Sociedad Peruana de Hidrocarburos

Gas natural: El aliado ideal para la transición energética en el Perú

Mientras las grandes potencias se encuentran ante la necesidad de encontrar una fuente de energía que les permita lidiar con una inminente transición energética, Perú tiene al gas natural como socio ideal para lidiar con este periodo de transición. Sudaca conversó con expertos del rubro hidrocarburos que explican la importancia de contar con un recurso como el Gas Natural Vehicular (GNV).

El sector Transporte enfocado en carga pesada y buses, a nivel mundial no podría estar enfrentando un momento más crítico, dado al aumento inminente del precio de combustible líquidos a nivel internacional, producto del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que parece no tener fecha de finalización. Ante este complejo presente, que ni las potencias mundiales están pudiendo manejar exitosamente, la necesidad de fuentes de energía como el Gas Natural, que sean amigables con el medio ambiente, en abundancia y a precios económicamente menores y, además, permitan a un país evitar la dependencia de las exportaciones de otras naciones y su volatilidad de precios parece ser la solución idónea y Perú es uno de los países que la tiene en sus manos.

El Perú, cuenta con estos recursos naturales (Gas Natural),  combustible fósil que, , es catalogado como una fuente de energía estratégica para la transición energética que cada día se hace más necesaria en la búsqueda de un mundo sostenible y ambientalmente amigable. 

Si bien hablar de gas natural no es entrar en territorio desconocido, debido a que son más de novecientos mil hogares peruanos que le abrieron las puertas según el Ministerio de Energía y Minas en junio de este año, existe un uso que podría beneficiar considerablemente a un gran sector de la población y es una oportunidad que no está siendo aprovechada de la mejor manera.

El sector de Transporte  aparece como una alternativa idónea para usar los beneficios del gas natural entre los más relevantes están los medioambientales y económicamente más baratos. Porque, aunque más de 324 mil vehículos lo están utilizando en Perú, el GNV podría llegar a un número considerablemente mayor y con beneficios que la convierten en una oportunidad accesible para personas de todos los sectores socioeconómicos y rubros que involucren vehículos.

UN PAÍS PRIVILEGIADO

Sudaca conversó con diferentes especialistas del sector, que analizaron el presente y futuro del gas natural en el transporte peruano. Para el ingeniero Gustavo Navarro, el GNV está en una posición ventajosa cuando se aborda el tema de la transición energética y alega que, cuando se habla de fuentes de energía amigables con el medio ambiente, el gas natural es la mejor opción. “En California se confiaron en las llamadas energías renovables, como la solar y eólica, y de pronto ocurrió un problema cuando se sucedieron días nublados y hubo apagón en la ciudad porque las energías de ese tipo no son continuas”, comenta Navarro.

El ingeniero señala que Perú importa petróleo y derivados, lo que resulta muy caro, pese a tener gas natural disponible. “Tenemos excedentes de gas a tal punto que se tiene que reinyectar entre un 25 a 30% de la producción. Estamos hablando de 300 – 400 millones de pies cúbicos que se reinyecta a los pozos del lote 88 por falta de demanda”, indicó.

Para Navarro, Perú debe aprovechar que a nivel mundial el gas natural cobrará importancia a raíz de la necesidad de una transición energética que deje de lado el uso de combustibles contaminantes. Además, destaca que su uso es seguro y cataloga al GNV como “una isla de formalidad” en medio del mercado de combustibles debido a que los automóviles que desean recargar gas natural están obligados a pasar la revisión mecánica los tanques que se usan pueden resistir a graves accidentes sin representar un riesgo de explosión.

INDEPENDENCIA ENERGÉTICA

Pero, además, otra lección que se puede rescatar de la coyuntura internacional tras el inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania es la dependencia que actualmente tiene el país ante lo que pueda ocurrir con los precios del combustible que se ha tenido que importar ante la inviabilidad de una producción nacional capaz de satisfacer la demanda existente en el Perú y que podría dejar de ser un problema si se logra un uso más eficiente del gas natural.

Erick García, ex Director General de Hidrocarburos del Ministerio de energía y Minas, coincide en el rol protagónico que tomará el gas natural en una inminente transición energética.  “Debemos hablar de transporte sostenible, que es aquel que tiene bajas emisiones y es sostenible en el tiempo”, cuenta García, pero resalta que se debe dar prioridad a un cambio del parque automotor a gas natural.

