Alonso-Rabi-Do-Carmo

Escalas trílcicas

"El volumen merece detenida atención: se trata de un singular ejercicio hermenéutico y al mismo tiempo un esfuerzo divulgativo, una lectura estructurada del enigmático título vallejiano."

En el año del  centenario de Trilce, de César Vallejo, los homenajes, las lecturas y discusiones nuevas y renovadas no se han hecho esperar. Es lo justo, tratándose, acaso, del libro más emblemático de la vanguardia en nuestra lengua y un referente universal indiscutible.

La aparición de Trilce, como se recuerda, no fue un suceso inadvertido; de hecho su recepción fue altamente problemática, en la medida en que suscitó una agria polémica entre lectores y críticos que aún enarbolaban las banderas modernistas (el estilo de Darío o de Chocano como ideales) y aquellos que ya abrazaban con entusiasmo las ideas de ruptura e innovación en las artes, en este caso, la poesía.

La polémica, que tuvo momentos de interés, terminó en diatribas y en gestos de espectacularidad histérica que poco o ningún favor hacían a la discusión poética. Han pasado cien años y el lugar de Trilce no es negociable: leer sus páginas asombrosas, entender los múltiples sentidos de su radical aventura expresiva, es fundamental para atisbar no sólo la obra vallejiana sino para entender la idea misma de poesía. En este caso, una poesía cuyo lenguaje vuelve sobre sí mismo para volver renovado cada vez que nos enfrentamos a ella.

Por esa razón creo que es importante saludar la aparición de Trilce poema por poema que han acometido Alejandra Hibbett y Víctor Vich, dos destacados académicos de la Pontificia Universidad Católica del Perú. El volumen merece detenida atención: se trata de un singular ejercicio hermenéutico y al mismo tiempo un esfuerzo divulgativo, una lectura estructurada del enigmático título vallejiano.

Cada poema viene acompañado de un comentario que plantea una lectura general del poema y que luego se concentra en el análisis de sus rasgos centrales y de las posibles direcciones que podría tomar su significado. La lectura de Hibbett-Vich tiene un carácter ecléctico (es decir, no asume un molde teórico excluyente) y su eje central está, sobre todo, en una relación cercanísima con el propio poema.

De esta manera se intenta aprehender las bases de un universo cuyo sentido es siempre huidizo y siempre abierto a la interpretación. Y aunque está lectura implica la revisión exhaustiva del canon crítico alrededor de Trilce, nuevas posibilidades de sentido afloran, con una previa (y necesaria) advertencia de los autores: “Intentar tener la última palabra sonre un poema de Trilce es dejar de ser trílcico. Estas no son las únicas maneras de leer los poemas y, más bien, hemos buscado motivar nuevos diálogos ” (p.23).

Hay que resaltar el ánimo pedagógico que late en este proyecto. Trilce no es de ninguna manera un castillo inexpugnable, pero comprendiendo que su sentido tiene un dinamismo particular, que su lectura es un trabajo en progreso permanente. En síntesis, estamos ante un volumen que permite a legos recordar el canon crítico y observar las líneas que trazan una nueva lectura; y a los profanos, una puerta de entrada a uno de los universos de sentido más fascinantes de la poesía. Lograr ambas cosas no es poco.

Alejandra Hibbett y Víctor Vich. Trilce poema por poema. Lima: Pesopluma, 2022.

 

 

Tags:

Trilce

Mas artículos del autor:

"Frescas (y necesarias) palabras"
"Mirar la tradición"
"Escalas trílcicas"
x