Francisco Bolanos

Diferencias de género y ocupación laboral

"Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus, según el título de un bestseller. ¿Son ambos géneros realmente tan diferentes en cuanto a preferencias y características psicológicas? Bueno, sí y no."

Hay cinco clasificaciones de los rasgos de la personalidad que han sido extensamente investigados: apertura a la experiencia, escrupulosidad, extroversión, amabilidad y neuroticismo. Estos rasgos ayudan a predecir varios resultados de nuestras vidas. Por ejemplo, las mujeres tienden a ser, en promedio, más amigables que los hombres. No obstante, si usted eligiese al azar a un hombre y a una mujer de una población, la probabilidad de que ella sea más amigable que él está cerca a la del lado de una moneda. Las diferencias sustanciales de género no ocurren en el medio de la distribución, sino principalmente en los extremos. Aquí es donde esto se pone interesante, ya que estamos hablando de personas con rasgos de personalidad poco comunes. Por ejemplo, las personas con valores extremadamente bajos en amabilidad son en su gran mayoría hombres, mientras que las personas que tienen un puntaje extremadamente alto en amabilidad son casi exclusivamente mujeres. Esto es importante ya que un comportamiento desafiante extremo es un predictor de encarcelamiento. En Perú, 9 de cada 10 personas en la cárcel son hombres.

Hay dos teorías rivales que tratan de explicar cómo el desarrollo económico afecta la igualdad de género, la hipótesis del rol social, y la teoría posmaterialista. Ambas están de acuerdo en que las necesidades y restricciones económicas dan forma a la personalidad de las personas. La primera predice que el desarrollo económico lleva a la disolución de los roles de género tradicionales y a una reducción de las diferencias de género. Por el contrario, la teoría posmaterialista predice que las diferencias de género pueden manifestarse sin restricciones a medida que ambos géneros obtienen mayor igualdad y suficiente acceso a recursos materiales, ya que los recursos cognitivos se orientarían más hacia la expresión individual que al objetivo neutral de supervivencia.

¿No deberían las políticas públicas promover la libre expresión individual asegurando que tanto mujeres como hombres tengan suficiente acceso a recursos esenciales? Esto es trascendental en la elección de la ocupación laboral. En muchos países desarrollados, como los países Escandinavos, se han implementado políticas que fomentan la igualdad de género: acceso a la infraestructura de cuidado infantil, cuotas de género, y permisos parentales. En base a esto, se esperaba que la proporción femenina en ocupaciones e industrias tradicionalmente masculinas alcanzara cierto nivel. No ha sido el caso.  Sobre todo, en estos países, las mujeres tienden a elegir ocupaciones que se consideran típicamente femeninas. Más libertad económica e igualdad de género no han hecho que hombres y mujeres sean más similares en su elección de ocupación laboral, en línea con la teoría posmaterialista.

El campo de la economía familiar, que enfatiza las interacciones de diferentes individuos dentro de una familia, ha demostrado que tampoco es necesario irse a los extremos, y que mínimas diferencias de género pueden ocasionar grandes diferencias en los resultados entre hombres y mujeres. Por ejemplo, la alta concentración de hombres en trabajos de mayor riesgo podría explicarse como resultado de la toma de decisiones familiares. Al igual que en la elección de un portafolio financiero, una familia podría querer tener una inversión riesgosa y rentable cubierta por una que esté relativamente libre de riesgos. Entonces, incluso diferencias de género mínimas en la aversión al riesgo llevarían a los hombres a trabajar consistentemente en trabajos más riesgosos, como el ejército y la minería.  Las políticas familiares y laborales en el Perú mejorarían su efectividad en el campo socioeconómico si estas abarcaran los desafíos de la heterogeneidad y diversidad psicológica, dentro de, y entre ambos géneros.

 

 

 

Tags:

género, sociedad

Mas artículos del autor:

"Arreglos flexibles y trabajo desde casa"
"Portales de empleo e ingeniería social"
"Diferencias de género y ocupación laboral"