El cáncer caviar

El cáncer caviar

"Existe un grupo de políticos que no aman el Perú, ni les interesa la Patria. Más solo vivir del Estado. Este grupo que no le la economía de todos, ni el desarrollo, ni la justicia, ni la verdad, ni el trabajo, sino más bien crear problemas, odios, suspicacias, para salvase el pellejo, haciendo las cosas por debajo de la mesa, y denigrando la buena fama de las personas de Bien, son los ya conocidos como: La mafia caviar"

[REFLEXIONEMOS PERÚ] Saludos estimados lectores, es grato nuevamente escribir para compartir ideas, desde este espacio de análisis, ante la situación política que atraviesa el País con el escándalo que acontece en el Ministerio Público, contra la Fiscal de la Nación Patricia Benavides.

A pocos días de conmemorarse el cumplimiento del año de Pedro Castillo en Cárcel, el juego del poder, por el cáncer caviar, sigue socavando la débil democracia del Perú. Y es que a los caviares no les interesa nada. Solo buscan su propia conveniencia. Estos perfiles pseudo-profesionales, son altamente peligrosos. Deshacen con facilidad conceptos vitales, tergiversando la esencia del Estado de Derecho y los Derechos humanos, creando un juego manipulador para que el Estado sea el único responsable del problema que ellos mismo crean. Ellos alteran el orden público y ellos mismos condenan a otros, en el marco constitucional, para que el Estado sea el responsable. Gente perversa.

Hasta hace unas pocas semanas, la Fiscal de la Nación, Patricia Benavides es presa de su propia creación.

En julio de este año, la Fiscal de la Nación creó el equipo especial de Fiscales contra la corrupción del poder (EFICCOP). Nunca pensó que podría ser devorada – después de un año de la presión de Pedro Castillo – por su propia creación.

La Fiscal atraviesa ahora un momento crítico. De perseguir el delito pasa a ser perseguida. El próximo miércoles el JND definirá el futuro de la Fiscal. De la misma manera, Pedro Castillo va cumplir un año en la cárcel y ahora no se sabe la verdad. Para mayoría de ciudadanos a los que me sumo en esta lista, ocurrió lo mejor que pudo pasar. Que Castillo deje de gobernar el Perú. Para otros, están todavía expectantes de la continuidad o vacancia de Dina Boluarte, quien recuerdan claramente, que cambió su discurso, cuando tuvo que asumir la presidencia.

Pedro Castillo no estaba capacitado para ser presidente de la República. Eso está clarísimo. Aunque su frase: “No más pobres en un país rico” sigue siendo bandera de responsabilidad, para todos los militantes del partido Perú Libre, incluyéndola a la presidenta, Dina Boluarte.

¿Por qué justo ahora – de cumplirse un año de Pedro Castillo en la cárcel- la ola caviar está contra la Fiscal de la Nación?

El equipo especial que la Fiscal de la Nación, Patricia Benavides, formó, para estar detrás de las personas de poder y luchar contra la corrupción. No fue contra Pedro Castillo. Y según manifiesta, Patricia Benavides, inició investigaciones contra Pedro Castillo, tras las denuncias que llegaron. Pero no fue contra él, principalmente.

No podemos olvidar que gracias a Patricia Benavides el Perú se salvó – por audacia y firmeza – de caer en un abismo. Pareciera que todo esto ha sido tramado con alevosía y mucha organización, tras su interés de hacer lucha contra la corrupción de altos mandos. Hacernos creer ahora, que la Fiscal es una “delincuente” o “mentirosa” siempre es la misma lucha de los espíritus mediocres y oscuros contra las personas justas y correctas.

No olvidemos que la mentira está tan enquistada en las Instituciones Públicas, convirtiéndose en una corrupción moral.

Pedro Castillo se disparó en el pie y fue lo mejor que pudo habernos pasado.

Sin saber o no las consecuencias, lo hizo para “salvarse” del Congreso – manifestó Anibal Torres. “En menos de dos años, Castillo acumuló una cadena de investigaciones referidas a supuestas presiones de jefes del Ejército y de la Fuerza Aérea para favorecer a algunos oficiales en el proceso anual de ascensos, por presuntas irregularidades en el puente Tarata. Por tráfico de influencias en el caso Petroperú, por el plagio de su tesis y por los sobornos de la empresaria Sara Goday, que admitió haber entregado al ex asesor Salatiel Marrufo”. (Infobae)

Cuando se destapó el caso del Ministerio de Vivienda, con Sada Goday, Salatiel Marrufo se presentó ante la Comisión de la Fiscalía para dar sus declaraciones. A medida que avanzaron con las investigaciones se dio a conocer que este asesor recibió 4 millones de soles durante la gestión de Pedro Castillo, para beneficiarse del Fondo Mivivienda. Varias personas de confianza del ex presidente Castillo han cometido actos de ocultamiento que fueron descubiertos durante la investigación.

Es lamentable todo este complot contra la Fiscal de la Nación, Patricia Benavides, quien ejerció un rol determinante en la captura de Pedro Castillo y quien, además, denunció a los niños de Acción Popular, y se haya posicionado como defensora de los derechos ciudadanos y de la democracia, y que un grupo oscuro como los caviares y medios caviares, hayan creado este enredo de juego del poder.

¿Qué se está pasando ahora en el Congreso contra la Fiscal?

Estas fuerzas oscuras que operan en silencio y con astucia, cuestionan que Patricia Benavides no haya asistido a la Comisión de Fiscalización del Congreso. Sin duda, ha debido ir. La presunta sospecha sobre si la Fiscal está “liderando una organización “criminal” tras la creación de la operación Valkiria, ha generado más de una sospecha. Falta verificar que los chats sean verídicos, que los bouchers que se han encontrado en las oficinas de los asesores tenga el correlato con la denuncia que ha puesto Marita Barreto. Se espera que se demuestre la instrucción del intercambio de favores direccionados por la Fiscal. La verdad tiene que salir. Pero pareciera también que la justicia se ha vuelto un arma de doble filo peligrosa.

La ciudanía pide a gritos trabajo. Todos necesitamos que el País salga adelante. Todos anhelamos que la economía del País mejore. La democracia está moralmente dañada con representantes políticos que han politizado la justicia y carecen de absoluto respeto a valores humanos y/o morales. Nunca antes el Ministerio Público se había visto entre tanto escándalo. En resumen, la Institucionalidad del País si se siguen desmoronando como castillo de naipes, que no nos sorprenda que el siguiente gobierno sea totalitario o anarquista.

Tags:

Consecuencias, Corrupción institucional, Crisis política, Ministerio público, Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"La creación de una cultura basada en IA en la Administración Pública implica una reforma integral."
"Una Educación basada en la Libertad, el Bien Común, y el Humanismo digital"
"2024: Año de la República Inconclusa"
x