Emprende

En los últimos años, a nivel mundial se ha promovido la protección de todos los consumidores y para la organización sin fines de lucro, Consumers International (CI), estas acciones de protección pueden darse a través de una variedad de fuentes; la legislación, los códigos de prácticas de la industria, normas y los grupos de consumidores.

Según Naciones Unidas, son derechos de los consumidores: el acceso a bienes y servicios esenciales, inclusión y protección de los consumidores más vulnerables, seguridad frente a los riesgos para la salud, protección de intereses económicos, información para tomar buenas decisiones, educación para comprender las consecuencias medioambientales, sociales y económicas de estas decisiones.

Los consumidores también deben tener la capacidad de contar con servicios eficaces de resolución de disputas y mecanismos de compensación, libertad para organizarse en grupos y que sus opiniones se incluyan en la toma de decisiones, tener la misma protección a los consumidores tanto de comercio tradicional como electrónico.

Por áreas y momentos de compra

En una guía para los gobiernos, publicada en 2016, la organización CI define tres áreas como las prioritarias: bienes y servicios esenciales, servicios financieros y comercio electrónico. Dentro de los bienes y servicios esenciales se incluyen el agua, la energía, los alimentos y las medicinas. Una forma de proteger al consumidor es a través de un etiquetado claro y exacto.

Mientras tanto, para los servicios financieros se aconseja brindar información clara a los consumidores en cuanto a las tasas de intercambio. En el comercio electrónico, se recomienda políticas de acuerdo con los rápidos cambios que experimenta este sector.

En el Perú, se cuenta desde 2010 con un Código de Protección y Defensa del Consumidor, que protege y defiende a los usuarios para garantizar la calidad de los productos y servicios a los que accede el consumidor final, a través del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).

En función al proceso de consumo, el BBVA pide ser muy cuidadoso antes de la compra. “Conviene fijarse muy bien en toda la documentación que debe ofrecer el comercio: desde el etiquetado y la publicidad del producto, hasta el contrato del servicio. En dicha documentación, tiene que aparecer claramente el precio, las condiciones de pago o la composición del producto”, indican.

Después de la compra, aconsejan que se emita siempre un documento que acredite la transacción con todos los datos para un servicio de posventa. “Si después de la compra, el consumidor se echa atrás porque el producto no se ajusta a lo que aparecía en la documentación, puede exigir la reparación o sustitución del mismo de forma gratuita y en un plazo razonable”, precisan.

Tags:

Consumidor, Indecopi

Llegó el momento de conseguir inversionistas. Deberás presentar tu emprendimiento y hacerlo con tal determinación que sabrás, no recibirás un “no” como respuesta, pese a la pandemia. Pero ¿Qué hacer? ¿Cómo lograrlo?

Lo primero que debes hacer es elaborar un plan de inversiones 100% realista y aterrizado a objetivos a largo y mediano plazo. Este es uno de los pasos más complicados, ya que de acuerdo a aquellas cifras que mostremos, los inversionistas tomarán su decisión respecto a invertir o declinar sobre tu negocio.

Cuando vayas a aterrizar cifras de inversión trata de pedirlas en dólares, ya que muchos de los inversionistas trabajan con divisas del exterior. Además tener en cuenta que los inversionistas se fijan en tres cosas: en las personas detrás de la idea, la idea en sí y la respuesta a la pregunta “¿Cuándo obtendré mi retorno de inversión (ROI)?”. Por ello, los especialistas financieros de Tkambio brindan un concepto mucho más aterrizado.

1. Haz una lista de las necesidades de tu negocio: Debes realizar una lista super completa de todo aquello que necesitas implementar en tu negocio para crecer. Incluye todos los elementos de inversión desde fuerza de ventas, hasta área de contabilidad, publicidad. Debes pensar a futuro que necesitarás y por qué lo necesitas para saber exactamente qué pedir.

2.Realiza el presupuesto de inversiones: Luego de realizar toda tu lista de requerimientos de tu negocio, comienza a aterrizar los precios ¿Cuánto necesito de presupuesto para implementar toda esa lista?

Si son cosas variadas como la implementación de un software, una campaña de publicidad que necesite merchandising, un evento de lanzamiento, un app o una web, fíjate de buscar más de un sólo proveedor para poder comparar precios y sacarle provecho a la inversión. Debes considerar cuál sería tu escenario financiero más fatalista, es clave que identifiques esos números también.

3.Planifica tus acciones: Después de tener un panorama más aterrizado de lo que necesitas y cuánto costaría, debes planificar tus acciones en el tiempo.

