jóvenes abrazan los cambios, saben entusiasmar a los demás en el cumplimiento de los objetivos, aceptan y solicitan retroalimentación con más frecuencia, además de que harán todo lo posible por lograr los objetivos pues tienen una alta necesidad de logros.

¿Y qué beneficios trae tener un líder de 40 años o más? Según el nivel de preparación que tengan y sus preferencias, un líder de más de 40 años podría tener un perfil más de gestor y de visionario, de acuerdo a una investigación de la consultora Verne Future Mindset que clasifica a los líderes en función a sus aptitudes, de la siguiente manera:

Líder visionario (40-60 años). Es el que marca el rumbo de la organización en la incertidumbre, tomando decisiones en función al análisis de datos y siendo firme, en base a su experiencia.

Líder gestor (30-50 años). Es quien traslada la mentalidad futurista de los responsables a los mandos medios. Debe ser capaz de inspirar a los grupos y confrontar estructuras heredadas.

Líder flexible (28-40 años). Es quien comprende la estrategia y la traslada al nivel operativo. Siempre busca la mejora de los procesos a través de las nuevas herramientas digitales.

Líder digital (28-35 años). Es joven, tecnológico y siente lo digital como parte de sí mismo. Guía a equipos jóvenes trasladando la cultura de manera rápida.

Líder ágil (25-35 años). Está convencido de que su propuesta de valor sumado al poder de la tecnología le permitirá la escalabilidad que necesita para hacer crecer su ‘startup’.

En cambio, Antonio Núñez, senior partner de Parangon Partners y fundador de la Asociación de Alumni de la Harvard Kennedy School, considera que es poco útil juzgar a los líderes por su edad. “Nos encontramos con líderes senior que están en un momento de madurez profesional muy importante, pero también líderes jóvenes que pueden aportar mucho en un momento de transformación digital”, explica.

Para Esther Carrera, senior director en PageGroup, un buen líder es una persona orientada tanto a personas como a resultados, con un alto sentido ético, capaz de transmitir entusiasmo y mover a toda la organización en la misma dirección. “Un buen líder tiene la capacidad de hacer que las cosas sucedan, pasando de la estrategia a la acción y está 100% orientado a la innovación y al emprendimiento”, agrega.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

40 años, Jefatura, Líder

Mas artículos del autor:

"Asbanc: “La competencia no solo es bienvenida, es necesaria”"
"Asbanc: “La competencia no solo es bienvenida, es necesaria”"
"¿Cómo aprovechar un cambio para mejorar la productividad?"