rosendo serna

Fenate y el ministro Serna, unidos para controlar la Derrama Magisterial

Los afanes del sindicato magisterial afín al presidente Pedro Castillo cuentan con todo el apoyo del Ministerio de Educación. Lo que está en juego son más de 3 mil millones de soles que actualmente son administrados por una entidad privada.

El Fenate Perú, sindicato que fundara Pedro Castillo, tiene de aliado a Rosendo Serna, un ministro de Educación que actúa como operador político sindical y le brinda todo el aval. Esta agremiación –cuya vinculación con el Movadef es conocida– tiene en su agenda realizar un paro nacional el miércoles 21 de setiembre, con visos de convertirla en huelga, para apoyar el decreto supremo 009-2022 que favorece sus intereses de tomar control de la Derrama Magisterial, una institución privada.

Los dirigentes de esta minoritaria organización sindical, que tiene alrededor de solo tres mil afiliados –comparado con los más de 300 mil que tiene el Sutep– están en plena preparación en las regiones para promover este paro nacional. Para ello, tal cual hacían los colectivos de fachada democrática afines a Sendero Luminoso, han comenzado a organizar plantones, movilizaciones en plazas para difundir las bondades de su accionar, supuestamente para beneficio de la educación y de los miles de docentes.

Como se recuerda, el Movadef (“Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales”) es el grupo que reivindica la ideología del cabecilla terrorista Abimael Guzmán y reclama la libertad de los subversivos presos. Mientras que el Conare (“Comité Nacional de Reorientación y Reconstrucción”) es una facción del magisterio cuyos dirigentes pertenecen o están vinculados con el Movadef, y han protagonizado manifestaciones de violencia, principalmente en el sur del país.

La dirigencia del Fenate Perú quiere también realizar protestas contra el Congreso en las diversas regiones. Al respecto, Movadef es experto en ese tipo de actividades proselitistas. Y, asimismo, coordinan el apoyo de prefectos y suprefectos, que son autoridades nombradas a dedo por el Gobierno de Castillo.

En cuanto al titular de la cartera de Minedu, es clarísima su posición de operador de Fenate Perú. Comparte las mismas ideas que Pedro Castillo lideró en su etapa dirigencial, y ahora como mandatario.

Recientemente, el 12 de setiembre la bancada congresal del Bloque Magisterial de Concertación Nacional, afín a Castillo, organizó un evento informativo titulado “¡Elecciones Universales! Derrama Magisterial. Defensa del decreto supremo N° 009-2022-Minedu” en el auditorio del Congreso de la República, José Faustino Sánchez Carrión. Este evento tuvo como expositores nada menos que al ministro Rosendo Serna y al viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, Guillermo Vargas Jaramillo. El punto central fue el ansiado control de la Derrama Magisterial.

El Congreso de la República ha manifestado que el D.S. 009-2002- Minedu va en contra de la Constitución. Con relación a ese hecho, el gobierno había promulgado el Decreto Supremo, publicado el 08 de julio del presente año, para realizar elecciones de los nuevos miembros del consejo directivo, consejo de vigilancia y responsables de las oficinas descentralizadas de la Derrama Magisterial, una total intromisión en una entidad privada, pero posteriormente, el pleno del Congreso aprobó el proyecto que derogó ese decreto que modificaba el estatuto de la institución magisterial de carácter privado.

La Constitución Política del Perú, en su artículo 51° establece el principio de supremacía constitucional y jerarquía normativa al establecer que la Constitución prevalece sobre toda norma legal; la ley, sobre las normas de inferior jerarquía, y así sucesivamente. Sin embargo, motivado por objetivos perversos –destruir al Sutep y a la DM–, el ministro, los integrantes del Bloque Magisterial y algunos de Perú Libre están empeñados en ponerle las manos al dinero de los trabajadores de la educación. Los 3 mil millones de soles de capital de la DM representan para ellos una motivación enorme.

En cuanto al ministro Rosendo Serna, cuyo trabajo principal debería ser preocuparse por atender las necesidades de su sector y darle soluciones a las mismas, actúa más como dirigente sindical al servicio del Fenate Perú, un gremio que solo representa a 9% del magisterio nacional.

Recientemente, el ministro de Educación, Serna que funge de operador político del sindicato magisterial, firmó el 18 de agosto la RM Nº356-2022 que, sin querer, excluye al FENATE porque pide un respaldo inalcanzable para ellos de 30% de asociados hábiles para inscribir una lista de candidatos al directorio de la DM.

A la luz de sus motivaciones, había cometido un error, el Fenate Perú le enmendó rápidamente la plana y ordenó al ministro Serna que cambie ese porcentaje que iba en contra de los intereses de este gremio. Así lo hizo. El 26 de agosto, transcurridos ocho días y con una premura sorprendente, se firmó la RM Nº375-2022, que redujo la exigencia de respaldo del 30% al 1% de asociados hábiles. Evidentemente, fue una gestión apurada y guiada por el sindicato Fenate para favorecer sus intereses.

La Derrama Magisterial es una organización administrada responsablemente por profesionales, y donde el color político no tiene injerencia alguna. Sin embargo, el Fenate ve un botín en esa institución privada que tiene fondos de alrededor de tres mil millones de soles de los aportes de los maestros afiliados.

El FENATE controla a Serna a fin de que este cumpla todas sus exigencias, sin importarles la transgresión de cualquier norma o la vulneración de los derechos privados protegidos por la Constitución.

Al respecto del coordinado accionar del Ministerio de Educación con Fenate Perú, el secretario general del Sutep (Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú), Lucio Castro ha manifestado que el ministro de Educación está subordinado a los intereses del sindicato fundado por Pedro Castillo. Asimismo, crítica que el tema prioritario del ministro esté enfocado en la Derrama Magisterial, y no se tome en cuenta los problemas del sector. Además, señaló que los voceros del gobierno distorsionan una opinión del TC respecto a la DM.

El Sutep tiene clara la situación: se está dando un asalto a la Derrama Magisterial. Esta es la única prioridad del ministro de Educación, y se están empleando fondos públicos para llevar a cabo objetivos de Conare – Movadef.

Pedro Castillo, antes de ser presidente de la República, había manifestado a un grupo de los integrantes de de su organización “primero matamos al lobo, después nos repartimos el cuero”. Esa es la consigna con la que justifica su plan de asalto contra el fondo previsional de los maestros.

“Repartirse el cuero es la metáfora empleada por Castillo para explicar a su círculo más íntimo que el objetivo de tomar el control de la Derrama Magisterial y liquidarla. Es, en el fondo, apoderarse de sus activos, del dinero de más de 250 mil maestros, y con ello financiar sus planes políticos, pero además cumplir el sueño de Sendero Luminoso”, suscribe el Sutep.

“No es un secreto que la sanguinaria organización terrorista y sus apéndices, como el CONARE y el MOVADEF, han postulado la destrucción del fondo previsional de los maestros, pues en su irracional modo de ver la realidad no comprenden que el docente tiene derecho, como cualquier otro trabajador, a gozar de servicios de calidad y de participar por decisión propia de un sistema que le permita obtener rentabilidad por su aportes”, añade.

**Fotoportada por Darlen Leonardo

Tags:

derrama magisterial, FENATE Perú, Gobierno de Pedro Castillo, Minedu, Rosendo Serna

Mas artículos del autor:

"Teoma Global: la historia de una vida entregada al mundo"
"Fenate y el ministro Serna, unidos para controlar la Derrama Magisterial"
"Respuesta a Cenfotur"
x