Silvia-Arispe-Bazán

Retorno realmente seguro a clases

La tasa de embarazo (13%) adolescente en el Perú́ no ha disminuido en los últimos 30 años y el acceso a la salud sexual y reproductiva es la política que más interrupciones ha sufrido entre 2006 y 2014.

 

Querida Manuela,

Hace poco me preguntaste qué se estaba haciendo por el futuro de la República en este Bicentenario. Te cuento que entre la última carta y esta el Presidente de Perú, Pedro Castillo, jurarmentó este martes a un nuevo gabinete encabezado por el exministro de justicia Aníbal Torres, el cuarto en los seis meses que lleva este Gobierno. Vamos cuatro en menos de un año. ¿Puedes creer eso? El anterior primer ministro, Héctor Valer, renunció apenas tres días después de haber sido nombrado en medio de acusaciones de violencia familiar, esto hace ver lo importante que son para la opinión pública los temas de violencia basada en género.

Una encuesta de las Naciones Unidas (ONU), Mujeres a nivel mundial (2021), ha mostrado la difícil situación de las mujeres durante la pandemia: el acceso al empleo disminuyó en un 85%, el acceso a servicios médicos disminuyó en un 73%, a los servicios sociales en un 70%, la asistencia jurídica y acceso a alimentos en un 66% y el acceso a asistencia psicológica en un 64%. Las medidas de mitigación por el covid 19, como el aislamiento, han generado respuestas traumáticas. Vinculada a la violencia basada en género están los grupos vulnerables, donde se encuentran las niñas, niños y adolescentes.

Como te comenté hace algunas cartas, parece que la opinión pública no sabe que en los últimos seis años, 6402 niñas y adolescentes menores de 14 años se convirtieron en “madres”. En promedio son cuatro casos diarios. Esto nos lleva a ver que la tasa de embarazo (13%) adolescente en el Perú́ no ha disminuido en los últimos 30 años y el acceso a la salud sexual y reproductiva es la política que más interrupciones ha sufrido entre 2006 y 2014. Ellas tenían derecho a acceder al Protocolo de Actuación Conjunta (Minsa 2016-2020).

Para fines de 2021, más de 3400 niñas, adolescentes y mujeres han sido reportadas como desaparecidas en Perú, lo que representa un aumento del 16 % frente al mismo periodo del año anterior. 11 601 niñas, adolescentes y mujeres fueron reportadas desaparecidas (MIMP – marzo 2020 a febrero 2021). Para julio de 2021, de los 417 menores desaparecidos, 363 era niñas y 54 niños.

En teoría faltan pocos días para el regreso de los niños, niñas y adolescentes al colegio presencial y/o semipresencial (N° 531-2021-MINEDU) y te comento que estoy preocupada porque debido a tantos cambios en el Gobierno puede que esto no se haga realidad. Tener a los niños alejados de las escuelas tanto tiempo es preocupante. Ellos son el futuro y debemos asegurar su desarrollo y educación. Por ello, considero que el retorno debería ser un compromiso de todos y todas.

Es importante analizar los posibles riesgos de la vuelta a clases para poder mitigarlos, y es por eso que se debe otorgar buena infraestructura dentro y fuera de los colegios; dotar a las escuelas de personal docente, auxiliar y administrativo capacitados y motivados; implementar seguridad ciudadana que garantice un desplazamiento adecuado en los servicios públicos y asegurar la salud con la vacunación completa y dándole especial atención a la salud mental.  Queda claro que con la poca estabilidad del Ejecutivo y un sector educación sin rumbo desde hace varias decadas, son los gobernadores regionales, alcaldes provinciales y distritales quienes deben poner de su parte para que el retorno sea realmente seguro. Si algo ha mostrado esta pandemia es que no podemos trabajar de manera aislada, sino coordinando intergubernamentalmente. Todos deberíamos estar comprometidos con el retorno de los más pequeños.

 

 

 

Tags:

Pedro Casrtillo

Mas artículos del autor:

"Más diálogo y menos armas"
"La fuerza y el Sur"
"Cartas 2023"
x