vendedores de libros compiten con falsificadores

De Ripley: vendedores de libros en liquidación compiten con los falsificadores

Como si fuera uno de los cuentos del multifacético Abraham Valdelomar -narrador, poeta, dramaturgo y dibujante-, la feria internacional del libro que lleva su nombre fue escenario de un enfrentamiento entre una autora de libros de autoayuda, de astrología y de estudios de comunicación no verbal, con la vendedora de una editorial que no sólo vende producción propia sino los saldos que las cadenas de librerías rematan a precio de incendio porque “no salen”.

La noche del domingo 30 de abril, la periodista y escritora Rosa María Cifuentes se presentó en la Sexta Feria Internacional del Libro de Ica Abraham Valdelomar, para firmar libros de su autoría en el stand de la librería Crisol, sin embargo, cuando se encontraba en plena firma de libros fue sorprendida con un ejemplar de su autoría que ella reconoció como pirata, y luego hizo pública la denuncia a través de sus redes sociales.

“Mientras yo firmaba los libros de las personas que hacían cola, se me acercó una jovencita con un ejemplar de ‘Cuentos con valores’, y yo le digo que este libro de cuentos es pirata. La joven me responde que eso es imposible, porque ese ejemplar lo había comprado en la feria. Yo de frente le dije: ‘no me mientas porque tú sabes cuánto cuesta y cuánto es la diferencia’. La chica se disculpó y me informó que a ese precio (puesto en la tapa del libro con una pegatina muy visible) se vendía en el stand de la librería Grandifer. Lo digo y lo repito ahora porque tengo de testigos a la gente de Crisol y a las personas a las que les devolvieron el dinero por la compra de los libros adquiridos en Grandifer. Lo más curioso es que me han comentado que la librería que está metida en este problema es una empresa que pertenece a un área que tiene que ver con la Cámara Peruana del Libro”.

“Cuentos con Valores” Rosa María Cifuentes
“Cuentos con Valores” es el ejemplar que Rosa María Cifuentes identificó como falso.

“Y qué había pasado -continúa diciendo la señora Cifuentes-, pues que mientras yo estaba presentado mi libro, algunos trabajadores del stand de Grandifer ofrecían los libros piratas, creyendo que no me iba a dar cuenta, y muchas personas los compraban, aunque sabían que el stand de Crisol era el autorizado para vender todos los libros originales escritos por mí. Ahora bien, siendo la de Ica una feria del libro con todas las de la ley, es necesario que se persiga el delito y se haga una investigación acerca de lo que está pasando con los stands y el gremio”.

“La señora que ven ustedes en el video difundido en mis redes (la señora Cifuentes se refiere a la escena protagonizada por ella y una vendedora del stand de Grandifer) pretende negar el incidente, pero es muy tarde porque en las imágenes del video se le ve retirando los ejemplares de los libreros del stand, ya que absolutamente todos los “Cuentos con valores” exhibidos eran piratas. La Cámara Peruana del Libro tiene que pronunciarse, porque no solamente es mi trabajo, sino el de mucha gente: editores, impresores, distribuidores, etcétera. La editorial Planeta identificó el libro de otro autor que se vendía al cincuenta por ciento del precio oficial, y aunque el señor de la librería que vendía ese producto diga lo que quiera, nosotros vimos como los vendedores devolvían el íntegro de la plata a los que compraron esos libros. Tenemos los nombres, las declaraciones, tenemos todo”.

“Me cuentan mis seguidores que, lamentablemente, eso sucede permanentemente en ferias de provincias, como las de Cusco, las de Trujillo, las de Tacna. Esta última la vi personalmente, porque Crisol ha abierto hace muy poco tiempo. Creo que sería muy grave que existan miembros de la Cámara Peruana del Libro que integren chats de libreros responsables y que contraten imprentas que fabriquen libros piratas. Esto recién empieza, veamos qué más pasa. Estaremos vigilando”.

Responde Óscar Obregón, representante de la Librería Grandifer:

“Nosotros vendemos únicamente libros originales, nosotros estamos contra la piratería, nosotros combatimos la piratería donde la hay, como en la ciudad del Cusco, ya que esa práctica delictiva destruye la cadena de valor del libro. Nosotros nos regimos por las normas de conducta que dicta la organización de la Feria de Ica, la Asociación Abraham Valdelomar, la cual nos hace firmar un documento donde se dice que está terminantemente prohibida la venta de libros pirata o copias de libros originales. Para hacer que la industria del libro crezca, nosotros vendemos originales. La señora Rosa María Cifuentes debe haberse confundido, los libros que vendemos son originales, por eso esperamos que nos brinde la oportunidad de enseñarle los ejemplares que nosotros vendemos, que vendíamos aquel domingo 30 de abril”.

¿Los libros que se vendieron a los asistentes a la feria de Ica y que la señora Cifuentes identificó como piratas eran originales?