García Portugal considera que, además de tener gas natural en Perú, que el precio esté regulado es otra oportunidad que se debe aprovechar de forma más eficiente. “Mientras consumamos gasolina, GLP o diesel vamos a estar vulnerables a la volatilidad de los precios internacionales”, agregó el especialista.

DERRIBANDO MITOS

Como ante todo lo nuevo y desconocido, el gas natural tuvo que afrontar el temor de un sector de la población que tenía algunas dudas sobre su seguridad y utilidad. No obstante, el paso de los años ha derribado esos mitos y el gas natural vehicular (GNV) se ha logrado consolidar como una alternativa confiable por la que los peruanos pueden apostar sin grandes riesgos.

“Algunos pensaban que el GNV no funcionaba bien, pero esos mitos se han roto y creo que para ello ha sido importante que se empiece a utilizar en el Cusco. Porque a tres mil metros sobre el nivel del mar está funcionando muy bien”, explica Renato Lazo, especialista en temas de hidrocarburos.

Lazo resalta la posición privilegiada del país con respecto a la abundancia de gas natural que incluso los países del primer mundo no han podido gozar y agrega que, si se sabe aprovechar la oportunidad, se podrá “pasar por ese periodo de transición energética sin esos costos de insuficiencia energética que se ve en Europa”.

Para ello, el experto en regulación de energía, hidrocarburos y gas natural considera que es una estrategia acertada el hacer uso de un bono para que las personas vean con mayor interés la posibilidad de tener un vehículo que funciona con gas natural. Actualmente, el Bono Camisea GNV, que se encuentra disponible para transportistas de Lima y Callao, ofrece hasta quince mil dólares con el objetivo de promover una renovación del parque automotor con unidades que utilicen exclusivamente GNV.

La empresa Calidda, que está a cargo de esta gestión comercial, espera que se sumen más de tres mil buses, camiones o tractocamiones al bono ofrecido para los siguientes tres años. La expectativa es que el 60% de camiones y buses que circulan en Lima funcionen con gas natural gracias al impulso que le puede brindar el Bono Camisea GNV.

Asimismo, es sumamente importante incluir otras medidas promocionales, orientadas para impulsar y promover el consumo de Gas Natural Vehicular Licuado (GNV-L) donde su autonomía supera los 1000 km, brindando un BONO GNV-L, dirigido a la adquisición de nuevos vehículos (carga pesada – buses y flota amarilla) dedicados a gas natural licuado a nivel nacional.

Además, con el propósito de crear el Corredor Verde de GNL, Quavii, filial de Promigas, ha realizado una inversión de 3.5 millones de dólares para construir dos estaciones de servicio ubicadas estratégicamente en la carretera Panamericana Norte que se espera que inicien sus operaciones en los primeros meses del 2023 y les permitirán atender a los vehículos de carga pesada que usan GNL. Estas estaciones se complementarán con la que también  entrará en operación en Lima, a cargo de Cálidda.

Además, con la participación de marcas como IVECO, SCANIA, SHACMAN, CAMC, FAW y SINOTRUK, se han realizado pruebas desde 2019 que demostraron la eficiencia y rendimiento del GNL cuyo ahorro en comparación del diesel promedia un 39% en la costa y alcanza un 26% en la sierra. Por ello, se proyecta que, para 2036, circulen 20 mil remolcadores que usen GNL y, en un plazo más corto, Quavii y Promigas Perú esperan contar con una flota propia de más de setenta tracto camiones a GNL y treinta a GNC (gas natural comprimido) para finales del próximo año.

Finalmente, es importante mencionar que la necesidad de una transición energética se ha vuelto indiscutible. Sin embargo, a diferencia de otros momentos críticos, en esta oportunidad, Perú ha encontrado en el gas natural el recurso ideal para afrontar este periodo de cambios necesarios sin padecer un impacto brusco que afecte la economía de los peruanos.

Tags:

cálidda, Camisea, gas natural, gnv

Mas artículos del autor:

"“La actuación de la bancada de Acción Popular es vergonzosa”"
"Perú Libre sin lugar en la mesa"
"“En este momento de convulsión, no es estratégicamente lo adecuado plantear la Constituyente”"
x