grati

Gratificación: 4 criterios para usarla correctamente

En caso busques liberarte por completo de las deudas con la gratificación, empieza con las que tienes en la tarjeta de crédito y luego ahorra.

Pocos momentos son tan esperados como el depósito de la ‘grati’, y hoy 15 de julio vence el plazo para el pago de la gratificación por fiestas patrias. Según una última encuesta de Datum, el 50% de los peruanos que recibió una gratificación a fines de 2020, planeó destinar este ingreso extra al pago de deudas.

En este contexto complejo y de cierta inestabilidad monetaria, es importante reflexionar sobre el uso que le daremos a esta gratificación de julio. Jorge Carrillo Acosta, docente de Pacífico Business School recomienda seguir la siguiente secuencia para tener el mejor resultado financiero posible:

1.-Pagar deudas caras

La primera acción a realizar al recibir la gratificación es amortizar o cancelar las deudas, principalmente las generadas en las tarjetas de crédito, que por lo general implican una tasa efectiva anual (TEA) de más de 50% si se trata de consumos en cuotas o revolventes. Considera que si optaste por la disposición de efectivo de tu tarjeta de crédito, la TEA puede llegar a ser más de 100%.

En caso busques liberarte por completo de las deudas con la gratificación, el orden de prioridad de pago debe ser el siguiente:

-Deudas provenientes del retiro de efectivo con la tarjeta de crédito.

-Deudas de las compras con tarjeta.

-Créditos de consumo, como préstamos personales, préstamo para electrodomésticos o materiales de construcción, y crédito vehicular.

-Créditos hipotecarios. Estos son los últimos en pagar porque suelen tener tasas bajas.

2.-Ahorrar

Lo mínimo indispensable para empezar a generar un ahorro consistente es guardar el 10% del sueldo y destinarlo a un fondo que evitemos tocar hasta lograr el objetivo planteado. El experto indica que siempre debe “pagarse primero a uno mismo”. Este ahorro que hagamos puede servir como un fondo de emergencia ante una eventualidad o para cumplir un objetivo de largo plazo, como pagar la cuota inicial de una vivienda, un viaje deseado o una maestría.

3.-Invertir

 Son diversas las opciones habilitadas en el mercado para empezar a invertir, que van desde abrir un fondo mutuo hasta poner un negocio familiar. El nivel de la inversión dependerá de nuestro conocimiento del mercado y del riesgo que estemos dispuestos a asumir. Si ya contamos con un producto de este tipo, podemos usar parte de nuestra gratificación para continuar ampliando este fondo.

4.-Disfrutar

Si después de estos tres pasos aún cuentas con excedentes, puedes destinarlos a gustos de corto plazo, como un viaje de fin de semana, renovar el closet, adquirir un electrodoméstico moderno, remodelar algún área de la casa, entre otros.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

ahorro, Deudas, Gratificación, Invertir

Mas artículos del autor:

"Creatividad: ¿Cómo impulsar el ingenio en la oficina?"
"Estas son las Ventajas de la factura electrónica"
"Pyme: ¿Cómo conseguir financiamiento?"