Nathan Nadramija

“Formalizar la economía y el empleo debería ser una política de Estado”

Economista y columnista de Sudaca, Nathan Nadramija, analiza por qué resulta poco atractivo, para muchas organizaciones y trabajadores, su camino hacia la formalidad. Asegura que esta problemática debe ingresar al debate público.

Economista, experto en políticas públicas, cofundador Foros Latam y columnista de Sudaca, Nathan Nadramija, asegura que la formalización de las empresas debe ingresar al debate público y afirma: “Todos debemos poner la formalización en agenda: El gobierno, el Congreso, los políticos en general, el sector académico, los medios, el sector privado y la sociedad civil”. Con él conversamos por qué resulta poco atractivo, para las organizaciones y trabajadores, ser formales.

-¿Por qué no resulta atractivo para las empresas, y sobre todo para las mypes, ser formales?

Formalizar la economía y el empleo debería ser una política de Estado para políticos de izquierda y derecha. Son muchas las razones por las que no resulta atractivo para las empresas ser formales.

-¿Cuál sería la primera de esas razones?

En primer lugar, las microempresas tienen baja productividad. Cuando uno piensa en una bodega o en un proveedor de servicios, como un electricista, y se pone a pensar que esta bodega o este electricista tiene un asistente que los ayuda en sus labores, entonces uno se pregunta: ¿Cuánto venden al mes? Dependiendo, 5 mil o 10 mil soles. Si da servicios, puede ser dos mil o 1500 soles. Pero a eso debes de quitarle el costo de brindar ese servicio o vender esos productos. Entonces aparece otra pregunta ¿Cuánta utilidad tienen al mes? Pues esa utilidad es bastante pequeña. Y cuando la tienes que distribuir entre el trabajador o el asistente y el dueño del negocio, pues muchas veces no llegan al sueldo mínimo. Entonces te preguntas: ¿Con un sueldo menor al mínimo, estarían dispuestas a pagar los costos de la formalidad? Es decir: pagar gratificación, comprar un seguro de salud, dar vacaciones pagadas, pues la respuesta es no, pues los números no cuadran. Esa es una primera gran razón, la baja productividad.

-Este panorama explica, en parte, el mayor porcentaje de informalidad…

Tenemos, en números gruesos, 30% de economía formal, de trabajadores formales. Tenemos 70% de trabajadores informales. De este 70%, yo creería que la gran mayoría está en esta situación en que la productividad por trabajador es tan baja que ni si quiera alcanza para pagarle bien a la persona. Y en número menor de casos, ocurre que el empresario decide no tener al trabajador en condiciones formales porque es muy oneroso. Tener a una persona por recibos por honorarios, genera múltiples diferencias entre lo que va a recibir la empresa y lo que recibirá el trabajador.

-¿Por ejemplo?

Si el trabajador está por recibos por honorarios y gana menos de 2400 soles, pues no hay una retención, no hay un pago de impuesto, porque hay un monto exonerado (7UITs) del Impuesto a la renta y tributariamente ese gasto, la empresa lo puede registrar. Entonces, la empresa paga, el trabajador recibe.

-¿Y qué ocurre si se tiene al trabajador en planilla?

Si estuviese en planilla, la empresa adicionalmente, debería pagar 9% de Essalud. Es decir que ya le subieron el costo, para tener a ese trabajador, un 9%. Y el trabajador debería tener AFP, eso significa que, al mes, le van a retener entre el 10 u 11% de sus ingresos. Entonces recibe menos.

Entonces, el trabajador y el empleador -con una visión cortoplacista- podrían encontrar que es mejor tenerlo fuera de planilla. Y claro, la explicación lógica es, si voy a estar en planilla y me vas a retener ese 10%, no me pagues ese sueldo, págame 10% más, de tal manera que al menos en líquido, en neto, reciba lo mismo. Pero el empresario puede decir: ‘¿Por qué pagarte 10% más si hay otros trabajadores en el mercado que están dispuestos a trabajar por recibo por honorarios?’ o, incluso, sin recibo por honorarios, con pagos en efectivo, sin ningún tipo de recibo, sin -ni si quiera- la formalidad tributaria. Estos problemas generan informalidad que se deben atacar con un paquete, una megareforma, que articulen múltiples soluciones, desde distintos ángulos que generen incentivos y condiciones.

-¿Cuáles serían esas reformas? En su columna ‘La formalización debe ingresar al debate’ señala que se deben apuntar a reformas en temas laborales, del sistema financiero y la protección social.

La salud no tiene por qué ser un sobrecosto para las empresas, sino el microempresario nunca pondrá en planilla a un trabajador, sino que tiene que ser financiado por el Estado, por el SIS y por la propia persona en caso quiera un servicio adicional.

Una segunda reforma tiene que ver con la reforma tributaria. La eliminación del RUS, la promoción de servicios empresariales, que permitan incrementar la productividad de las empresas y los trabajadores.

Una tercera reforma tiene que ver con la pensionaria. Si tú tienes que pagar entre el 10 u 11% de tu sueldo, como trabajador a tu Fondo de Pensiones y eres una persona que está en sueldo mínimo o menos, simplemente dirás: ‘No señor empleador, no me pague en planilla, no me retenga ese 11%. Para esas personas la retención por jubilación debería ser mucho menor, y eso sería un paso hacia la dirección correcta.

Y en el tema laboral, hay que seguir reduciendo sobrecostos, como la existencia de las gratificaciones. Esto tiene que traducirse en un sueldo anual.

-Además, debe haber un cambio de chip donde se entienda que las empresas deben ir hacia el camino de la formalización.

Acá debemos invitar a todos a ser parte del sistema. No hay nadie que sea muy pequeño, muy rural, muy agricultor, muy informal, para que esté fuera del sistema. En ese sentido, una declaración jurada de impuesto a la renta universal con beneficios, con devoluciones por compras formales, debería ayudar a dar incentivos a todos. Si compras formalmente con tu DNI, puedes llegar a tener bonos, vales por 20, 30 o 50 soles al mes, por tus consumos. Acá te devuelve el Estado. ¿Por qué? Porque eres formal y ayudas a que los demás sean formales, y cambias el chip de las personas.

Tags:

Formalizar economía, Formalizar empleo, Nathan Nadramija

Mas artículos del autor:

"Violencia de género: ¿cómo empezar a erradicarla en las empresas?"
"Campaña de Navidad: 4 consejos para realizar compras en línea sin temor a robos"
"Violencia de género: ¿cómo empezar a erradicarla en las empresas?"