Preguntarte a ti mismo cuanto es que te va a demorar llevar a cabo cada acción y en cuanto tiempo vas a poder incrementar tu ganancia a comparación de tu posición financiera actual. Aterriza fechas concretas de este modo sabrás cuánta financiación necesitarás en cada etapa del desarrollo de tu negocio.

4.Identifica tu competencia: Lo más importante para un inversionista es el mercado y un mercado saturado por la competencia no es un mercado rentable. Debes tener en cuenta que nos encontramos en un estado de emergencia producto del COVID-19.

Por eso, averigua tu competencia y busca diferenciarte, si no tienes en el país consigue algún negocio parecido al tuyo en el exterior. Debes mostrarle al inversionista las miras a futuro de tu negocio y hacerle saber que esto no es una idea de momento, sino una oportunidad de ganar más.

5.Determina la tracción del negocio: Tu mejor estrategia es usar el conocimiento, la información y los números que encontraste en el desarrollo de tu negocio.

No sólo harás más interesante el negocio sino que tendrás a la mano todos los datos necesarios para mostrarles a los inversionistas potenciales que invertir en tu negocio es dinero bien gastado. Define los indicadores vitales de tu negocio que puedan mostrar la situación actual (Número de ventas mensuales, de clientes , costos unitarios , inversión por nuevo cliente, margen por operación, etc).

6. Aprende a ser rechazado: Como último consejo, debes aprender a ser rechazado. No es un camino fácil y cuando te enfrentas a una mesa de inversionistas muchos de ellos pueden llegar a ser muy crueles con tu idea.

No te desanimes, miles de ideas geniales también pasaron por tiempos difíciles. Lo que debes hacer es prepararte. Haz esta presentación a diferentes personas, anda a lugares donde sabes que te van a decir que no y experimenta el rechazo. Además, es una muy buena forma de tener una retroalimentación y mejorar tu plan de inversiones para futuro.

Busca, además, inversionistas ángeles, como los que se encuentran en la Red de Inversionistas Ángeles de Emprende UP. O postula a financiamiento del Estado a través del Programa Innóvate Perú del Ministerio de la Producción (PRODUCE). También tienes opciones como UTEC Ventures, la aceleradora de negocios de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), que ofrece mentoría, aceleración, incubación y acceso a su red de inversionistas ángeles a startups del ecosistema local.

Tags:

Empresa, inversiones

La inflación es el aumento en precios y es controlada por la autoridad monetaria, llamada Banco Central de Reserva del Perú (BCRP). Cuando alcanza niveles altos, genera que las personas con menos ingresos no puedan comprar bienes y servicios que les permitan satisfacer necesidades básicas. Es similar a poner un impuesto a los más pobres.

Perú sufrió una inflación sin precedentes entre 1985 y 1990. Los precios subieron 22 millones por ciento (agosto 85-agosto 90). Desde 1990, la inflación bajó y hoy es un fenómeno controlado con éxito por el BCRP; tanto así que es una de las fortalezas de la economía peruana.

Para lograrlo, la modificación del marco institucional fue clave: hoy, el BCRP es independiente del Poder Ejecutivo y está prohibido de financiar tanto el déficit fiscal del gobierno central como bancos de fomento; tampoco puede establecer tipos de cambio múltiples. Todas, características de los años 80. Desde 2002, estableció un sistema de metas explícitas de inflación, que consiste en el anuncio de una meta de inflación anual, de modo de anclar las expectativas de la población hacia esa meta, que además es el único objetivo del BCRP. A partir de 2007, la meta anual es de 2% +/- 1%. Es decir, entre 1% y 3%. La inflación entre 2000 y 2020 fue de 2.4% como promedio anual.

No tiene una meta con respecto del tipo de cambio, aunque sí interviene en el mercado, comprando o vendiendo dólares para evitar fluctuaciones bruscas. Por eso, vemos que cuando el precio del dólar sube o baja, lo hace de manera suave. El BCRP no fija el tipo de cambio, sino que reduce lo que los economistas llaman “volatilidad”, pues el precio del dólar depende del mercado.

¿Y por qué no hace que los precios bajen, fenómeno llamado deflación? ¿No sería bueno? Claro que no. Le consulto, estimado lector, ¿usted invertiría, arriesgando su dinero, en un sector en el que observa que los precios están bajando? Yo tampoco lo haría. Lo que es bueno para unos (los compradores) no es bueno para otros (los vendedores). La deflación lleva a una menor inversión y, por ende, menor empleo, menor recaudación tributaria y más pobreza. Desde esa óptica, la deflación frena todavía más la economía, pues sin inversión no hay crecimiento ni empleo.

