Ricardo Letts

¿Qué es realmente la informalidad?

"En la práctica considero que lo que hemos tenido en el Perú es un gigantesco programa de subsidio a la informalidad que no ha sido diseñado ni ejecutado de manera planificada, sino que se ha dado de manera natural y tácita."

¿Qué es ser informal? 

Leyendo un estudio del 2007 llamado “Causas y consecuencias de la informalidad en el Perú”, hecho por Norman Loayza, economista del Banco Mundial, encontré la definición que hizo Hernando de Soto en su momento: “El sector informal está constituido por el conjunto de empresas, trabajadores y actividades que operan fuera de los marcos legales y normativos que rigen la actividad económica.”

Así como está escrita esta definición podría incluir al robo como actividad informal al ser también un negocio que opera fuera del marco legal. Una mejor definición podría ser: “El sector informal está constituido por el conjunto de empresas, trabajadores y actividades que pudiendo ser legales deciden operar fuera de los marcos legales y normativos que rigen la actividad económica.” 

¿La venta ambulatoria podría ser legal, pero decide ser ilegal? Si. ¿La minería informal podría ser legal, pero decide ser ilegal? Si. ¿El robo podría ser legal, pero decide ser ilegal? No, nunca podría ser legal. 

Después de corregida la definición esta aún sigue siendo bastante amplia e incluye actividades que pueden tener dimensiones muy distintas. Para poder diferenciarlas podríamos tomar como criterio su grado de ilegalidad. 

En el extremo de menor ilegalidad tenemos a la venta ambulatoria o la agricultura rural de subsistencia, que son negocios unipersonales o familiares. En el extremo de mayor ilegalidad tenemos a la minería ilegal, la tala de madera ilegal o el tráfico de terrenos que son actividades empresariales que involucran personal, maquinaria, transporte, movimiento de tierras, etc. 

Los negocios informales unipersonales generan pocos ingresos y mínima rentabilidad, cometen infracciones menores y resuelven necesidades básicas de subsistencia. Los negocios informales empresariales generan muchos ingresos, pueden ser bastante rentables, incumplen con muchas normas (tributarias, laborales, ambientales, municipales entre otras) y son una fuente de lucro que va mucho más allá de las necesidades básicas de los trabajadores involucrados. 

Está claro que el grado de ilegalidad de la actividad está directamente correlacionado con el nivel de ingresos y rentabilidad que genera. A más grande el negocio, genera mayores ingresos y rentas, evade más impuestos e infringe más normas. 

Podríamos concluir que tenemos dos tipos principales de actividades informales: las unipersonales y las empresariales. Teniendo las primeras menor impacto que las segundas. Habiendo dicho esto hay que tener en cuenta que algunas actividades informales unipersonales pueden convertirse en un fenómeno de alto impacto, como cuando la venta ambulatoria es masiva o el transporte informal invade una ruta.

¿Por qué hay informalidad? 

Hace unos días el periodista Jaime Chincha entrevistaba a Kurt Burneo, economista, ex viceministro de Hacienda, y le preguntaba: ¿Porque es tan difícil formalizar al Peru? Burneo responde: “Hay una asimetría entre los costos y los beneficios de la formalización, cuando un informal decide formalizarse, le cae la municipalidad a pedirle la licencia, le cae la Sunat a pedirle su RUC, le cae sanidad a revisar la salubridad de sus trabajadores, se trata de costos que son absolutamente ciertos y van desde el primer momento. Es un análisis básico de costo beneficio. Tienes una serie de costos pero los beneficios son inciertos. Puedes convertirte en sujeto de crédito por ser formal pero otra cosa es que el banco te preste. Entonces si tienes beneficios inciertos y costos ciertos, los informales deciden seguir en esa condición. Si no se reconoce esa asimetría poco vamos a avanzar respecto a la informalidad. ¿Qué le ofrecemos al informal como beneficio concreto si cambia su condición?”

Norman Loayza, en su estudio, coincide con Burneo y dice: “La informalidad surge cuando los costos de circunscribirse al marco legal y normativo de un país son superiores a los beneficios que ello conlleva.” 

Sin embargo, planteado de esa forma el análisis puede ser engañoso. 

Ser informal conlleva claros beneficios de evasión tributaria al ahorrarse tanto el pago del 18% de impuesto general a las ventas como el 30% de impuesto a la renta. Por otro lado, también permite ahorrarse los diversos trámites e inversiones que requiere la formalidad. ¿Como consideramos la pérdida de esos ahorros al formalizarse? ¿Como un costo de la formalización? Desde el punto de vista del informal sin duda es un costo en el que incurre al formalizarse. 

En un contexto en el cual el negocio informal tiene bajas probabilidades de recibir una sanción por evasión de impuestos no tiene mucho sentido pretender que el problema de la informalidad está en que no haya suficientes beneficios para formalizarse. El problema más bien esta en el costo que implica dejar de evadir impuestos y trámites.

Las empresas formales pagan sus impuestos porque saben que las sanciones por no pagarlos son importantes y que la probabilidad de recibir una sanción es alta. Si esto no fuera así las empresas formales preferirían evadir impuestos e incrementar su rentabilidad. Antes de que la SUNAT se ordene y profesionalice en los noventa la evasión tributaria era mucho mayor a la actual.

Ser informal también implica ahorrarse todo tipo de controles regulatorios. Por ejemplo, la SUNAFIL solo fiscaliza empresas formales. INDECOPI lo mismo. A las entidades gubernamentales se les hace muy difícil fiscalizar a una empresa informal que no tiene razón social, ni direccion, ni representante legal, ni activos identificables.

Me parece que los economistas están abordando el tema de forma equivocada, el problema no es que falten beneficios para la formalización sino más bien que faltan sanciones (costos) para el que no se formaliza.

En la práctica considero que lo que hemos tenido en el Perú es un gigantesco programa de subsidio a la informalidad que no ha sido diseñado ni ejecutado de manera planificada, sino que se ha dado de manera natural y tácita. El Estado ha permitido que suceda, ha tomado la decisión de no sancionar a diversos negocios informales probablemente porque consideraba que los involucrados estaban en situación de pobreza y estos negocios ayudaban a la economía de subsistencia de una parte de la población. Además, sancionarlos sería muy impopular.

De hecho, muchos consideran que la razón por la cual el Perú no ha tenido el nivel de protestas que Chile es porque nuestra informalidad es una válvula de escape que permite que la sociedad tenga espacios de solución a diversos problemas económicos y sociales.

Sin embargo, hay que diferenciar entre la informalidad que sirve como alivio a la pobreza de la que permite que negocios con grandes ingresos evadan impuestos y regulación. 

El problema de la informalidad no es que falten beneficios para formalizarse, sino que no se están aplicando las sanciones que corresponden. Considero que hay que continuar siendo laxos con la formalidad a nivel individual en grupos de extrema pobreza, pero ser mucho más exigentes y aplicar las sanciones que correspondan a todo lo que signifique informalidad empresarial.

Mas artículos del autor:

"¿Qué se requiere para que la vida sea más justa?"
"¿Por qué el mundo moderno es tan feo?"
"¿Qué es realmente la informalidad?"
x