Renzo Leon Velarde

¿Hay que PAGAR impuestos?

"Para que luego podamos evitar que ese tributo sea mal gestionado, nos toca hacer vida política activa. Desde la tribuna no se gana el partido."

Desde siempre y cuando hemos querido iniciar cualquier actividad para generar ingresos, hemos sabido que tenemos que PAGAR nuestros impuestos.

Si pones un negocio, ofreces un servicio, estás en planilla o incluso si te sacas la lotería. Por todo ingreso que percibimos, sea chico o grande, nos dicen que tenemos que PAGAR impuestos.

Pero ¿qué entiende el Estado por PAGAR cuando nos dice que lo hagamos? Yo creo que entiende algo diferente a lo que entiendo yo. Cuando yo pago por algo, es porque estoy ejerciendo mi voluntad de establecer un intercambio, a través del cual yo entrego el valor de algo que voy a recibir, ya sea porque lo necesito, me gusta o simplemente me provocó. Otra interpretación de pagar puede ser, por ejemplo, el devolver algo que se adeuda a un tercero por un préstamo previo o un crédito otorgado.

Entonces, cuando el Estado me dice que debo PAGAR mis impuestos (e incluso me da las facilidades de hacerlo ONLINE), en realidad está evocando en mi inconsciente la idea que voy a entregar dinero a cambio de algo y/o que le tengo una deuda por algo previamente recibido. Hasta donde recuerdo, a cambio de mis impuestos no me dan nada (pensándolo bien, ni las gracias) y es justo decir que no son generados por una deuda que yo le tenga a alguien, menos al Estado. Por lo tanto, mi cerebro rechaza esa supuesta obligación de PAGO que no cumple con ninguna de las definiciones que yo reconozco.

Parece absurdo, pero la mente es más compleja e interesante de lo que pensamos y el inconsciente colectivo es muy poderoso. Los impuestos no se PAGAN queridos amigos de recaudaciones (tampoco se recaudan). Los impuestos se TRIBUTAN. El impuesto (la parte de todo ingreso que se impone a ser compartida con la sociedad) se convierte en tributo cuando lo entregamos por el bien común.

Ahí es donde empezamos mal, cuando queremos exigir un PAGO a cambio de NADA en lugar de educar en el reconocimiento de la responsabilidad social de TRIBUTAR.

Y en la administración de ese tributo es donde pasamos de mal en peor, pero esa es materia de otro análisis. Por ahora solo diré que ni toda la corrupción del mundo ni toda la ineficiencia del mundo ni toda la burocracia del mundo pueden ser excusas para no cumplir con el deber de tributar. Para que luego podamos evitar que ese tributo sea mal gestionado, nos toca hacer vida política activa. Desde la tribuna no se gana el partido.

Hoy cuando pases un rompemuelles, piensa en tu rol en la sociedad para hacerlo desaparecer.

Tags:

impuestos

Mas artículos del autor:

"¿Voto deformado o informado?"
"¿Hay que PAGAR impuestos?"
"La Patria CERCADA"
x