Petroperu

El Oleoducto sigue sangrando

En agosto, Sudaca alertó que el Oleoducto Nor Peruano había sufrido 9 ataques intencionales desde el año pasado. Desde entonces, no han dejado de ocurrir. Los últimos 2 fueron este último sábado. PetroPerú se encuentra realizando las actividades de limpieza correspondientes, a pesar de los bloqueos comunales. Mientras tanto, la producción petrolera nacional sigue a cuentagotas.

El Oleoducto Nor Peruano (ONP) sigue suplicando por ayuda. Entre fines del 2021 hasta finales del pasado agosto llevaba 9 ataques sufridos con más de 40 cortes a sus tubos, lo que había generado derrames de crudo de petróleo en perjuicio de las comunidades aledañas.

Hoy, la crisis no se ha apaciguado. Según PetroPerú, operador del ONP, la cuenta ya llega a 13 y los cortes intencionales ya son más de 50. Uno de los últimos ataques, ocurrido el pasado 16 de septiembre, provocó un derrame que llegó hasta el Río Marañón. La empresa estatal ya se encuentra atendiendo la emergencia ambiental, a pesar del bloqueo fluvial de las comunidades de Cuninico que sigue vigente.

Un blanco constante

Desde que Sudaca alertó del peligro recurrente al que está expuesto el ONP, 4 ataques más han ocurrido. Una señal de que este fenómeno, lejos de decrecer, está en aumento.

El primero de ellos fue el 5 de septiembre. La comunidad nativa Naranjal –en el distrito de Pastaza, Loreto– alertó a PetroPerú de que las tuberías del oleoducto habían sufrido 5 nuevos cortes intencionales a la altura del kilómetro 104 del Tramo I.

El siguiente fue el 16 de septiembre en el kilómetro 42+092, también en el Tramo I. Este hecho fue uno de los que mayor indignación generó, debido a que generó un derrame de crudo posterior que alcanzó el río Cuninico, llegando posteriormente al río Marañón, generando la contaminación de sus aguas.

Según el Acta de Fiscalización en Campo de Osinergmin, realizada el 15 de octubre del 2022 y que Sudaca pudo revisar, el derrame fue consecuencia de “un corte pasante con perfil agudo de aproximadamente 19 mm en sentido transversal a la tubería, con una abertura de 5mm y profundidad de 63mm”. El documento además precisa que se habría realizado con un elemento mecánico operado por terceros, descartando negligencia de la empresa.

De acuerdo a Juan Gallarday, gerente corporativo de Desarrollo Sostenible en PetroPerú, la razón de que el derrame llegara hasta el Marañón puede deberse a más cortes.

Mientras tanto, y como en todas las urgencias de este tipo, PetroPerú procedió rápidamente a colocar una grapa metálica el mismo día del ataque para contener la fuga de crudo. Además, iniciaron otras labores de contención y limpieza. Sin embargo, esto no ha evitado que más de estos sucesos ocurran.

Los últimos 2 ocurrieron solo el último sábado. Uno de ellos fue en Bagua, Amazonas, a la altura del kilómetro 405+300 del Tramo II. El otro en Uraninas, Loreto, en el kilómetro 16 del Tramo I. PetroPerú reportó que uno de estos cortes fue realizado con taladro. Una muestra de la ferocidad de estos acontecimientos que afecta a un Activo Crítico Nacional (ACN) como es el oleoducto.

Complejo remedio

A pesar de que estos fenómenos se siguen repitiendo, PetroPerú ha decidido atender no solo los derrames consecuencia de los cortes, sino también a las comunidades que se señalan afectadas por ello, como parte de su Plan de Contingencia.

“Estamos repartiendo unos packs. Las comunidades más cercanas [al corte del 16 de septiembre] son 11. Ese apoyo empezó el 22 de septiembre con Cuninico. Se repartieron, pero al día siguiente lamentablemente comenzaron su medida de fuerza bloqueando el Marañón. No pudimos continuar”, señala Juan Gallarday, gerente corporativo de Desarrollo Sostenible en PetroPerú.

Gallarday se refiere al bloqueo fluvial que mantienen las comunidades indígenas de Cuninico sobre el río Marañón, bloqueando el ingreso de los técnicos de la empresa estatal para terminar de limpiar el cuerpo de agua. “Sus reclamos no son solo por el derrame. Dentro de su plataforma de lucha somos parte del problema. Es complejo, nosotros entendemos que sea una forma de visualización para posicionarse frente al Estado”, agrega el funcionario.

Petroperú
Una de las entregas que pudo realizar PetroPerú a las comunidades afectadas antes del bloqueo fluvial de Cuninico.

Para lograr que las comunidades de Cuninico levanten el bloqueo, PetroPerú, en conjunto con el Viceministerio de Diálogo y Gobernanza, –que forma parte de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM)– han iniciado una serie de reuniones con los líderes comunitarios para llegar a un acuerdo.

“El lunes [17] tuvimos una reunión en Nauta con varias comunidades de Uraninas que duró desde las 9 am hasta las 9 de la noche. Ahí se acordó que la comunicación se mantendría. Nosotros estamos conversando con los Apus de Cuninico para pedirles que nos apoyen y dejen la medida de fuerza para seguir con los víveres y la limpieza en el río”, explica Juan Gallarday, gerente en PetroPerú.

Vale decir que el pack que entrega la empresa estatal como apoyo comunal consiste en 2 cajas de agua de 20 litros cada una, una bolsa de 5kg de arroz, otra de 2kg de azúcar, 1 litro de aceite, 2kg de fideos y 4 latas de atún (2 de filete y a granel). Según la misma empresa entregarán estos paquetes por familia cada semana durante los próximos 2 meses. O ese es el plan, si no se mantuvieran bloqueos fluviales.

De momento, el Ministerio del Ambiente (Minam) ha declarado en emergencia ambiental el área geográfica impactada por el derrame en Loreto durante 90 días hábiles. En una nota de prensa difundida el 24 de septiembre se agrega que 840 400 m2 del cuerpo de agua entre el río Cuninico y Marañón fueron afectados.

Como medida preventiva, mientras siguen las negociaciones con las comunidades que bloquean su acceso, PetroPerú está conteniendo el derrame.

Comunidad nativa Nauta
La reunión que tuvo PetroPerú, la Presidencia del Consejo de Ministros y comunidades nativas en Nauta el pasado lunes 17 de octubre.

 

“El río tiene los hidrocarburos ahí. Hay barreras en su boca que evitan su salida al Marañón. Estamos haciendo todo para mantenerlas. Esperamos pronto poder ingresar para hacer su evaluación y limpieza”, afirma Juan Gallarday, gerente corporativo de Desarrollo Sostenible en PetroPerú.

Mientras el bloqueo se mantenga, no podrán terminar de limpiar. Habrá que esperar que los frutos de las próximas reuniones comunales sean positivos. Por otro lado, también esperan que las 24 investigaciones fiscales abiertas que tiene la empresa por cortes o derrames avancen para identificar responsables. Según pudo conocer Sudaca, todas se encuentran en etapa preliminar por ahora.

Tags:

ONP, Petróleo, Petroperú

Mas artículos del autor:

"La verdad sobre el desbosque en la amazonía"
"¿Quiéres saber cómo cuidar tu salud financiera?"
"Somos la cultura mestiza más grande del mundo"
x