Piura-educacion

200.000 escolares víctimas de la ineptitud en Piura

Ni las evaluaciones de entrada ni los cuadernos de trabajo para el inicio de clases han recibido más de 1.500 colegios de Piura. En algunas instituciones, los padres han tenido que asumir los gastos para suplir el material. El origen del caos es un concurso público mal llevado por la dirección de educación que pertenece al Gobierno Regional. “Hay un descontento general”, dice el director de una de las escuelas afectadas

Cerca de 200.000 estudiantes de Piura han iniciado su año escolar sin el material educativo que debía brindarles la Dirección Regional de Educación adscrita al gobierno regional norteño. Los menores pertenecen a 1.500 escuelas de las provincias de Piura y Sechura, afectadas porque la contratación del servicio de transporte −que iba a trasladar evaluaciones de entrada y cuadernos de trabajo a sus sedes− fue declarada nula por el Tribunal de Contrataciones del Estado. A ese punto llegó el órgano del OSCE porque la licitación presentó inconsistencias e irregularidades totalmente evitables. 

Las evaluaciones de entrada o de diagnóstico son pruebas que se toman a los estudiantes en las primeras semanas de clase para medir sus aprendizajes previos. Los cuadernos de trabajo, por su lado, tienen los ejercicios prácticos de cada materia, como Matemática o Comunicación. 

La Defensoría del Pueblo había advertido hace más de tres semanas sobre esta demora en la entrega de materiales al Gobierno Regional (Gore), para que tome medidas urgentes. Pero recién hace dos días, el 7 de abril, el gobierno ha podido aprobar una nueva contratación que empezará con la entrega el lunes, y demorará hasta dos semanas en llegar a todos los colegios. Si se ponen las pilas esta vez, la entrega podría demorar un par de días menos. 

Las escuelas, mientras tanto, han tenido que ‘recursearse’ para no verse tan afectados por el retraso. En algunos colegios, como el Abraham Ruiz Nunura (de la provincia de Sechura), han subsanado la falta de materiales con fotocopias a cuenta del colegio y hasta de los padres de familia. En escuelas de Tambogrande se está usando el material desactualizado y deteriorado de años anteriores.

CAOS EDUCATIVO

En la Institución Educativa 15034 del distrito de Tambogrande ya están en su tercera semana de clases y, ante la falta de cuadernos de cada curso, están usando los de años anteriores. “El problema es que están deteriorados y requieren actualización de la información. Pero no nos queda de otra. La situación económica de los padres de familia no da para estar fotocopiando 70 u 80 hojas”, sostiene el director, Reynaldo Pulache.

En el caso de las pruebas de entrada, el director señala que lograron ir por su cuenta al almacén de la UGEL para recogerlas, porque no son tan voluminosas. Sin embargo, eso ha representado un gasto para ellos: el viaje de ida y vuelta les ha salido S/60. 

Ministerio Publico, Defensoria y DRE
«Reunión del Ministerio Público con la Contraloría General, la Defensoría del Pueblo y la Dirección Regional de Educación de Piura el 7 de abril. Las dos primeras entidades están evaluando tomar acciones sobre este tema (foto: Defensoría del Pueblo)»

Pulache asegura que otros directores de Tambogrande, con los que se comunica por WhatsApp, se las están arreglando con los recursos que pueden. “Hay directores que están preguntando cuándo llegarán los materiales, pero no hay respuesta. Hay un descontento general”, apunta. 

Otro de los distritos afectados es La Unión. En el colegio Almirante Miguel Grau no se ha realizado la evaluación de entrada, según la profesora Milagros Culquicondor. “Ese material nos ayudaba a programar el año escolar. También los cuadernos de cada curso, pero hasta ahora no los tenemos a la mano. En estas semanas que estamos viendo la Unidad 0, estamos haciéndolo básicamente hablado y con algunas copias que brindamos a los estudiantes”, cuenta Culquicondor.

Hay colegios que han sido menos afectados, como la Institución Educativa San Jacinto, del distrito de Sechura, gracias a los dispositivos tecnológicos. “Estamos apoyándonos bastante de la tecnología. Somos una institución que promueve bastante ese aspecto. Pero para la mayoría de colegios de la zona, creo que se les va a complicar bastante, porque no han tenido la oportunidad de implementar el lado tecnológico”, señala un directivo del colegio.

En ese mismo distrito, otros colegios la tienen más complicada. Tal es el caso, por ejemplo, del Abraham Ruiz de Nunura, que está supliendo el material que falta con fotocopias de los cuadernos de trabajo de años anteriores, las que son pagadas por el colegio y por los padres de familia, según indica el director, José Luis Herrera. 

Todos los directores con los que pudo conversar Sudaca coinciden en que desconocen la fecha de llegada de los materiales. Desde la Defensoría del Pueblo, César Orrego añade un dato no menor: una vez comenzada la entrega, la Dirección Regional de Educación tardará más días para llegar a las instituciones más alejadas. “Hay zonas donde está lloviendo o donde hay una serie de dificultades. Estamos coordinando con las rondas campesinas de los distritos de la sierra para que puedan apoyar con el reparto”, detalla César Orrego, jefe de la Oficina Defensorial en Piura.

