Héctor Acuña - entrevista

Héctor Acuña sobre Maricarmen Alva: “Está equivocada. No revisa las encuestas, no ve televisión”

El militante de APP es una de las cartas para presidir el Parlamento. Dice que lo mejor en un adelanto de elecciones sería “irnos todos” y reconoce las fracturas que existen entre los militantes y los invitados de su bancada, como Chiabra y Echaíz. Sobre una posible reelección de Maricarmen Alva en la mesa directiva, el hermano menor de César Acuña pone el parche: “Las actitudes que ha mostrado no nos ayudan”. También hablamos de plagios.

 

Congresista, ¿es seguro que APP dirigirá la nueva mesa directiva?

Hablar de seguridad no corresponde. Una opción sí es. Por los momentos que vivimos no hay nada seguro en la vida.

Pero hay un acuerdo verbal del año pasado para que APP asuma la presidencia, ¿no?

Eso estamos esperando que se cumpla. Pero hay que esperar, en todo caso.

Hay voces que empiezan a desconocer el acuerdo. El acciopopulista Luis Aragón dijo, para una reciente nota de Sudaca, que “la coyuntura política ha cambiado y el número de bancadas se ha incrementado”.

A ver, lo que ha comentado el colega es correcto. Ha variado mucho en un año, pero nosotros como APP no descartamos convencerlos o que este acuerdo sea una premisa para una negociación o una conversación con todos. Al final va a partir de un entendimiento con todas las bancadas.

‘Hildebrandt en sus Trece’ señala que Maricarmen Alva quiere la reelección y que ya está en campaña. Le leo un extracto: “Hace tres semanas María del Carmen Alva buscó a congresistas de Fuerza Popular para decirles que ‘para la gobernabilidad’ del país lo mejor sería su reelección”. ¿Cómo vería una reelección de Alva?

Bueno, creo que, por las encuestas y las actitudes que ha mostrado, no nos ayuda a nosotros como congresistas tener, nuevamente, en la Mesa Directiva, a Maricarmen. Creo que ahí hay que ser claros en que necesitamos una renovación.

Usted se refiere a las actitudes de la presidenta que han llevado a que se le ponga el apodo de ‘Malcricarmen’…

Claro. Todos hemos tenido la oportunidad… quizá no lo hemos vivido presencialmente, pero, a través de diferentes medios, [hemos visto que] sus actitudes no han sido las mejores. Siempre esperamos que las personas que nos representan se comporten de la mejor manera.

¿Está usted también en campaña por la Mesa Directiva? Dicen varias fuentes que ya está tocando a la puerta de algunos parlamentarios.

No. En mi caso es algo distinto. Esta posibilidad de participar de la Mesa Directiva o acceder a la presidencia se ha dado por la motivación de otros colegas que ven con buenos ojos mi participación.

¿Y cómo toma usted esa motivación de sus colegas? ¿Le gustaría ser presidente del Congreso?

En primer lugar, creo que es un reconocimiento al trabajo que vengo haciendo en la Comisión de Presupuesto. Y eso se ha evidenciado en las votaciones y logros que hemos obtenido. Recuerde que, en esta comisión, hemos tenido grandes aportes con los profesores, con la salud… Es una comisión que sigue aportando mucho al bienestar. Y, en este caso, hay un reconocimiento de los colegas. Gran parte de ellos ha visto un buen trabajo.

Pero, en los últimos años, es una comisión que ha sido puesta en la mira por las repartijas que allí ocurren. ¿No ha recibido usted propuestas indecentes?

Para nada. Eso es algo que me tiene tranquilo y me ha dado esa amplitud. He demostrado transparencia, honradez y disposición de servir y no de servirme.

Por lo que me dice, ve con buenos ojos su nombre en el bolo a la presidencia del Congreso.

Sí. Sentirse reconocido y, de alguna forma, que sea un reto profesional… ¿a quién no le podría agradar y verlo como un desafío?