Lo ideal es que la inflación anual se ubique dentro de la meta del Banco Central. Más nos hace daño, pero menos también. En economía no todo lo que parece «obvio» es verdad. Y esto no es una cuestión de ideologías.

Para quienes no vivían o no recuerdan los años 80, les debe resultar difícil imaginar aumentos de precios de magnitudes impensadas. En los 80, la inflación fue originada por el exceso de emisión de dinero por parte del BCRP, por lo general destinado a cubrir el mayor gasto del gobierno central. Siempre es bueno recordar la historia para que no se repita. Por eso, no solo el BCR debe ser independiente, sino también su directorio debe estar conformado por expertos en política monetaria, despolitizados y sin conflicto de intereses.

Tags:

Carlos Parodi, Entendiendo de Economía, Inflación

El sector B2B (Business to Business o negocio a negocio) tiene características propias que lo diferencian del B2C (Business to consumer o negocio a consumidor), sobre todo en el aspecto comercial y en la forma en la que las marcas se relacionan con el cliente. Por ello, los negocios que se desenvuelven en él requieren de estrategias de marketing y ventas particulares. Jorge Merzthal, líder sectorial de los Programas B2B de ESAN, brinda una serie de recomendaciones para una eficiente comunicación B2B que permita lograr más ventas.

1) Definir el segmento correcto

Uno de los errores más frecuentes que se cometen es el envío de mensajes a segmentos equivocados. Si bien se puede tener un buen producto o servicio, con una adecuada funcionalidad, esto no generará mayores resultados si lo que se comunica no es relevante o no representa valor para el público que recibe la comunicación.

Por ello, la segmentación es clave y se recomienda analizar dos veces si los destinatarios pertenecen realmente al público objetivo de la comunicación o si está realmente será bien recibida: ¿brinda una solución a un problema concreto? ¿es novedosa? ¿representa un diferencial frente a la competencia?

2) Encontrar el canal adecuado

No es un secreto que en la actualidad la mejor manera de ofrecer productos y servicios es a través de los canales digitales. Sin embargo, es pertinente saber en qué tipo de plataformas (redes sociales, medios de comunicación altamente especializados, medios de comunicación masivos, etc.) se puede lograr más “leads” o solicitudes de información por tipo de segmento.

También es adecuado determinar qué formatos funcionan mejor (videos, imágenes, textos, audios, entre otros) y el tipo de lenguaje que se emplea. Hay que saber qué le genera valor en términos de información a nuestros potenciales clientes, quienes ahora no tienen tiempo y darles más de lo mismo solo contribuirá a una «saturación digital» del usuario.

3) Usar herramientas de inteligencia comercial

Una vez definidos los canales de comunicación, los formatos y el tipo de lenguaje hay que hacer un monitoreo de nuestro trabajo de forma constante. Aquí las herramientas de “Marketing Intelligence” logran ser muy útiles ya que ayudan a medir qué tan efectiva está siendo la comunicación: cuántas veces se hacen consultas, cuántas veces nos leen, cuánto tiempo los destinatarios les prestan atención a nuestros mensajes, etc. Gracias a esa data se puede analizar que tan bien se están comunicando en ese canal o que tanto les está sirviendo este para el mensaje a difundir.

4) Formar alianzas estratégicas

El enfoque colaborativo es una de las estrategias que actualmente las empresas están aplicando en el sector B2B, ya que las condiciones del mercado han cambiado y las necesidades empresariales deben ser adaptativas a la realidad.

El “Harnessing” o la tecnología del aprovechamiento permite generar estrategias eficientes de comunicación en el sector, la creación de redes o conglomerados y el mejor aprovechamiento de las sinergias que se pueden generar a través de las alianzas.

5) Contar con un proceso estructurado de ventas e inteligencia comercial

Un gran error estratégico que se comete frecuentemente es no tener un proceso estructurado y estandarizado de ventas que pueda ser medido, controlado, mejorado y que permita detectar estos errores en la fuente y corregirlos a tiempo.

Aquí resulta clave el apoyo de un equipo especializado en inteligencia comercial que permita optimizar los recursos que se emplean para la difusión en cuanto se analizan los resultados de campañas previas y el trabajo de la competencia.

Merzthal señala que debemos recordar que en el sector B2B el “intercambio de valor” es la clave de la ecuación relacional con los clientes, que a su vez permite lograr ventas y recompras a lo largo del tiempo.

