Fuerza Popular: ReKambio parlamentario con dudas

Fuerza Popular: ReKambio parlamentario con dudas

Congresistas electos del fujimorismo han acudido a los representantes del (disuelto) parlamento obstruccionista y del actual en busca de consejos. En Fuerza Popular dicen estar arrepentidos y atribuyen la mochila a los exinvitados del partido, aunque en la bancada entrante Bustamante y Aguinaga ya tienen serios cuestionamientos.

Junto a Alba Ñaupas

Luego de la actuación aplastante de su mayoría parlamentaria, la nueva bancada de Fuerza Popular dice querer enmendar los errores del pasado. ¿Qué hace para lograrlo? Buscan los consejos de quienes les hicieron ganarse a pulso la etiqueta de obstruccionistas.

Rosangella Barbarán, electa por Lima, por ejemplo, ha recurrido a los consejos de congresistas del Congreso disuelto como Luis Galarreta, actual candidato a la primera vicepresidencia, y Miguel “Miki” Torres, vocero del partido.

Galarreta fue presidente del Parlamento disuelto entre el 2017 y 2018, los años más álgidos del enfrentamiento entre el Legislativo y el Ejecutivo. En medio de su gestión, fue cuestionado por la compra de televisores, frigobares y flores meses antes del Mundial Rusia 2018. Cuando fue increpado por los medios, defendió las adquisiciones y aseguró que aprobarían “otra ley para que saquen la publicidad de algunos medios mermeleros”, en alusión a la llamada Ley Mulder.

Por su parte, Torres es recordado por ser uno de los principales defensores de la derogatoria del Decreto Supremo Nº 1419 en el 2018. Esta norma obliga a los casinos y tragamonedas a pagar el impuesto selectivo al consumo. La prensa reveló después que clientes del estudio de abogados de la familia de Torres eran, precisamente, salas de juego que se verían beneficiadas por dicha medida.

Pero a la interna del fujimorismo ambos son modelos a seguir. Barbarán cuenta que se acercó a ellos con el “fin de tomar los buenos proyectos que se quedaron en stand by”. Las propuestas consultadas giran en torno a la reactivación económica, asegura.

“Uno de ellos es la exoneración tributaria en los dos primeros años para las empresas formales. Otra es que dos puntos del IGV se devuelvan al consumidor y que vayan a un fondo intangible que funcione como fondo de jubilación”, explica Barbarán.

Las consultas con los fujimoristas del actual parlamento y del disuelto no han sido esporádicas. La congresista electa por Lima también contó a Sudaca que incluso antes del 11 de abril recibieron capacitaciones sobre la práctica parlamentaria dictadas, en algunos casos, por exparlamentarios de los últimos periodos.

Nano Guerra García, jefe del plan de gobierno, agrega que hay reuniones de coordinación entre los electos congresistas y quienes tienen actualmente una curul. “Dentro de los subequipos de campaña, hay un área donde están los candidatos electos y también se tiene información de los congresistas actuales. Ellos no pueden participar en campaña, pero sí hay coordinación. Inclusive de los que han estado antes en el Congreso [del 2016-2019]. Es gente que tiene experiencia”, aseguró a este medio.

Diethell Columbus, vocero de la vigente bancada naranja, es uno de los que ha recibido varias llamadas. “Uno que otro me llama para preguntarme sobre proyectos que se han presentado y ver si cuando ellos ingresen los pueden retomar o no. Son cosas cotidianas y normales en un partido que ya ganó representación parlamentaria”, afirma.

Columbus también dice que estos proyectos de interés serían los que se encuentran en la Comisión Especial Multipartidaria Encargada del Ordenamiento Legislativo (CEMOL), grupo que él preside y que tiene como objetivo depurar la carga legislativa en el país.

Uno de los congresistas que ha buscado consejos en el despacho de Columbus es Eduardo Castillo, electo por Piura. Castillo tiene experiencia previa en el Parlamento disuelto y el actual. “Yo he sido técnico en el despacho de Karla Schaefer [congresista 2016-2019] y, hasta antes de la campaña, como auxiliar con Mártires Lizana [congresista 2020-2021]. Ambos congresistas de Piura. He tenido la suerte de seguirlos y acompañarlos y tener una idea de lo que podemos conseguir en estos 5 años”, apunta.

Gilbert Alonzo, actual congresista por Ica, explica que, si bien no ha conversado con el parlamentario electo por su región, Raúl Huamán, los nuevos integrantes deben seguir trabajando “con los mismos lineamientos” y que ya dialogará con él para “plantearle todas las iniciativas” que tiene pendientes.

Culpan a los invitados

Todos los entrevistados para esta nota coinciden en que Fuerza Popular tendrá una responsabilidad mayor que otras bancadas luego de su actuación de los últimos cinco años. Eduardo Castillo afirma que “hasta las bases del mismo partido fujimorista están hartas” de la actitud confrontacional que tuvo el fujimorismo en el Legislativo. “El compromiso es también con ellos. No más un Congreso confrontacional, sí uno propositivo y de consensos. Entramos con esas ganas, créeme”, dice.

