Factoring foto

Factoring: ¿Cómo acceder?

Las tasas se encuentran en 1.5% y 2.5%. Estas cifras no han visto mayor variación en los últimos años

Según el Registro Central de Valores y Liquidaciones del Perú – CAVALI, hasta marzo del 2021, se registró un monto acumulado de S/43.779 millones financiados mediante factoring. La entrada de nuevos inversionistas ha permitido que el factoring pase de tener 11% de participación en el mercado a más de 23% en los últimos cinco años. Además, existen casi 70 empresas de factoring en Factrack, que están supervisadas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

El factoring o facturas negociables son una alternativa de financiamiento que permite que una micro, pequeña y mediana empresa obtenga liquidez de manera inmediata traspasando el cobro de la factura antes de su vencimiento a otra entidad.

“El factoring es una herramienta segura, 100% legal y dinámica que te da efectivo al instante. Asimismo, simplifica la cobranza y permite mejorar los indicadores que impactan en la calificación crediticia que servirá para acceder, a futuro, a crédito en el sistema tradicional”, explicó Claudia Suárez, vicepresidenta de relaciones de Aprofin y gerente sucursal Arequipa de Aprofin / Ban Pro.

Respecto a las tasas, estas se encuentran entre 1.5% y 2.5%. Percy Augustín, CEO de Digital factoring indicó que no se ha dado un cambio significativo debido al creciente número de empresas que compiten en este rubro. Además, el contexto económico pudo provocar que se incremente el precio pues existe un mayor riesgo en las empresas y una caída en la rentabilidad. Pese a esta situación, el que haya más entidades financieras ofreciendo factoring, ha permitido que la tasa se mantenga.

¿Cómo acceder al factoring?

Primer paso: El Factoring otorga capital a través de la venta de facturas por cobrar a una empresa especializada en este mecanismo: una empresa de factoring, un banco, una Sociedad Agente de Bolsa-SAB (sólo algunas) y/o una  Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión -SAFIs. Ésta hará una oferta por la factura, acotando el tiempo de espera para obtener el capital.

Segundo paso: La empresa especializada en factoring realizará la validación de la factura a través de Cavali quien coteja de forma automática con Sunat la autenticidad del comprobante de pago (factura comercial o recibo por honorarios) a partir del cual nace una factura negociable.

Tercer paso: Con esa información, la entidad de financiamiento con la que elijas trabajar hará la oferta en función al análisis de riesgo y la validación de la factura previamente realizada por Cavali.

Cuarto paso: Una vez coordinada la oferta que puede ser de hasta el 90% de la factura negociable, la entidad de financiamiento realizará el desembolso del monto evaluado en un plazo de días, o en algunos casos, horas. Esto reduce el tiempo de cobro de la factura que normalmente puede ser de 90 hasta 120 días.

Quinto paso: La factura negociable por la que se ha obtenido la liquidez se convierte en un título valor que tiene validez legal para activar procesos judiciales. Esto es importante ya que, de esta manera, el compromiso de pago se puede ejecutar de manera rápida si la empresa lo deudora incumple.

Mas artículos del autor:

"¿Es momento para renunciar a un trabajo?"
"¿Es conveniente tener mi dinero en cajas de ahorro?"
"Generación TikTok: ¿Cómo llegar a ellos?"