Alberto Fujimori-Indulto

El efecto Fujimori

Sudaca habló con el autor del habeas corpus que libera a Alberto Fujimori, quien se atrevió a comparar en su escrito al exdictador con Túpac Amaru II y Francisco Bolognesi. Asegura que Alan García “ha matado más” y no fue preso. Mientras tanto, Antauro Humala amenaza con llevar reservistas al frontis de Palacio este lunes, ofuscado porque él todavía sigue en la cárcel.

La liberación de Alberto Fujimori podría romper la frágil tregua entre Fuerza Popular y el gobierno de Pedro Castillo, a diez días de que el presidente vaya al Congreso para enfrentar el  proceso de vacancia. La decisión del Tribunal Constitucional (TC), además, ha desatado la furia de Antauro Humala, que amenaza con sacar a los reservistas a las calles. Y las consecuencias, incluso, se podrían sentir dentro del fujimorismo, donde un sector de la vieja guardia -que está en contra del liderazgo absoluto de Keiko Fujimori- se siente empoderado.

TC protesta
Una mujer levanta un cártel contra el fallo del Tribunal Constitucional que liberó al expresidente Alberto Fujimori. Fuente: Valia Aguirre.

HABLA PARCO

El TC, por mayoría, votó a favor de un habeas corpus presentado en el 2020 por el abogado iqueño y militante de Fuerza Popular, Gregorio Parco Alarcón. Él, en su escrito, consideró que Fujimori debía ser excarcelado porque “está próximo a morirse, por la avanzada edad no es un peligro para nadie y porque los políticos lo tienen recluido como un trofeo”. 

Y añadió: “Es como tener preso en espíritu a los héroes muertos, como Túpac Amaru II, enemigo de España, Francisco Bolognesi, enemigo de Chile”. 

“Hay mucha gente que lo vemos como un héroe, que combatió al terrorismo. Hay gente que ha matado más que Fujimori, como Alan García, y nunca ha estado presa”, argumenta Parco a Sudaca. El 24 de noviembre del 2021 fue la vista de la causa del recurso presentado por el abogado iqueño, pero este no se presentó a exponer sus ideas. 

 

Gregorio Parco
Gregorio Parco Alarcón, militante de Fuerza Popular en Ica, autor del hábeas corpus que sirvió para que el Tribunal Constitucional libere a Fujimori. Dice que Alan García “ha matado más” que el exdictador. Fuente: Quinto Poder.

“A este habeas corpus no le veía posibilidades de declararse fundado porque no tenía argumentos. Es recontra pobre”, dice Marco Palomino Valencia, procurador del Poder Judicial. Y es que Parco se limita a citar ciertos artículos del código procesal constitucional, pero no explaya sus ideas. 

El procurador Palomino sólo daba crédito al habeas corpus presentado por César Nakasaki, abogado de Fujimori, en el 2021, por considerarlo como el único que defendía bien sus argumentos. Así lo consigna Sudaca en un informe del 14 de marzo, donde adelantamos que el exdictador depositaba sus esperanzas en el TC. De hecho, la propia Keiko Fujimori pidió hace dos semanas, cuando su padre fue internado en la clínica Centenario, que el TC viera el habeas corpus presentado por Nakasaki lo más pronto posible. 

Pero el presidente del TC, Augusto Ferrero Costa, tenía una sorpresa. De la noche a la mañana, colocó en la agenda del pleno del jueves 17 el habeas corpus presentado por Parco, con el magistrado Ernesto Blume como ponente. Blume dio luz verde al recurso antes de irse de vacaciones  por dos semanas, informa una fuente del Tribunal.

La inesperada decisión coincidió también con el retorno de Alberto Fujimori al Establecimiento Penitenciario Barbadillo, tras una corta estancia en la clínica Centenario. Había sido internado por la fibrosis y la fibrilación auricular que padece. El primer ministro Aníbal Torres había advertido que el gobierno evaluaría el traslado del exdictador a un penal común -Ancón II específicamente- apenas esté recuperado. 

 

REACCIÓN EN CADENA

La liberación de Fujimori provocó una airada reacción por parte del primer ministro. “[El tribunal] se convierte en adalid de la impunidad de los grandes delincuentes y evidencia que en Perú tienen derechos fundamentales los más avezados criminales”, dijo Torres en entrevista con Exitosa. 

El controvertido fallo se da en medio de una frágil tregua entre el Ejecutivo y Fuerza Popular. La bancada naranja lanzó un ramo de olivo al polémico ministro de Salud Hernán Condori al retirar las firmas de la moción de censura que los mismos congresistas fujimoristas habían impulsado. En respuesta, Condori elogió la labor del legislador Alejandro Aguinaga cuando fue ministro del gobierno de Fujimori, en los noventa.

