Tomas Cortez

Universo Better Call Saul – Kim y Gus

"Hay 2 capítulos, en las temporadas cinco y seis, donde se muestra la infancia de Kim, así como la relación con su madre. Una mujer que tiene problemas con la bebida y, para más inri, cleptómana."

UNO

«Un día nos despertaremos, nos cepillaremos los dientes e iremos a trabajar. Y en algún momento nos daremos cuenta, de repente: no pensé en eso en absoluto. Y ahí, es cuando lo sabremos. Sabremos que podemos olvidar” – Jimmy McGill

Hay 2 capítulos, en las temporadas cinco y seis, donde se muestra la infancia de Kim, así como la relación con su madre. Una mujer que tiene problemas con la bebida y, para más inri, cleptómana. De ahí que – Kim Wexler- se sienta atraída por Jimmy, le recuerda a ella.

Cuando, luego del robo, le dijo en el auto «Tu madre es buena para algo» y «mira, te saliste con la tuya». A Kim le estaba enseñando, que hacer lo incorrecto está bien: “mientras seas inteligente, tengas un plan, y no te dejes atrapar”.

Hay un pequeño detalle, Kim no estaba emocionada por salirse con la suya, a diferencia de su madre. Ella, realmente, no quería las joyas y, sinceramente, parece que, una gran parte de ella, quería que la atraparan.

Dentro suyo, es el motivo por el cual se convierte en abogada. Quiere arreglar a personas como su mama y eso explica su debilidad por los casos pro-bono. Kim amaba a su progenitora. Lleva, todos estos años, usando los aretes que robaron, para recordar ese momento, cuando ella le mostró cariño. Con el tiempo, ha normalizado el hecho que solo puede vincularse y ser amada cuando rompe las reglas. Es por eso, que le atrae engañar con Jimmy. Incluso, empuja a nuestro protagonista a ser más Saúl, exactamente, como su madre la instó a violar la ley.

Tanto ella, como Jimmy -a lo largo de sus vidas- luchan por adaptarse a un mundo donde el vicio no se castiga y la virtud no se recompensa. Y, finalmente, su sentido de la moralidad comienza a desmoronarse.

Y esto sucede, ya sea que vivas en Nuevo México, Lima o Asunción, ¿no les parece?

A lo largo de la serie, ella comienza a pensar que es invencible. Al final, usa su ego y el conocimiento de la ley, para encontrar una manera de obtener lo que quiere, legalmente o de otra manera.

Kim es, esencialmente, la mujer Saúl Goodman.

Si bien, la muerte de Howard la destruye. Ambos provocaron, en forma indirecta, su asesinato.

  • Somos malos el uno para el otro – se sincera Kim.
  • Jimmy ha sido la mejor etapa de mi vida, pero somos malos para todos a nuestro alrededor. Los demás sufren por nuestra culpa – le confiesa a Jimmy.

Y, por primera vez, JM le dice.

  • Te amo
  • Yo también te amo – le contesta la blonda.        

Sin embargo, se va. Al hacerlo, mata a Jimmy McGill.

Este, para poder superar su perdida, troca en otra persona. De otra forma no podría.

Un salto elíptico, nos muestra como montan el letrero, que vimos al inicio de la temporada, ante una sonriente Francesca y un satisfecho Saúl, en tanto, resuenan los acordes de “Perfect Day”.

En el final del capítulo, ya no vemos a Jimmy, la metamorfosis se ahondó, es Saúl Goodman a punto de iniciar el día.

  • Que se haga justicia, aunque caiga el cielo.

Es el año 2005. Falta poco, para toparse con Walter y Jesse.

DOS

La tensión in crescendo, la música, miradas pérfidas e insidiosas; tal es el ambiente, que se puede cortar con un cuchillo. De esa forma, nos retratan la reunión en la Mansión de Don Eladio, Juan Bolsa, los Salamanca y Gus. Cualquier cosa puede suceder. Un plano magnifico de los lentes de Fring, reflejando las llamas del fuego, mientras dirige su mirada a Héctor Salamanca. Es toda una metáfora.

Ante las acusaciones vertidas, el Pollero indica con el rostro hermético.

  • Con todo respeto. No me parece que esto merezca una respuesta.

Las pruebas están a su favor y el Don falla a su favor.

Mención aparte merece Steven Bauer, quien encarna al Capo Mafioso. Imponente e intimidante, a la vez, sin necesidad de gritar, ni hacer aspavientos. Era uno de los actores más infravalorados de su generación, que Vince Gilligan rescató del olvido.

Y, antes de irse, le inquiere a Gus Fring.

  • El odio, un poquito no está mal. Siempre y cuando no te olvides de quien manda.

El supuesto homosexualismo del Pollero siempre ha sido motivo de discusión. La escena en el restaurante de lujo lo confirma. Entretanto, degusta un vaso de vino, el Sommelier -que lo conoce- se acerca y entablan una conversación amical acerca de viñedos.

  • Me fui a casa, esa noche, y compré una botella – le dice Gus.
  • ¿Un Cote-Rtie de 1978? – pregunta David

Gustavo responde afirmativamente.

  • Lo estoy reservando para una ocasión especial.
  • Bueno, me encantaría saber…cuando será esa ocasión – responde el Sommelier.

Ambos se miran fijamente. El silencio es elocuente.

GF entiende que puede estar con este hombre si quisiera, pero también sabe que no debería hacerlo. Debe centrarse en profundizar en su plan, y estar con alguien, que le importa, solo servirá para derribar a todos y su plan. Por eso, se va del restaurante sin despedirse del experto en vinos.

Otra cosa lo puede distraer de su objetivo. Aun así, sea una relación furtiva.

Gus Fring vive por y para la venganza.

Tags:

Universo Better Call Saul

Mas artículos del autor:

"Better Call Saul – La Involución"
"O MESTRE: TELÊ SANTANA – Brasil 82 Y San Pablo 92"
"Ir al súper"
x