coach

¿Cuándo usar el coaching en una organización?

El proceso de Coaching debe empezar con los líderes de la empresa, pues si estos son reacios al cambio, se puede generar un estancamiento del negocio.

El coaching es una herramienta cada vez más popular entre personas y empresas. El psicólogo Jonathan García-Allen explica que esta metodología consigue el máximo desarrollo profesional y personal de las personas. Además, el coaching influye en la transformación de éstas, generando cambios de perspectiva, aumentando la motivación, el compromiso y la responsabilidad.

El coaching es un proceso que facilita el aprendizaje y promueve cambios cognitivos, emocionales y conductuales. Existen diversos tipos de coaching, sobre todo dentro del rubro organizacional. Por ejemplo, el coaching empresarial está dirigido a organizaciones o empresas a nivel general y abarca temas de empoderamiento, gestión de tiempo y mejora de relaciones. El coaching ejecutivo, por otro lado, está dirigido a los líderes de las empresas pues busca desarrollar y potenciar las habilidades de dirección.

Acelerar los negocios

Joe Moliner, experto en gestión empresarial y aceleración de negocios explica los problemas más recurrentes que indican que es necesario aplicar el coaching en una  empresa:

Poca delegación: Uno de los problemas más comunes tiene que ver con la capacidad de delegar. Según Moliner, la gran mayoría de los empresarios cargan con la responsabilidad de no saber solucionar los problemas. El experto recomienda que los procesos de reclutamiento en las empresas deben ser vigilados pues es necesario que los líderes puedan confiar en sus equipos y delegar tareas o proyectos.

Falta de innovación tecnológica: El proceso de coaching implica también el uso de la tecnología para las actividades empresariales, sobre todo aquello que permite la automatización o la ejecución de tareas de forma ágil y sencilla. La innovación permite reducir costos y concentrarse en realizar mayores ventas por lo que termina siendo uno de los valores fundamentales para acelerar un negocio.

Temor al cambio: Moliner explica que para que todo proceso de coaching se dé de forma eficiente, los líderes deben estar abiertos al cambio, dispuestos a escuchar y abrirse a nuevas ideas y creencias que permitan una mejor dinámica con sus equipos.

Bajas habilidades blandas: La labor de coaching debe centrarse en aspectos menos visibles, como la conciencia mental que implica la identidad, propósito, creencias, y la disciplina. También en la cognición mental, que abarca el enfoque, los planes, la priorización y la resolución de problemas. Finalmente están los valores y principios de cada uno de los integrantes de los equipos de trabajo.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Coach, Coaching, Empresa

Mas artículos del autor:

"Inteligencia emocional: ¿Cómo resolver los conflictos de la mejor manera?"
"Desvinculación laboral: ¿cómo manejarla de forma respetuosa?"
"Compraventa de empresas: ¿qué tomar en cuenta?"