mamá emprendedora

¿Cuáles son los retos de las mamás emprendedoras?

En el Perú hay más de 8 millones de mamás. Y más de un millón de negocios son dirigidos por mujeres. Muchos de estos son liderados por madres que encontraron en el emprendimiento una forma de generar recursos, pasar más tiempo en familia y responder a las necesidades del mercado.

Griela Pérez es una joven empresaria cusqueña que busca -con su negocio- hacer que los peruanos revaloremos nuestra cultura. Con su negocio, vende polleras bordadas por artistas ayacuchanos, puneños, huanuqueños, huancaínos y cusqueños. Su idea: hacer que la pollera sea una prenda de moda y que transmita nuestra identidad. Pero esta iniciativa no hubiese sido posible si es que Griela no hubiese querido dejarle un legado a su hija, Agustina.

Creo las Polleras de Agus (denominación derivada del nombre de su pequeña), no solo para generar ingresos sino también para dejar una lección de mamá a hija: siéntete orgullosa de quién eres y de tus orígenes.

Hoy Las Polleras de Agus no solo se venden en el Perú, también han exportado a África, Italia, Australia, Estados Unidos, España y Alemania. “Mi hija fue mi gran inspiración”, dice esta madre emprendedora que, como muchas mamás peruanas, batalla – a diario- contra el tiempo, el cuidado de los hijos y la gestión del hogar.

Pero, así como a Griela podemos mencionar a Mariana Costa Checa, joven madre y emprendedora social. Creó Laboratoria para capacitar a mujeres en el sector tecnología e ingresen a un mercado dominado por hombres, como es la tecnología.

O Isabel Álvarez que convirtió -en plena crisis económica en los años ochenta- un emprendimiento gastronómico en uno de los restaurantes más prestigiosos del país, en la actualidad: El Señorío de Sulco.

Son historias inspiradoras que nos retratan la capacidad de la mujer peruana para ser resilientes, creativas y con capacidad de liderazgo para enfrentar un mercado competitivo. En palabras del periodista especializado en temas económicos, Carlos Orjeda: “Son mujeres batalla”. Sin embargo, tienen muchos retos por delante.

Cifras de las mamás emprendedora

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), hoy 8 millones 664 mil madres celebran su día. Pero una cifra del Ministerio de la Producción llama la atención: 1.5 millones de micro y pequeñas empresas son lideradas por mujeres en todo el Perú. Muchas de ellas son mamás.

La siguiente data nos ayudará a entender el panorama:

De acuerdo al Estudio Nacional de Hogares de 2015 (ENAHO PERÚ), las madres emprendedoras representan el 33% de las más de 5 millones de mamás entre 18 y 70 años.

De este 33%, el 45% de las madres emprendedoras están dentro del sector comercio, el 28% se desempeñan en el sector servicios, el 16% en el sector agropecuario y el 10% en el sector producción.

Estas cifras hacen preguntarnos ¿Cuáles son los retos de las mamás emprendedoras?

Para Andrea Rivas, Coordinadora Senior de Emprendimiento en Emprende UP, los principales retos que debe asumir una mamá emprendedora son: La gestión del tiempo. En la mayoría de los casos tiene que organizarse para atender el hogar, los hijos y ella misma, por lo que asegura -en el hogar- debe haber un rol compartido, donde los hombres tengan igual participación que las mujeres.

“Esto es super importante. En el hogar se debe compartir roles. Las preocupaciones de las mamás emprendedoras, más allá del trabajo (en estos tiempos de COVID-19) van porque su familia no se enferme; y si hay un enfermo, ellas suelen asumir los cuidados. Es decir: Tiene que ser mamá, esposa, enfermera, profesora porque ahora las clases son virtuales y también emprendedoras”, señala, con preocupación y sin ánimos de romantizar los múltiples roles que asumen las mujeres en el hogar, en el trabajo y en nuestra sociedad.

Poco acceso

La experta señala que otro de los retos a superar es la brecha de financiamiento, ya que no suelen acceder a préstamos bancarios con facilidad. Los motivos: sueldos bajos, trabajo en informalidad o no remunerado. Recordemos que, según el INEI, las mujeres ganan en promedio 31.8% menos que sus pares hombres; 7 de cada 10 mujeres trabajaba en el sector informal y solo el 34.7% de las trabajadoras tienen acceso al sistema de pensiones

Otro reto -asegura Rivas- es la tecnología: “Hoy las mamás emprendedoras han tenido que digitalizarse para poder subsistir”, señala, y especifica que no hay un rubro específico para el desarrollo de los emprendimientos en donde las mamás incursionen con mayor frecuencia. “Están en todos los sectores”, enfatiza.

Están en el rubro gastronómico (ayer en Sudaca contamos la historia de las mamás cocineras de Tappers); otras se desarrollan en el sector tecnológico o, incluso -afirma Rivas- trabajan en el empoderamiento femenino, como Sicurezza de Ileana Tapia que, a través de la venta de prendas íntimas femeninas, busca empoderar a las mujeres y cultivar el amor propio.

“Para emprender, las mamás y en general las mujeres, tienen que darse cuenta cuál es el mercado al que irá su producto y qué ésta tenga una propuesta de valor. Además, debe capacitarse. Esto les permitirá generar mayores ingresos y generar más emprendimientos”, señala Rivas.

¿Por qué emprenden?

Para Pía Olea, abogada especialista en género, diversidad e inclusión y Directora de Consultoría en GenderLab, las mujeres emprenden porque -en muchos casos- resultan menos atractivas para el trabajo dependiente, tema que está muy ligado a la maternidad.

Además, señala, también emprenden porque tienen remuneraciones más bajas que los hombres, como lo hemos demostrado líneas arriba.

También emprenden, señala: “Porque observan una oportunidad nueva en el mercado, además de hacerlo por necesidad. Sobretodo ahora que estamos golpeados por el Covid-19 y más mujeres que hombres han perdido su trabajo”, indica. Según IdehPucp, la población de mujeres económicamente activa disminuyó, en Lima Metropolitana, 52.3% en el segundo trimestre del 2020. 4.6% más que la PEA de hombres.

¿Por qué históricamente se le ha complicado más a las mujeres emprender o desarrollarse en el mercado laboral?, le preguntamos.

“Es cierto que en los últimos años hubo un avance. Nadie puede decir que nos encontramos igual que hace 200 años. Evidentemente las mujeres hemos tenido un avance en derechos y oportunidades. Las mujeres hemos tenido un ingreso prominente en el mercado laboral y en la educación. Somos el 50% de las graduadas de las universidades. Cuando ingresamos a un trabajo dependiente, también somos el 50%. El problema viene cuando ascendemos”, señala.

Todo este coctel, donde además abunda el machismo y a las mujeres y madres se les complica conciliar el tiempo en familia con el trabajo, son retos que las emprendedoras deben enfrentar día a día. Emprender, para ellas y en especial para las mamás, es una tarea aún más complicada de lo que ya es.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Emprendedora, mamá emprendedora, Negocio

Mas artículos del autor:

"El emprendedor que lucha por un país inclusivo"
"El emprendedor que lucha por un país inclusivo"
"¿Qué sucede con las deudas de las personas fallecidas?"