“Si el cliente percibe el valor de la manera correcta y sobre todo desde su perspectiva, va a ser posible un nivel de comunicación adecuado”, puntualiza.

Tags:

B2B, B2C, Esan, Servicios

Si quieres llevar tu negocio a un segundo nivel, es importante que las lecturas sean tu fuente de inspiración para desarrollar ideas innovadoras. En ese sentido, a propósito de la 42º edición de la Feria Ricardo Palma que hoy culmina en el Parque Kennedy de Miraflores te recomendamos algunos libros que todo emprendedor o profesional de éxito debe leer.

1.- “El cliente feliz”, de Wilson Calderón y Marco Bettocchi 

Este libro te brindará una tecnología de comunicación y técnicas para gestionar tus estados de ánimo y mantener una alta motivación para superar las dificultades o los resultados inesperados. Asimismo, te ayudará a definir lo que quieres y cómo conseguirlo, y a construir relaciones más fuertes y profundas con tus clientes

 

el-cliente-feliz

 2.- “La energía del dinero”, de Claudia Morgan

No es un libro de finanzas ni de economía personal, no cae en clichés ni en técnicas milagrosas de gurús económicos. Este libro nos presenta de una manera divertida un conjunto de actos efectivos y fáciles de aplicar para mejorar nuestra relación con el dinero. La libertad financiera está al alcance de todos a través de pasos sencillos, una ruta clara que Claudio Morgan nos presenta de una manera interactiva y gamificada.

Portada_la_energia_del_dinero

3.- “Cuenta tu historia”, de Alexander Zapata

 Desde el punto de vista del autor el autor da respuesta a varias interrogantes y a través de sus páginas reivindica la importancia de la aplicación del storytelling a la publicidad ante la obligación de encontrar formas más efectivas de comunicación entre las marcas y sus audiencias, debido al desarrollo y alcance de las nuevas tecnologías y ante la necesidad de conectar, de una manera distinta, con un consumidor cada vez más exigente y emocional. El propósito del presente libro es, precisamente, mostrar el por qué y el cómo las marcas pueden aplicar las bondades de esta maravillosa herramienta, llamada storytelling, en sus estrategias de comunicación.

protada_cuenta_tu_historia_caja_negra

 

4.- “Usted S.A”, de Inés Temple

A través de este libro, Inés Temple comparte, de manera simple y fácil de leer, las lecciones que ha aprendido durante sus más de veintisiete años como presidenta de LHH DBM Perú y veinticuatro en LHH Chile.

Esta es una nueva versión revisada y actualizada de Usted S. A., basada en el bestseller que se publicó originalmente en octubre de 2010 y que ha sido el segundo libro más vendido en Perú durante los años 2012 y 2014 y que con cada nueva edición ocupa los primeros lugares en los rankings de ventas. Ha sido publicado en diferentes ediciones en todo América Latina. Fue publicado en inglés como You Inc. en el 2018 y se vende hoy por el mundo entero. Esta versión de Usted S. A. es la vigésima edición para el Perú, celebrando los 10 años desde su lanzamiento original.

 

portada_usted-s-a-nueva-edicion_ines-temple_202012102306

5.- “¿Y si hacemos dinero?”, de Walter Eyzaguirre

Todas las claves para que aprendas a manejar tu dinero y este no te maneje a ti

A lo largo de nuestra vida, todas las personas tenemos algo en común: el manejo de nuestro dinero. Lamentablemente, no se nos enseña cómo hacerlo. En este libro encontrarás las claves para que aprendas a manejar tu dinero y este no te maneje a ti. Si caes en el círculo vicioso de las deudas sin planificación, te pasarás la vida pagando sin saber cuándo saldrás de tus deudas. A través de esta lectura aprenderás a manejar tus finanzas personales sin privarte de lo que más te gusta.

 

portada_y-si-hacemos-dinero_walter-eyzaguirre_202002062254

 

Fotoportada: Diario El Peruano

Tags:

Emprendedores, feria del libro, Libros, Ricardo Palma

Desde la llegada de la pandemia por COVID-19, las aplicaciones y servicios de videollamadas y teleconferencias han visto un mayor uso diario. De acuerdo a un análisis realizado por Movistar, la cantidad de minutos de llamadas online y videollamadas incrementó en cuatro veces hacia julio de 2020 en comparación a la semana previa al inicio de la emergencia nacional, pasando de 6 millones a 24 millones de minutos.