Y la banda presidencial, congresista, ¿cómo le sentaría?

No tengo, para nada, ninguna ambición de cargo.

Se lo pregunto porque es cada vez más probable que el próximo presidente del Congreso se convierta en jefe de Estado, ¿no cree?

Sí, la posibilidad existe. No hay que desconocerlo, pero yo debo centrarme en la presidencia del Congreso si tengo la opción de que mi bancada o el partido me propongan. Porque, al final, va a depender de otras bancadas, como estamos viendo. Respecto a la banda presidencial, se vería en ese momento.

Le quitaría el sueño a su hermano César Acuña…

No sé por qué lo dice, no sé. No lo siento así, ni lo veo así.

¿Piensa apoyar la acusación constitucional contra Dina Boluarte?

De acuerdo a la información que se maneja, creo que no habría inconveniente de apoyar la acusación y todos nos sometamos a lo que la ley establece.

¿Y la moción de censura al premier Anibal Torres?

Anoche [jueves] hemos tenido una reunión de bancada y hemos acordado que todo lo que sea censura, que todo lo que sea interpelaciones, debe ser coordinado en bancada. Para no tener esas patinadas que hemos tenido en algún momento.

¿A qué patinadas se refiere?

Que muchas veces no hemos actuado como bancada. Que, a veces, ayuda tener un criterio propio, pero, en este caso, perteneciendo a un partido, hemos visto que mejor sería tratarlo previamente en bancada. Votar en bloque sería la idea. Es lo que ayer hemos acordado.

No creo que a los invitados del partido, Gladys Echaíz y Roberto Chiabra, opositores férreos al gobierno, les guste esa idea.

En nuestro bloque, con quienes más conversamos son 12. Somos los que tenemos la opción de reunirnos como bancada. Y los amigos Echaíz y Chiabra ya han conseguido su libertad para votar.

O sea, ellos están al margen de los acuerdos de bancada.

Realmente, ellos no siempre asumen los acuerdos. Eso también ha pasado con algunos de nuestros miembros, por descoordinación.

Los militantes entonces no se llevan muy bien con los invitados de la bancada.

Nosotros, a los que nos llaman provincianos, somos más predispuestos a hacer amigos…

Está haciendo referencia usted a lo dicho por Chiabra hace dos días: que los congresistas de provincia, “cuando postulan, ofrecen obras pero, como no está dentro de su potestad, entonces vienen a Lima y son subordinados y sumisos a los ministros”. ¿Se ha sentido aludido?

Claro. Yo creo que los 100 [congresistas de provincia] con quienes he tenido oportunidad de intercambiar algunos mensajes [también]. Sí, nos ha golpeado.

¿Merecen los invitados de APP postular a la mesa directiva?

El partido ha aprendido, en los 20 años que lleva, que el comportamiento de los invitados es diferente al de los militantes. Por ese lado, ya lo tiene claro el partido. Deben ser militantes.

Congresista, hay quienes hablan de un pacto entre César Acuña y el mandatario, ¿lo descarta?

En ningún momento he podido ver ese pacto. Al contrario, he visto posiciones distintas.

Pero, a inicios del gobierno, el apoyo de la bancada fue clave en votaciones como la confianza a Guido Bellido y Mirtha Vásquez. Y colocaron funcionarios que militaban en APP en cargos del Ejecutivo. Al menos, ¿no había algo de afinidad?

Creo que muchas veces se interpreta equivocadamente. En mi caso, imagínate, a los 30 días de iniciado un gobierno, desacreditarlo al 100% y que tengamos las herramientas para descalificarlo… no era el momento oportuno.

Usted votó en abstención durante el proceso de vacancia de Pedro Castillo. Si volviese a haber otro intento de vacancia, con los nuevos elementos que la fiscalía maneja del entorno presidencial, ¿cuál sería su postura?

