Secretario general de Nuevo Perú: “[En Perú Libre] nos ven más como enemigos a nosotros que a los sectores conservadores”

Álvaro Campana asegura que al interior de la coalición de izquierda hay una pugna por espacios de poder y una actitud sectaria que ha dinamitado la unidad. También critica la medida de sacar a los militares a las calles, dice que la reforma tributaria de Francke es necesaria y sigue apostando por la Asamblea Constituyente.
Por Cristian Rebosio

Durante la campaña para la segunda vuelta, Verónika Mendoza y su partido respaldaron la candidatura de Pedro Castillo, ¿por qué ahora vemos un quiebre y constantes cuestionamientos a la presencia de personas como Pedro Francke en el gobierno?

Existe una dinámica de control de puestos y lugares dentro del gobierno. Se nos ha fustigado permanentemente, se nos ha buscado incluir en este apelativo de “caviares” como una manera de agredirnos. Nosotros, en cambio, hemos buscado ser más responsables, respetuosos, cautelosos y poner al servicio del gobierno lo mejor que podamos. Esto es visto por un sector de Perú Libre como una amenaza que de fondo no tiene un asunto programático, sino un celo de poder.

¿Un sector de Perú Libre se deja llevar por la ambición?

No es solo un problema de ambición, sino de perspectiva. No hay una consciencia de lo que está en juego y, efectivamente, se han cometido serios errores, como la pérdida de la Mesa Directiva, justificada en una supuesta inutilidad [de tener el control] del Congreso, hasta cometer otro tipo de errores que nos han llevado a esta situación. Por eso es importante volver a convocar para retomar el camino unitario, fortalecer, apuntalar al gobierno y plantear una agenda desde el pueblo que sea la base de una movilización de amplios sectores de la ciudadanía que deben ser convocados y no solamente de un partido. 

¿Perú Libre no ha valorado los aportes de su partido al gobierno de Pedro Castillo?

Hay una pugna relacionada con espacios de poder y eso impide que se vean los aportes que se están dando al gobierno. En vez de vernos como aliados, nos ven más como enemigos a nosotros que a los sectores conservadores.

¿Cómo toma la postura cerrada de Perú Libre para vincularse con otras agrupaciones de izquierda?

Perú Libre es el llamado a encabezar una coalición y garantizar que el proceso de cambio sea una realidad, pero lamentablemente la actitud sectaria de un sector nos ha llevado a un escenario en el cual, en vez de ayudar a que se consolide el proceso unitario, lo han ido desgastando. Es irresponsable, en muchos sentidos, no entender que están en juego las posibilidades de cambiar el país y que se termine vulnerando la voluntad popular.

Uno de los principales opositores a la unión de estos grupos de izquierda ha sido Vladimir Cerrón, ¿el presidente Pedro Castillo debería alejarse del secretario general de su partido si se mantiene esta postura de no integrar personas de otras agrupaciones políticas al gobierno?

Nosotros siempre hemos tratado que la unidad se mantenga. Nos parece importante y saludable que se mantenga y sea la base del gobierno. Además de esta actitud de Cerrón, hay una voluntad de los grupos de poder económico y ultraderecha que han aprovechado estos errores y se plantearon el objetivo de separar a Perú Libre del gobierno. No sé qué tipo de democracia alentamos donde no se reconoce a los partidos y que estamos en el juego democrático donde se tienen que dirimir las diferencias y no emplear otros métodos que no contribuyen a la institucionalidad de la que siempre hablamos.

Desde Nuevo Perú se han promovido manifestaciones en apoyo al gobierno de Pedro Castillo y contra el Congreso, ¿considera que este último ha tomado una postura obstruccionista?

No solo es obstruccionista sino golpista. Para empezar, han modificado inconstitucionalmente el equilibrio de poderes. Es una señal más de que se avanza en una lógica de obstruir al gobierno y generar caos para sustentar un pedido de vacancia.

La posibilidad de una vacancia presidencial es mencionada desde antes del 28 de julio, ¿observa un interés real en impedir que Pedro Castillo llegue a 2026 o solo es una forma de amedrentar al gobierno para que no impulse propuestas de izquierda?

No quieren que llegue a 2026. Incluso con un gobierno más popular, como el de Martín Vizcarra, se atrevieron a vacarlo e intentaron un golpe de Estado. No tendrían razón para no hacerlo nuevamente. Han intentado deslegitimar desde un inicio el triunfo del presidente Pedro Castillo y van por más, van por la vacancia del presidente. Eso lo hacen sobre la base de un eje que es el de la Constitución, la lucha contra el comunismo y el terrorismo. Esos son los ejes que han escogido para generar polarización en la sociedad peruana.

Esta semana, el gobierno autorizó que las Fuerzas Armadas apoyen el trabajo de la Policía, ¿preocupa que un gobierno de izquierda considere esta alternativa?

