bejamin zevallos

Derrame de sangre por acciones justas: La muerte del presidente de la comunidad de Quipan

Santiago Guardamino impulsó los diferentes procesos judiciales que vinculan a la empresa Industria Arguelles en contra de la venta ilegal de terrenos. Después de un día tranquilo donde obtuvo el apoyo de los comuneros en dar sus declaraciones ante la Corte Suprema de Justicia que estaba programado para el día 03 de abril del 2024 a las 09:00 am, fue asesinado en la puerta de su casa. Acompañamos en este grave caso que impacta en la defensa de la integridad de la Comunidad de Quipan.

Se presume que el asesinato fue para callar sus declaraciones en la Corte Suprema. Santiago Guardamino Gonzales ocupaba el cargo de presidente de la Directiva Comunal de la Comunidad Campesina de Quipan cuando a manos de sicarios se silenció su vida con 9 balas en el cuerpo. El dirigente fue asesinado a pocos metros de su casa. A pesar de ello, ¿Que hay detrás de la muerte de Guardamino?

El dirigente asume el cargo de presidente mientras la comunidad padecía una grave crisis producto de irregularidades de su antecesor. Y es que la comunidad vende un total de 10,000 hectáreas fraudulentamente por 600,000 soles a favor de la empresa Industrias Arguelles, Servicios Generales S.A.C, esto se hizo en complicidad con el entonces presidente de la comunidad, el señor Abel Cruz Mosquera Ortiz, falsificando documentación (Acta de Asamblea General y estudios topográficos y catastrales) y a un precio irrisorio que ni siquiera el cuerpo de tasadores del Ministerio de Vivienda lo hubiera calculado a sesenta soles la hectárea.   

Por estos hechos Santiago Guardamino, plantea ante el 4to Juzgado de Lima Norte la NULIDAD DEL CONTRATO y realiza una denuncia penal contra la dirigencia saliente de Mosquera Ortiz. Siendo este último condenado -en primera instancia- con 5 años de prisión efectiva y -en segunda instancia- se redujo a 4 años de prisión suspendida, lo que fue motivo que en dicho proceso penal sea arribado a la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema (expediente N° 7399-2023) el cual tenia que ser resuelto el día 03 de abril de 2024 después de la declaración de Santiago Guardamino.

Sin embargo, esta complicidad de Mosquera Ortiz y la empresa Industria Arguelles y Servicios Generales S.A.C tenía como propósito crear sobre el terreno vendido fraudulentamente, el relleno sanitario Proyecto Ecológico Sanitario Kurumi. Entonces, por miedo a que el Contrato se anule y la propiedad retome a la Comunidad de Quipan al acreditarse el delito en la Corte Suprema fue asesinado.

Así mismo el asesinado en forma paralela inicia un proceso civil para anular la compra venta, el cual está directamente vinculado al resultado que emitirá la Corte Suprema luego de escuchar a Santiago Guardamino el día 03 de abril del 2024, lo cual ya no ocurrió debido a que fue asesinado.

bejamin zevallos

Tags:

Arguelles, Industria Arguelles, Quipan

Mas artículos del autor:

"Entre mentiras y una diversidad bajo ataque: Las declaraciones del MINSA sobre la comunidad LGBTIQ+"
"Derrame de sangre por acciones justas: La muerte del presidente de la comunidad de Quipan (Parte II)"
"Entre la espada y la pared: Crónica de un alcalde amado por unos y odiado por otros"
x