En mi caso, la vacancia siempre ha estado presente. Lo único que he manifestado, y lo sigo haciendo, es que hay que esperar a tener los elementos que justifiquen que lo estamos haciendo bien, que estamos pegados a la parte legal y de eso el Ministerio Público ya se está encargando. Pero, te digo, la vacancia sí está en mi libreto.

¿Estaría usted de acuerdo con un adelanto de elecciones generales?

Si las condiciones se dan y, tratando que pensemos en lo que viene después, es decir, una gobernabilidad que no genere más problemas, no habría inconveniente.

¿Qué condiciones son esas?

Saber quiénes van a quedarse en esa transición. A eso me refiero.

Si estuviera la señora Maricarmen Alva, ¿no estarían dadas las condiciones?

Imposible, porque ya tenemos claro lo que ella nos ha dejado como herencia.

¿Ya ha escuchado usted los audios que han salido de ella? Dice que ante un adelanto de elecciones sólo se iría el presidente de la República y no el Congreso.

A ver, lo que hay que diferenciar es la parte legal y la legitimidad que debemos tener. Tengo entendido que es posible que sólo se convoque a elecciones a nivel de presidencia, ¿pero la legitimidad? La hemos perdido. Estaríamos yendo contra la corriente. Y nosotros representamos al pueblo y estamos en un cargo por ellos. Y, si ellos han perdido la confianza, mejor sería irnos todos.

Pero ella dice, en los audios: “el pueblo está con nosotros”.

Bueno, está equivocada. No revisa las encuestas, no ve televisión, ni redes. Lo más importante en las personas es ser conscientes y coherentes.

Congresista, ¿qué opina usted del plagio de Pedro Castillo y la primera dama?

A ver, hay una falla en no controlar, en no tener los filtros de parte de las autoridades universitarias, que deben ejercer el control y la supervisión para que eso no suceda.

Por extensión, entonces, es responsabilidad del presidente de esa casa de estudios: el señor César Acuña.

No, porque tú sabes que en todas las empresas… ¿quiénes las manejan? Los rectores, los directores académicos, los asesores. Los accionistas ya no llegan a tener esa responsabilidad. Los accionistas han delegado esos cargos, esas actividades.

¿Y qué opina de las denuncias de plagio contra su hermano?

Él ya aclaró. Ha tenido el tiempo y, de alguna forma, ha tratado de que se esclarezca. Y lo que tengo entendido es que el problema que tuvo en la universidad de España quedó claro y no sucedió lo que todos querían: que le quiten el título, el grado.

Pero eso no quita las conclusiones de la comisión de doctorado de la universidad [que no se había citado a diversos autores en la tesis]. ¿No es un acto igual de condenable el acto del presidente a los actos del señor César Acuña?

Son cosas distintas, porque, en el caso del presidente Castillo, las investigaciones no han concluido. En el caso de mi hermano, ya hay conclusiones donde no ha quedado claro el hecho del plagio.

Congresista, ¿cree usted en la libertad de prensa?

Absolutamente, claro que sí.

Lo pregunto porque María del Carmen Alva le ha cerrado las puertas a los colegas que vienen cubriendo el Parlamento. ¿Está de acuerdo con esa decisión?

Hay un error allí. Si bien las condiciones han cambiado, estamos en una nueva normalidad, la pandemia no ha pasado, pero no es motivo. La prensa debe tener la oportunidad de divulgar lo que se hace en el Congreso.

Entonces, si usted fuese presidente del Congreso, nos abriría las puertas en su totalidad.

Sí, es necesario porque uno tiene que pensar en el bien; no en el mal.

 

 

 

Tags:

Congreso, Héctor Acuña, Maricarmen Alva

Mas artículos del autor:

"Elecciones distritales: el retorno (¿triunfal?) de los malos conocidos"
"Sinohydro: la próspera empresa china que enfrenta graves cuestionamientos en el Perú y en Ecuador"
"Jaime Bayly versus Latina: la pelea por ‘El francotirador’"
x