Los discípulos de López Aliaga

Al igual que su líder, Rafael López Aliaga, varios alcaldes de Renovación Popular parecen estar usando sus cargos para premiar a sus aliados ideológicos y hasta a ellos mismos.

Luego del triunfo en las elecciones municipales de 2022, la popularidad de Rafael López Aliaga entró en una notoria curva descendente. Entre los principales cuestionamientos al alcalde de Lima se encontraba la falta de obras que tengan un impacto significativo en la calidad de vida de los limeños. Sin embargo, mientras la gestión de López Aliaga se inundaba de críticas y promesas de campaña incumplidas, puertas adentro de la Municipalidad de Lima se vivía una fiesta interminable.

Indiferentes a las críticas y necesidades de los limeños, la gestión de López Aliaga empezó a destinar una importante cantidad de tiempo y presupuesto para realizar homenajes y entregar medallas a un grupo de personajes que no sólo no habían tenido ningún tipo de contribución a la ciudad que los haga merecedores de este tipo de distinciones sino que, además, algunos de ellos son conocidos por fomentar la homofobia y el machismo.

En esta lista destacaban los nombres de Agustín Laje, escritor argentino famoso por su discurso de odio contra la comunidad LGTBI, el cineasta Eduardo Verástegui, vinculado al grupo ultraderechista denominado Foro de Madrid, y hasta la actualmente suspendida fiscal de la Nación, Patricia Benavides. Acorde a lo publicado por el portal Wayka en octubre del año pasado, el gasto en las medallas bañadas en oro, recordatorios de vidrio grabado y bandas municipales superaba los veinticinco mil soles.

Sin embargo, premiar a este tipo de personajes no sería una exclusividad de la gestión de Rafael López Aliaga. Tal como pudo comprobar Sudaca, son varios los distritos con alcaldes de Renovación Popular en los cuales se ha vuelto una práctica común utilizar el dinero de los contribuyentes para homenajear a los aliados del partido celeste.

OTRA VEZ LA MOLINA

La Molina es uno de los distritos cuya máxima autoridad pertenece al partido que tiene como líder a López Aliaga, pero también se ha convertido en uno de los más cuestionados debido a la gestión del alcalde Diego Uceda. En los meses recientes, Sudaca ha informado una serie de irregularidades que han colocado a la Municipalidad de La Molina en el ojo de la tormenta.

En lo que respecta a los homenajes, La Molina parece haber seguido el ejemplo de su líder partidario y ha destinado una considerable cantidad de tiempo y dinero para condecorar a personajes que parece estar más cercanos a la simpatía del alcalde que al bienestar de este distrito.

Entre estos polémicos homenajeados que recibieron la Medalla de La Molina se encuentra  Ántero Flores Araoz, quien tiene como antecedente político más reciente su colaboración con Manuel Merino en noviembre del 2020 cuando aceptó el cargo de primer ministro. Pese a la indiscutible evidencia de la represión sufrida por los ciudadanos que protestaban y hasta por los comunicadores que cubrían estas manifestaciones, Flores Araoz nunca aceptó la responsabilidad del gobierno de Merino en estos actos violentos y lo defiende hasta la fecha.

Informe Cristian Rebosio

Otro de los homenajeados fue Ernesto Blume, el expresidente del Tribunal Constitucional que a finales del año pasado se mostró como una de las voces que defendían la irregular liberación de Alberto Fujimori. Pero Blume y Flores Araoz no son los únicos homenajeados que casualmente se alinean con las posturas ideológicas del partido del alcalde de turno. En esta lista también figura el nombre de Miklos Lukacs, un docente universitario conocido por su postura en contra de la comunidad LGTBI, difundir teorías conspirativas y hasta por tener una posición antivacunas durante la pandemia del Covid.

En estas ceremonias que se realizaron en el marco del aniversario 61º y 62º del distrito, la gestión de Uceda también condecoró al exministro aprista José Antonio Chang, a la actual rectora sanmarquina Jeri Ramón, quien se ha posicionado como enemiga de la reforma universitaria, y a Gladys Echaíz, congresista que actualmente integra la bancada de Renovación Popular. Además, por pedido del Apra, la Municipalidad de La Molina aceptó entregarle la Medalla de La Rinconada al partido de la estrella.

Informe Cristian Rebosio

Sudaca accedió a la proforma que recibió la municipalidad para las quince medallas enchapadas en oro que se pidieron sólo para el 2024. Tal como se puede observar en la imagen, el costo de cada una de estas medallas ha sido de cuatrocientos soles y tan sólo en las medallas el gasto alcanzó los seis mil soles.

Informe Cristian Rebosio

Paradójicamente, pese a que el alcalde de este distrito estuvo recientemente involucrado en una denuncia por una situación de violencia contra Milagritos Quintana, teniente alcalde de La Molina, en esta lista de homenajes también se ha sumado el que su municipalidad he realizado este viernes por el Día de la Mujer y que ha tenido entre las personalidades invitadas para ser homenajeadas a la congresista Milagros Jaúregui, quien también es parte de Renovación Popular y, aunque preside la Comisión de Mujer y Familia, optó por ignorar el caso de Quintana cuando ella fue a explicarle su situación a su despacho.

LOS CONTRADICTORIOS VIAJES BARRANQUINOS

Otra de las gestiones criticadas es la de Barranco. La alcaldesa de este distrito, Jessica Vargas, ha podido conocer México y Chile durante su primer año en el cargo. Según los documentos que pudo revisar Sudaca, el propósito de estos viajes era que Vargas pueda asistir a eventos relacionados con la implementación de tecnologías verdes y la asistencia al congreso denominado “Hacia ciudades cero residuos”.

Informe Cristian Rebosio 

No obstante, la postura de la alcaldesa de Barranco durante su gestión parece estar alejada de este tipo de iniciativas ecologistas y, en más de una oportunidad, sus vecinos han hecho público su descontento por la tala de árboles y los impedimentos que existen en este distrito para realizar eventos como una feria ecológica.

Informe Cristian Rebosio

Pese a que Rafael López Aliaga y los otros alcaldes de Renovación Popular apenas llevan un año y dos meses en el cargo, el uso de recursos para fines que están más cerca de ir en  favor de intereses partidarios que del bienestar colectivo de sus vecinos empieza a condenarlos a una desaprobación cada vez mayor y que incluso parece no tener marcha atrás.

Tags:

Municipalidad de La Molina, porky, Renovación popular, Uceda

Mas artículos del autor:

"¿Sunedu sin filtros?"
"Juan Carrasco y millones de sospechas"
"La cortina misteriosa"
x