Es un error. Definitivamente los antecedentes de la presencia de los militares en el resguardo de la seguridad interna no son buenos. No están preparados para este tipo de tareas y no soluciona nada. El problema es la corrupción y la debilidad en los aparatos de inteligencia que deberían estar trabajando de forma más eficiente y no solo con la fuerza. También es fundamental una reforma de la propia Policía. La salida a la calle de los militares no es lo mejor incluso en términos de derechos humanos. No auguramos buenos resultados. Es una medida efectista muchas veces promovida por la ultraderecha. 

¿La reforma tributaria propuesta por Pedro Francke cumple con las expectativas de su partido?

Nosotros consideramos fundamental esta reforma. Los sectores más pudientes terminan generando un pánico ante reformas necesarias que permiten ampliar la recaudación para atender las demandas sociales. Es importante que los sectores sociales entiendan que no es posible mejorar las condiciones de las mayorías si no hacemos una redistribución de la riqueza. Además, suele ocurrir que estos sectores más pudientes evaden impuestos.

Quienes se oponen, sostienen que el Estado no ha demostrado ser eficiente como para querer recaudar más. ¿Ve un Estado capaz de mejorar considerablemente con esta reforma?

Lo que hace ineficiente al Estado es que tenemos un Estado escuálido. No tiene la presencia y fuerza suficiente para regular, controlar y garantizar el acceso a derechos. Se ha dejado en manos de privados la posibilidad de ejercer derechos. Hemos visto lo que ha ocurrido con el tema de la salud. Se socializan las pérdidas, es decir, el Estado termina contribuyendo de manera sustantiva al éxito de las inversiones privadas que luego se llevan las ganancias. Necesitamos un Estado más presente. Se están levantando fantasmas y cualquier cambio que se proponga van a ser planteados como un atentado contra la inversión privada. No podemos caer más en estos chantajes.

¿Cree que el gobierno manejó de forma adecuada los recientes conflictos mineros?

Hay algunas dificultades en el gobierno para atender los conflictos mineros. También es necesario plantearse una nueva minería. Lo que hemos ido notando es que algunos sectores están complotando contra el gobierno y se generan muchas desconfianzas. Pero con todo se ha ido manejando bien estos conflictos. Sin embargo, se requieren medidas que se han ido postergando en estos años. Necesitamos cambiar el sistema de concesiones, los términos de captar la renta y el reordenamiento del territorio. No podemos estar en una dinámica únicamente extractiva que nos hace terminar con pueblos más pobres y contaminados. 

Nuevo Perú emitió un pronunciamiento respaldando una reforma educativa integral, ¿esta debe incluir las evaluaciones a docentes que algunos parlamentarios han cuestionado?

Necesitamos evaluar a los docentes, pero con las evaluaciones no se han resuelto los problemas de calidad educativa y cobertura. Por el contrario, se ha ido precarizando a los propios maestros. Ahí hay un problema que no podemos dejar de abordar, pero sería un error dejar de lado el tema de las evaluaciones. Necesitamos revisar la manera en que se promueven a los docentes que trabajan en condiciones que no les aseguran mejorar su labor.

¿Este es el momento para una Asamblea Constituyente?

No existe un momento ideal. Tiene que expresarse una voluntad y sería democrático que se permita que se exprese. No entiendo por qué tanto temor a que la gente decida si quiere una Asamblea Constituyente. No puedo comprender que sea democrático impedir que la gente debata y decida sobre un determinado tema. Es evidente que muchos de los problemas que estamos teniendo ahora tienen que ver con un país que se organizó sobre la base de una Constitución que surgió de una dictadura. Nosotros necesitamos un Estado que garantice que los derechos se ejerzan de manera plena. Es importante entender que no vamos a poder tener cambios reales si no se avanza a un nuevo pacto. 

¿Qué encontró la izquierda de Pedro Castillo y Perú Libre que no pudo conseguirlo la alternativa liderada por Verónika Mendoza?

El voto es afectivo. Los ciudadanos han estado buscando protestar. Es probable que Verónika Mendoza y nuestra opción haya sido identificada como una que era parte de la dinámica política. Hay un voto de protestas y un malestar que se expresa al votar por opciones fuera de lo que se considera lo conocido y también está la búsqueda de representación que Pedro Castillo logró generar. En medio de la gran fragmentación política, dos opciones que buscaron polarizar llegaron a la segunda vuelta.

¿Qué planean hacer en Nuevo Perú para desmarcarse de esa imagen de partido que es parte de la dinámica política?

Lo que hemos tratado de hacer es, manteniendo nuestra idea de cambios de fondo que necesitamos, ser responsables y eso no necesariamente trae réditos, sobre todo en un país con gran desconfianza donde se ha satanizado la política. En nuestra relación con el actual gobierno, hemos buscado ser responsables y nos la hemos jugado para que ocurra lo mejor posible para el país incluso cuando eso signifique un desgaste.

Tags:

Nuevo Perú, Perú Libre

Mas artículos del autor:

"Rectificación de Willax"
"Confiep: “Comparado con el primer Gabinete, el de Mirtha Vásquez generó un alivio”"
"Secretario general de Nuevo Perú: “[En Perú Libre] nos ven más como enemigos a nosotros que a los sectores conservadores”"