Pie Derecho

Otro show de José Domingo Pérez

“Resulta evidente que la Fiscalía no hizo nada en su momento contra la empresa OAS y ahora es demasiado tarde, pero en ese talante se afecta la seguridad jurídica que la inversión privada necesita en el Perú”

Seis años después, en el marco del proceso que se le sigue a la exalcaldesa Susana Villarán por el delito de colusión en agravio del Estado peruano, el desgastado Equipo Especial Lava Jato se acordó que no hizo nada contra OAS y quiere arreglar su mala actuación desde 2016 con un show desproporcionado.

En 2012 OAS vendió Lamsac a Invepar. En el 2016, cuando Invepar decide vender Lamsac, OAS ya estaba en bancarrota y controlada por sus acreedores.

Recordemos que Lima Expresa (antes Lamsac) ya no es OAS, porque ésta última la vendió en 2012 a Invepar y Vinci Highways la compró posteriormente en 2016 a Invepar. Además, tengamos en cuenta que OAS entró en insolvencia en marzo de 2015. Desde esa época está administrada en Brasil por un administrador judicial y se quedó sin activos.

La transferencia de acciones de Lamsac fue anunciada en 2016, sin críticas en ese momento y cuando OAS estaba bajo administración judicial. La Municipalidad de Lima, en su calidad de concedente del proyecto, la aprobó. Nadie la criticó. Es más, la venta benefició al MEF con un ingreso extraordinario (0.15% del PBI).

Existía en ese momento información pública sobre los actos de corrupción de OAS en Brasil y no hubo reclamos en el Estado peruano; por el contrario, todos celebraron aquí en el Perú.

El Estado tenía información, pero no hizo algún requerimiento sobre el precio de la venta de Lamsac, a diferencia de lo que pasó con Odebrecht. ¿Qué pasó? ¿Por qué el fiscal Pérez no hizo algo contra OAS? ¿Hubo negligencia? ¿O no hizo la tarea correctamente?

Hoy arman un show contra una multinacional que no participó en los supuestos actos de corrupción, que compró un megaproyecto en Lima a una empresa brasileña Invepar (que no es OAS).

Si querían información de la transferencia de acciones del 2016, el fiscal Pérez tendría que haber ido a Invepar, a la que dice que quiere agregar al proceso de investigación sobre Susana Villarán, pero que aún no logra hacer. ¿Seis años se demora y no puede incluir a Invepar en este proceso y ni tampoco hacer algo contra OAS?

¿Se le pasó el tren? ¿Qué ha hecho el fiscal Pérez contra OAS? Pues nada y ahora quiere arreglar sus malos resultados con un show mediático en contra de la subsidiaria de una empresa multinacional (últimamente, como se ha comprobado con el caso Kuczynski, el fiscal de marras anda de show en show).

Resulta evidente que la Fiscalía no hizo nada en su momento contra la empresa OAS y ahora es demasiado tarde, pero en ese talante se afecta la seguridad jurídica que la inversión privada necesita en el Perú con actos desproporcionados e innecesarios.

Tags:

Equipo Especial Lava Jato, Fiscalía, Invepar, José Domingo Pérez, Lamsac, Municipalidad de Lima, OAS, Susana Villarán

Mas artículos del autor:

"Inmenso bolsón electoral inclasificable"
"Por una segunda vuelta como la del 2016"
"Las furias inexplicadas de cierta derecha"
x