El conflicto político por la liberación del exdictador, sin embargo, se presenta a diez días de que el presidente Pedro Castillo y su abogado asistan al pleno del Congreso en el proceso de vacancia presidencial. Queda por ver si la tregua se mantiene o se rompe. 

La liberación de Fujimori también despertó la indignación de Antauro Humala, quien ahora reclama que el presidente Pedro Castillo cumpla con su promesa de indultarlo o que facilite su liberación con beneficios carcelarios. Liliana Humala, prima y abogada del líder etnocacerista, anuncia que los reservistas se movilizarán este lunes a Palacio, “porque están jugando con la libertad de Antauro”. El hermano de Ollanta está furioso al ver que Fujimori salió primero que él.

La defensa de Antauro Humala alega que el director del penal Ancón II, Carlos Malca Cárdenas, le debe reconocer una reducción de pena por trabajo y estudio para que ponga los pies en la calle. El 14 de marzo pasado, el líder etnocacerista le envió una carta al ministro de Justicia, Ángel Yldefonso, pidiendo ser liberado porque –según él– el beneficio equivale a dos años y cinco meses menos de su condena de 19 años por el “Andahuaylazo”. Bajo su lógica, como lleva preso 17 años, le correspondería la libertad con el beneficio de la redención. 

“Sin apelar al indulto presidencial ofrecido en campaña (que de todas formas agradezco y me compromete moralmente), debiera estar libre porque sencillamente cumplí con la ley”, le dice Antauro Humala al ministro de Justicia, que tiene bajo su mando al Instituto Nacional Penitenciario. 

 

Carta Anatauro
14 de marzo. Carta de Antauro Humala Tasso, preso en Ancón II, dirigida al ministro de Justicia, Ángel Yldefonso, en el que le exige ser liberado.

En el entorno antaurista confían en una respuesta favorable de parte del ministro Yldefonso. “El ministro de Justicia fue a visitar a Antauro hace cuatro años. Él decía que era hincha de Antauro y se solidarizaba con él. Tiene que ser consecuente con lo que dijo”, dice Liliana Humala.

La libertad del exdictador también ha generado reacciones entre sus más íntimos partidarios y abre un debate sobre el dominio absoluto de Keiko Fujimori en Fuerza Popular. “La imagen del presidente Fujimori es algo que orienta al partido y al fujimorismo. Su libertad es una especie de fuerza nueva que pueda nutrir al fujimorismo”, dice a Sudaca Ricardo Rivera Romero, uno de los hombres de mayor confianza del exdictador y excandidato al Congreso por Fuerza Popular. Rivera colaboró con el libro de memorias de Fujimori “La palabra del Chino. El Intruso”. 

Una fuente cercana al exmandatario, de los llamados “albertistas”, dice que la libertad de Fujimori debe suponer un debate sobre si es conveniente o no que siga Keiko Fujimori como lideresa de Fuerza Popular ante sus fracasos electorales. “Alberto Fujimori no se va a enfrentar a su hija y va a estar enfocado en cuidar su salud. Pero los seguidores del expresidente deben aprovechar la ocasión para exigir cambios, porque el fujimorismo muere con Alberto Fujimori”, dice la fuente. 

Keiko Fujimori rompió políticamente con su padre en las elecciones del 2016 y no quiso reivindicarlo, borrando del partido a figuras identificadas con el patriarca. La apuesta no le resultó, pues perdió en segunda vuelta con Pedro Pablo Kuczynski. En los comicios del 2021, la lideresa de Fuerza Popular cambió de estrategia y se reconcilió con la vieja guardia fujimorista por mediación del expresidente, según pudo conocer Sudaca. La elección resultó otro fracaso. 

Tras perder en el balotaje, el fujimorismo se rehusó a hacer una autocrítica sobre su desempeño electoral y encubrió el fracaso con falsas denuncias de fraude. “Keiko maneja a una cúpula cerrada. Ella no va a querer ceder espacios. Pero es hora de ver otras alternativas”, dice una fuente cercana al exgobernante, cuya liberación traerá cola, sin dudas. 

 

Fotoportada: Darlen Leonardo

Tags:

Alberto Fujimori, Fujimorismo, TC

Mas artículos del autor:

"Castillo y Cerrón: crónica de una ruptura"
"Gladys Echaíz: en una encrucijada política y judicial"
"Anahí Durand, fuera de la PCM"