La culpa se la atribuyen, sin embargo, a los invitados del partido. Columbus, por ejemplo, considera que en el Parlamento disuelto “hubo personas invitadas, que ya no están en el partido, que patearon el tablero”.

El virtual congresista Víctor Flores agrega que tener tantos invitados “no debe pasar en un partido consolidado” y que los candidatos deberían ser “gente que sea probadamente militante”. Barbarán concuerda y agrega que «fue un error que la bancada esté formada en su mayoría por invitados”.

Uno de esos elementos perjudiciales para el partido, por ejemplo, fue Rosa Bartra, presidenta de la Comisión Lava Jato que excluyó a Alan García de su informe final. En el caso de su entonces lideresa Keiko Fujimori, quien tampoco aparece en el documento a pesar de ser investigada por el equipo especial Lava Jato de la Fiscalía, Bartra ha alegado que el mandato de su comisión era «investigar la corrupción que existió por los funcionarios del gobierno» y «nosotros no investigamos campañas». «Keiko Fujimori no se encuentra presente en las obras o proyectos ejecutados por los grupos empresariales brasileños y peruanos que hemos identificado”, ha agregado también.

Para enmendar sus errores, Fuerza Popular pretende mostrarse como una bancada «de brazos abiertos». Eso es lo que dice Víctor Flores, congresista electo por La Libertad. “El planteamiento específico que dio la lideresa [Keiko Fujimori] fue tener los brazos abiertos con todas las bancadas”. ¿Y Perú Libre? “[Llegar a acuerdos] con las bancadas con las que no hay similitud será como querer unir agua con aceite”, apunta Flores.

Pero si hay algo que podrían tener en común el fujimorismo y el partido del lápiz es su postura frente a temas de género. “Nuestra sociedad no es patriarcal del todo, tampoco es matriarcal del todo. Donde haya coincidencia [con PL] pienso que sin duda va a haber un punto de encuentro”, señala.

Cuestionados antes de asumir

De los 24 nuevos parlamentarios, hay dos que en campaña no resaltaron por sus propuestas. Ambos forman parte del equipo de salud de Fuerza Popular que será el encargado de combatir la pandemia en un eventual gobierno naranja.

El primero es Ernesto Bustamante, quien en marzo de este año comparó a la vacuna china Sinopharm con “agua destilada” en un intento por desacreditar su eficacia. También aseguró que esta producía “más Covid-19 que el placebo en algunos casos” e incluso se animó a recomendar el uso de saliva como alternativa al gel desinfectante para protegerse del virus.

Pero no todo quedó ahí. A inicios de mayo, siendo ya un congresista electo, Bustamante continuó con sus ataques al antídoto de Sinopharm. Días después, sin embargo, la OMS aprobó el uso de emergencia de esta vacuna. No se le volvió a escuchar.

Consultado por las declaraciones de su compañero de bancada, Nano Guerra García dice que Bustamante “emitió sus opiniones a título personal, no del partido, pero finalmente no es un tema que me preocupe o quite el sueño”.

Pero mientras Bustamante criticaba a Sinopharm, Alejandro Aguinaga, congresista electo de Lambayeque, figuraba en la lista VIP de quienes se inocularon clandestinamente las dosis de la vacuna china.

La nueva bancada de Fuerza Popular
Los 24 congresistas electos que representarán a Fuerza Popular en el nuevo Congreso.

Aguinaga no solo es conocido por ser el médico de cabecera de Alberto Fujimori, sino también por enfrentar un juicio que lo señala como responsable de las esterilizaciones forzadas de más de 1.300 mujeres pobres y la muerte de cinco de ellas “en un contexto de grave violación de derechos humanos”, de acuerdo a la acusación fiscal que este medio reseñó hace unas semanas.

La situación de Aguinaga no parece generar molestias al interior del “nuevo fujimorismo”. Su lideresa ha defendido las esterilizaciones forzadas y las ha minimizado llamándolas “planificación familiar”. Parlamentarios electos como Barbarán o Flores confían en que Aguinaga saldrá absuelto por la justicia. Aunque hay otros que afirman que, de ser hallado culpable, tendría que salir del Congreso. “Tiene que cumplirse al pie de la letra el reglamento y la ley. Se tiene que ser tajante. Fuerza Popular tiene que dar el ejemplo”, asegura Eduardo Castillo.

Sudaca intentó contactarse con Bustamante y Aguinaga, pero el primero se excusó diciendo que estaba de viaje en el exterior y que su agenda estaba “bastante llena”. Aguinaga, por su parte, dijo que lo contactemos después porque se encontraba en una audiencia, pero no volvió a responder las llamadas.

 

*Fotoportada e infografía por Leyla López (Fuentes: Andina, Pixabay)

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Congreso, Elecciones 2021, Fuerza Popular, Keiko Fujimori

Mas artículos del autor:

"De EsSalud al Indecopi"
"Expo Dubái: La puerta giratoria que operó en PromPerú"
"Calvario con Movistar: el testimonio de una víctima de ‘SIM swapping’"