opinionweb_marianacpr 2

Lo importante se volvió urgente

La salida del penal del Antauro Humala pone en agenda dos iniciativas que ya de por sí eran importantes, y debían darse, pero ahora se vuelven urgentes.

La primera, es la de incluir el delito de asesinato entre las sentencias que impiden que una persona postule a la Presidencia de la República. El Congreso anterior aprobó la ley que impide a sentenciados por terrorismo, apología al terrorismo, tráfico ilícito de drogas, o violación a la libertad sexual a postular a la presidencia del Perú, aun cuando ya hayan cumplido con su condena. Sin embargo, al no haber incluido el delito de asesinado, Antauro Humala podría ser candidato a la presidencia en futuras elecciones.

Los congresistas Carlos Anderson, no agrupado, y Alejandro Muñante, de Renovación Popular y tercer vicepresidente del congreso, ya se han pronunciado en este sentido. Anderson indicó que entre hoy martes y mañana estaría presentando un proyecto de ley para que asesinos y violadores no puedan postular a la Presidencia o Vicepresidencia. Por su lado, Muñante indicó que los Congresistas tienen la responsabilidad de fortalecer los candados legales para evitar que personas que hayan cometido este tipo de delitos lleguen al poder.

Estemos atentos entonces, como ciudadanía, a que el Congreso debata y apruebe estas propuestas, que, con un personaje tan peligroso y radical como Antauro Humala, se vuelven urgentes. Para que esto sea una realidad, la iniciativa de reforma constitucional tendría que alcanzar mayoría calificada en dos legislaturas, o mayoría simple y ser llevada a referéndum. Tendríamos que estar locos los peruanos para negarnos a aprobar una iniciativa que impida que asesinos y violadores dirijan el futuro del país.

La segunda iniciativa en más compleja, ya que no es legal sino política, y el director de este medio digital la viene mencionando semana a semana: una propuesta política de centro derecha unida y disruptiva. Ya nos pasó una vez, y con consecuencias nefatas, que la centro derecha fue partida en más de 5 candidaturas, dejándole la cancha abierta a la izquierda radical de Pedro Castillo. Ahora se asoma un escenario similar, pero peor, pues al otro lado del charco podría haber una propuesta ya no improvisada, ladrona, y sin rumbo alguno para el país, sino una radical y nefasta. En este sentido se vuelve urgente que las distintas personas que han comenzado a trabajar iniciativas partidarias con miras a las próximas elecciones se unan, dejando de lado los egos personalistas, y aprendiendo algo de los errores del pasado. Ya nos la hicieron una vez. ¿Nos la van a hacer dos veces?

Personajes presidenciables como Roberto Chiabra, Carlos Anderson, Fernando Cillóniz y Carlos Añaños, o iniciativas como la de Roque Benavides, deben unirse, y desde ya asegurarse de formar bases fuera de Lima. Keiko, si es que para las próximas elecciones no está presa, deberá postular sola. Adicionarla a cualquier iniciativa resta más que sumar, pues ya hemos visto en tres ocasionas que el Perú es capaz de elegir al diablo antes que a ella.

Ojalá la izquierda pueda gestar también alguna candidatura interesante y democrática, alejada tanto de Perú Libre como del etnocaserismo, que pueda calar y alejar a los electores de propuestas que no hay como llamar sino totalmente descabelladas.

El Perú pasa por un momento muy difícil, no solo en términos económicos y políticos sino también anímicos. Cada vez se hace más difícil divisar una luz al final del túnel. Por eso debemos jugar las cartas que nos quedan, y jugarlas bien. Ya dejó de ser solo importante y pasó a ser urgente.

*Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden no coincidir con las de las organizaciones a las cuales pertenece.

Tags:

Antauro Humala, Gobierno, Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"Unión civil, ¿ya?"
"Chile: Que sí, que no… ¿qué pasó?"
"Lo importante se volvió urgente"
x