Arispe Bazan, Silvia

Fútbol sí, lo demás no importa

"Más allá de los patrocinadores particulares de cada selección, 17 patrocinadores del Mundial, siete corresponden a los socios oficiales de la Fifa donde se encuentran Adidas, Coca-Cola, Wanda, Hyundai, Visa, Qatar Energy y Qatar Airways. Concretamente, la organización obtendrá un 29% de los ingresos totales de la competición, 1.207 millones de euros, de patrocinio. ¿Eso es suficiente para pasar por alto la realidad social y de violaciones de derechos humanos de los ciudadanos y ciudadanas de Qatar?"

Querida Manuela,

Se está acabando 2022 y con ello vienen las fiestas de fin de año que siempre son una locura aquí en Lima. El tráfico, las reuniones, las donaciones y el sol que va acercándose cada vez para darle paso al verano. No es que quiera prenderme con el tema del fútbol y el machismo, pero, continuando con nuestra última carta, este domingo 20 de noviembre empieza oficialmente el Mundial de Fútbol en Qatar. ¿Tú me preguntarás donde queda Qatar? Es un emirato, es decir, un territorio político bajo la administración de un emir o monarca. Este pequeño país se encuentra localizado en una península dentro de la península arábiga y su capital es la ciudad de Doha. Es bastante lejos y diferente. 

Manuela, en Qatar se reprimen la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad de asociación; los juicios no siguen el debido proceso y lo más preocupante son los derechos de mujeres y personas de la comunidad LGTBQ, ya que en pleno siglo XXI vienen sufriendo discriminación ante la ley y en la práctica. Tú me preguntaras que tiene que ver esto con el fútbol ya que no tienen relación directa con el deporte. Error, si tienen un efecto, así como un mensaje a la imagen del deporte.

El emir de Qatar ha destinado más de US$ 220.000 millones a los preparativos para el Mundial, en la construcción de kilómetros de autopistas, un sistema de metro, un nuevo aeropuerto, estadios y rascacielos. Para ellos, el gran impulso al mundo del deporte les va a dar una imagen de país global y alentar a las inversiones. Esta es la visión del líder de esa nación, el jeque Tamim bin Hamad al Zani. El fútbol se convierte entonces en un medio para lograr que millones de ojos y cientos de miles de espectadores internacionales se enfoquen en esta pequeña península desértica. Sirve de tonto útil para promover la imagen, así como la economía local. 

Como te mencione, existen violaciones sistemáticas a los derechos humanos en el país, las condiciones laborales terribles de los obreros migrantes donde muchos murieron en sitios de construcción relacionados con la Copa del Mundo, así como la penalización a la diversidad sexual son razones poderosas para no legitimar este mundial. 

El fútbol como negocio no tiene excusa para no tomar en cuenta esta realidad. Las empresas privadas tienen que cumplir con las normas de derechos humanos. Las obligaciones de las empresas de cumplir internamente con postulados de derechos humanos es parte de una doctrina de Naciones Unidas que lleva años consolidándose. En este caso son 17 las marcas patrocinadoras de la Copa Mundial de la Fifa. En pleno siglo XXI no cabe que las empresas enfrenten dilemas para patrocinar evento como he leído en algunos artículos. Es claro que no debe de existir dilema. Las empresas tienen responsabilidad en su marca e imagen para proteger la no violencia y los derechos humanos. Hoy el impacto de una marca no es solo por cómo esta constituida y sus políticas internas, sino también el uso de la imagen. Por ello, considero que debemos conocer como consumidores las marcas y los mensajes que dan.

Más allá de los patrocinadores particulares de cada selección, 17 patrocinadores del Mundial, siete corresponden a los socios oficiales de la Fifa donde se encuentran Adidas, Coca-Cola, Wanda, Hyundai, Visa, Qatar Energy y Qatar Airways. Concretamente, la organización obtendrá un 29% de los ingresos totales de la competición, 1.207 millones de euros, de patrocinio. ¿Eso es suficiente para pasar por alto la realidad social y de violaciones de derechos humanos de los ciudadanos y ciudadanas de Qatar? 

Tags:

cartasamanuelasaenz, copamundial, derechoshumanosfifa, Derechoshumanosqatar, Fifa, futbolyderechoshumanos, mundialqatar2022, qatar2023

Mas artículos del autor:

"Fútbol sí, lo demás no importa"
"Las niñas y la vacancia"
"La esperanza de la declaración de Lima"
x