Alan-Salinas

Los paréntesis

“Para mi columna de hoy quisiera escribir sobre los paréntesis de la vida. Esos paréntesis que te permite poner en perspectiva la biografía a través de los viajes o los cuartos de un hotel”.

Para mi columna de hoy quisiera darme una pausa de escribir sobre política. Para mi columna de hoy quisiera escribir sobre los paréntesis de la vida. Esos paréntesis que te permite poner en perspectiva la biografía a través de los viajes o los cuartos de un hotel. Escribo esto de madrugada, producto de los sueños cortados que, desde hace mucho, tengo. No sé por qué, pero ahí están, persiguiéndome cual gato en búsqueda de su bola de hilo. 

Esas perspectivas que quiero resaltar hoy están acompañadas de las canciones de Sabina que, siempre, viajan conmigo. Viejo maravilloso el andaluz. Hace unos años escribí sobre él. ¡Qué genio creador! Tiene siempre las palabras precisas y en cuartetos. Es el poeta del siglo de oro en tiempos de metales y costumbres maleables. 

Como diría Sabina: “me dirijo a la inmensa minoría, que es grande” para pensar lo siguiente: ¿dónde militamos cotidianamente?, ¿es militancia o simplemente rutina?, ¿qué nos gobierna o qué gobernamos diariamente? Quisiera responder más allá de la política.  Voy en búsqueda de las vivencias o mejor dicho de esas prácticas que ante gente nueva que uno conoce los pone bajo la tarima para poder comunicarse y relacionarse.

¿Militamos realmente en nuestras vivencias?, ¿nos apasiona? Parte de ellas, creo yo, es militancia y rutina. Ambas cosas van de la mano. Militamos en aquellas situaciones que nos apasiona, pero poniendo en práctica ciertas actitudes recurrentes para llevar adelante dichas ocasiones que se nos presenta e inventamos en algunas que nos parece interesante hacerlo. Son las ambas caras de la luna que no pueden ocultarse, que conviven, que están ahí de manera cómplice. “Son los enemigos íntimos”, como diría Sabina.

¿La gobernamos o somos gobernados por ella? Pues no hay un límite entre ambas, pero sí una línea discursiva que te permite estar gobernando y ser gobernado por tus situaciones. No todos tenemos controlados nuestros actos, hay siempre atisbos de consecuencias no previstas con las que hay que sortear para salir bien librados o caer elegantemente, si eso está permitido.

Quisiera tener las palabras precisar de Joaquin Sabina para ilustrarlo de otra manera, pero es lo que el momento y la madrugada me ha permitido, por ahora, escribirlo.

Tags:

Biografía, militancias, Paréntesis, rutinas, Sabina

Mas artículos del autor:

"Notas sobre política"
"¿En qué sociedad se hace política actualmente?"
"La agenda pendiente del Perú"
x