No, nosotros no habíamos vendido ningún ejemplar; los que la señora Cifuentes vio con etiqueta de 19 soles y no de 45 soles, eran los que nosotros compramos como ‘lotes de oferta’, que son los libros que después de varios meses o años se venden a precios muy bajos, y que nosotros compramos y luego vendemos para promocionar la lectura de libros a bajo precio. Eso es lo que ha ocurrido, nosotros no vendemos piratería.

¿Por qué la vendedora estaba sacando los libros cómo se observa en el video?

Por supuesto cuando te viene un grupo de veinte personas encima y ya hemos hablado con la vendedora y me dijo que ella pensó que la iban a golpear, y tenemos también nosotros las respectivas grabaciones que se vino como un Fuente Ovejuna y pues una dama sola creo yo que cualquiera se asustaría y por supuesto empezó a sacar todos los libros desesperada, si usted ve el video cómo le levantan la voz y le faltan el respeto y esa no es la forma, la forma ideal era ir a la Comisaría si dicen que es pirata o copia asentar una denuncia y que la Policía intervenga que es el conducto regular pero no es para que alguien a gritar y la vendedora lo sintió como una agresión y la vendedora es una dama, yo creo que hasta un caballero que venga un grupo de 20 a 23 creo que hasta yo me asustaría. Nosotros sabemos que la escritora está muy molesta porque no se combate frontalmente la piratería, nosotros estamos molestos ya que nosotros sobrevivimos a duras penas como librería, a nosotros nos ayuda mucho esto de los eventos culturales para poder mover material bibliográfico porque esto de la piratería nos destruye totalmente, en el video está claramente que los libros son originales. La piratería a mí me destruye, a una librería formal la destruye porque la piratería es un delito.

La coordinadora de prensa de Editorial Planeta, Gabriela Mogollón indicó que “desde Planeta ya se han tomado las acciones respectivas para respaldar a nuestra autora. Se ha emitido una carta a la entidad correspondiente, pueden verificar con ellos la recepción de la carta si así lo desean”.

Antonio Moretti Gerente general de la Cámara Peruana del Libro, nos indicó que la piratería es un tema complejo por ello si es necesario se someterá a peritaje los ejemplares en cuestión ofrecidos por la librería Grandifer.

“Planeta nos envió una comunicación y no podemos contestar una comunicación en el sentido de que no nos han hecho una consulta, lo que nos han pedido es que convoquemos a las partes, ese es el sentido de la carta de Planeta, que evaluamos la situación y que a partir de esto generemos la sanción si es que fuera lo adecuado, entonces nosotros estamos en esa etapa conversando con ambos, yo entiendo también que a partir de esto ellos dos Grandifer y Editorial Planeta han tenido conversaciones para llegar a verificar. Como comprenderás el tema de la piratería, nosotros trabajamos con Indecopi en la lucha de la piratería, el tema de la piratería es un tema muy complejo en el sentido de que se requiere de un peritaje para la identificación de los libros piratas, hay libros piratas que son evidentemente piratas que los puedes identificar por la calidad, pero hay otros que no son tan sencillos de identificar y que requieren de un peritaje. Nosotros en este momento estamos en la parte de convocar a las partes para que hagan sus planteamientos, ya Planeta señaló su posición con Grandifer también ya nos esta presentado su descargo y a partir de esto que reunamos la información de ambas partes esto va a la Comisión de ética los cuales evaluaran si es que requiere una sanción y que tipo de sanción eso sobre la carta de Editorial Planeta, además de lo que la Comisión de ética señale tiene que pasar al área legal ahí hay un tema que es complejo, pero como te digo ya iniciamos.

Grandifer no pertenece a ningún Comité es asociado de la Cámara. La Cámara tiene poco más de 150 asociados, es un asociado de la Cámara, pero no tiene ninguna posición dentro de la directiva”.

Hace unos años, cuando Lima era una de las ciudades mejor iluminadas de toda América y la televisión peruana exportaba producciones originales a toda la región, había decenas de librerías cuyos dueños eran poetas o personas sumamente ilustradas, hasta que llegaron los políticos llenos de ideas absurdas que acabaron con la luz, con la televisión altamente competitiva, con las librerías y con los libreros. Nuestra industria editorial está agonizando, a tal punto que Galaxia Gutenberg, editora de Los genios de Jaime Bayly solo ha lanzado 5 mil ejemplares al mercado. En ese contexto, la señora Cifuentes señala a unos señores que venden los saldos de sus libros no vendidos a precios de incendio, pero la aguja de nuestra incultura no se mueve ni para adelante ni para atrás.

Tags:

Feria Internacional del Libro de Ica, Ica, Indecopi, Librería Grandifer, Libros, piratería, Rosa María Cifuentes

Mas artículos del autor:

"Qué pasa en SANIPES"
"Problemas en el Puerto de Chancay a semanas de su inauguración"
"Los medicamentos genéricos entran a la campaña electoral"
x