¿INEPTITUD O CORRUPCIÓN?

El servicio para transportar material educativo a colegios de las provincias de Sechura y Piura fue convocado mediante una adjudicación simplificada, un proceso más corto y −en teoría− más sencillo de tramitar. El experto en contrataciones públicas Christian Guzmán explica que contiene menos y más breves etapas. “Además, no se permite elevar observaciones y consultas al OSCE para señalar que hay algo mal en las bases del concurso o pedir que las aclaren. Es una forma controvertida de simplificación” añade Guzmán.

Pese a lo simplificado este tipo de adjudicación, el comité de selección encargado parecía no saber cómo llevar a cabo el concurso, de acuerdo a una resolución del Tribunal de Contrataciones del Estado del 24 de marzo, que declaró nulo el proceso. El caso llegó a esta instancia debido al reclamo de uno de los postores que fue sacado injustamente del concurso.

El documento señala que el comité sacó de carrera al Consorcio Educación, bajo la denominación de “No Califica”, término inexistente para contrataciones públicas. El argumento detrás de esta decisión fue que, luego de ser admitida la oferta, el comité le exigió presentar la información detallada de los costos, pues el monto ofrecido era radicalmente menor al valor que la entidad estimó. Y los funcionarios del Gore hicieron algunas observaciones que le costaron su permanencia en el proceso.

Resolución tribunal OSCE
«Fragmento de la resolución del Tribunal de Contrataciones del Estado donde explican el problema de usar el término ‘no califica’ en la adjudicación»

Sin embargo, como detalló el Tribunal de Contrataciones del Estado al evaluar el caso, la estructura de costos solo puede ser exigida cuando la oferta ya ha sido evaluada y calificada. En esta adjudicación, apenas había pasado el filtro de admisión.

Las inconsistencias no acaban ahí: la resolución del Tribunal de Contrataciones del Estado apunta que también se plantearon requisitos de calificación ambiguos. Los miembros del comité de selección demostraron en las audiencias desconocer las etapas del proceso, según dicho documento, llegando incluso a contradecirse entre ellos. “Se aprecian dos versiones contradictorias por parte de la Entidad [el Gore]”, se lee en la resolución.

A las contradicciones se sumó el desplante, pues el representante legal de la Dirección Regional de Educación no asistió a la audiencia pública del 2 de marzo (la primera de las dos que hubo), convocada por el OSCE, donde se iba a ver el recurso de apelación del consorcio descalificado. En esa fecha, muchos de los colegios afectados se encontraban preparando el inicio de clases, que iba a darse en menos de tres semanas.

El que finalmente había recibido la buena pro de este proceso hoy anulado fue Meler Neyra Santur, un hombre de 27 años que se dedica al transporte de carga desde el 2013, según la SUNAT. Neyra no es un proveedor nuevo para el Gobierno Regional de Piura: tan solo en 2021, firmó siete contratos con la entidad por uj total de S/790.000. Todos estos servicios estaban relacionados a traslado de materiales en el rubro de Educación.

La participación de Neyra en procesos públicos con la entidad data incluso de años anteriores a la pandemia. Una nota del diario Correo de 2019 alertó que él era uno de los que más contratos había ganado entre 2015 y 2018. Obtuvo más de S/400.000 en esos años producto de adjudicaciones sin haber tenido experiencia previa en el sector, según el mencionado medio. Cabe resaltar que en ese entonces, Neyra recién tenía entre 20 y 23 años.

Contactamos a Neyra por medio de sus redes sociales, pero no obtuvimos respuesta. 

Meler Neyra Santur
«Meley Neyra Santur, quien recibió la buena pro en la cuestionada adjudicación y tiene numerosos contratos previos con el Gobierno Regional de Piura (foto: Facebook)»

También pedimos los descargos del director regional de Educación de Piura, Elvis Bonifaz, quien aseguró que se están tomando medidas disciplinarias contra el comité de selección de la adjudicación y que la demora no ha afectado el desarrollo escolar porque “los primeros 15 días de clases se aborda el desarrollo socioemocional”. Esto pese a que las instituciones con las que conversó Sudaca sí reconocen haber sido afectadas. Sobre las pruebas de entrada o de diagnóstico, dice que «el que debería pronunciarse es el Minedu, porque no ha establecido cuándo se deberían tomar”.

El caso de esta singular adjudicación simplificada también ha llegado a la Contraloría y al Ministerio Público. Según César Orrego, la primera se encuentra haciendo un control concurrente del tema, a la par que fiscales de los distritos afectados están evaluando emprender una investigación. “Algunos lo han remitido a fiscales especializados en temas de corrupción de funcionarios”, detalla Orrego.

Tags:

Educación, Minedu, Piura

Mas artículos del autor:

"Lavada de manos en La Cantuta"
"Invisibilizados y disconformes: los sectores ignorados en el mensaje presidencial"
"Carlos Anderson: “Yo quiero vivir en ese país del que habló Castillo en su mensaje”"
x