Zoom es una de esas plataformas que durante un año y medio nos han ayudado a mantenernos conectados y continuar con las actividades laborales en equipo, pero su constante uso ha traído consigo la fatiga. El psicólogo Sebastián Blanco explica que la Fatiga de Zoom es un fenómeno psicológico caracterizado por la sensación de cansancio y falta de energía después de haber pasado todo el día en medio de videoconferencias o ser observado a través de una cámara.

En algunas ocasiones puede ser imposible apagar la cámara. Sin embargo, existen algunas prácticas que el experto recomienda para aligerar esa fatiga:

Tomar pequeños descansos

Durante las reuniones pasamos mucho tiempo observando la imagen propia y de los demás, por lo que una acción adecuada que se puede realizar es minimizar la ventana de la reunión virtual que se está observado o mover la mirada y cambiar de posición. Es posible que todos los compañeros de trabajo sientan los mismos efectos psicológicos y corporales en medio de las reuniones virtuales y por tanto comprenderán la necesidad de cambiar de posición o de moverse por un momento.

Reducir los estímulos en pantalla

Una causa importante de la fatiga de Zoom se encuentra en una conciencia elevada sobre lo que los demás van a pensar de nosotros, aumentada por la imagen de nosotros mismos en la pantalla. Un consejo para esta situación puede ser ocultar la imagen propia en Zoom o en cualquier otra plataforma de videollamada. Otro consejo útil es evitar fijarse en los estímulos presentados en los videos de los compañeros, como el entorno en el cual se encuentran.

Hacer opcional el uso de la cámara

En caso de estar en un cargo ejecutivo, podría ser adecuado hacer opcional el uso de la cámara en algunas reuniones menores, debido a que la fatiga puede verse aumentada en ocasiones en las que se está compartiendo el espacio con muchas personas. También puede ser adecuado contar con un facilitador que ayude al desarrollo de la comunicación en medio de grupos grandes, facilitando la participación de los asistentes.

Tags:

Covid-19, fatiga, Teletrabajo, Zoom

Según la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), las mypes en el Perú pasaron de ser 6.06 millones a ser 3.11 millones, durante la pandemia. Las cuarentenas, la incertidumbre política, económica y social hicieron que quebrara el 48.8% de las micro y pequeñas empresas en nuestro país.

A ello se suma otro problema, muchas de las empresas que les compran a las mypes, argumentan que la paralización de proyectos y el menor dinamismo en la generación de ingresos ha hecho que se amplíe el plazo de pago que antes era de 65 días, promedio, a 80. Esto hace que las mypes no tengan liquidez al momento que realmente lo necesitan y no puedan reinvertir ese dinero para su capital de trabajo.

“Hoy muchas pymes no tienen liquidez. Para eso se puso el Reactiva Perú. Sin embargo, debido a la situación actual, la mayoría de pequeñas y medianas empresas nos llaman para que se prorrogue (el pago a Reactiva Perú), porque no se ha normalizado el mercado”, explica Ricardo Márquez, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), quien agrega que solo un 6% de las microempresas que hay en nuestro país accede al crédito bancario.

Por ello, dicha entidad, sumada a la Plataforma de Gremios de las Mypes y la ‘Coalición de gremios de Servicios’, viene demandando la publicación del reglamento del Decreto de Urgencia 013-2020 que permitirá que el factoring funcione plenamente como alternativa de financiamiento, principalmente para las micro y pequeñas empresas.

¿Qué es el factoring?

Con el factoring las empresas proveedoras pueden adelantar el cobro de sus facturas. Ceden su factura al banco o empresa especializada que les adelanta el pago de la misma a una tasa de descuento. Después la entidad financiera cobra a la empresa compradora de bienes o servicios de la proveedora. Esto permite que las empresas proveedoras (mayormente mypes) tengan liquidez más rápido y pueden cobrar en 8 días y ya no en 65 u 80.

“El factoring ayuda a reducir la brecha de acceso a financiamiento que buscan las micro, pequeñas y medianas empresas mediante sus facturas”, afirmó la viceministra de Mype e Industria del Ministerio de la Producción (Produce), Rosa Balcázar.

El factoring no solo representa un canal alternativo al sistema financiero, sino que es también un mecanismo que permite reducir la tasa de interés por el financiamiento, ya que los niveles de descuento fluctúan mensualmente entre el 0.5% y el 1.5%; representando, además, un mecanismo de formalización, pues las micro y pequeñas empresas deben contar con RUC y factura electrónica para participar en todo el proceso de financiamiento alternativo.

empresa

Brecha pendiente para las empresas

Según la Asociación Peruana de Factoring (APEFAC), el monto acumulado de colocaciones por factoring alcanzó casi 1.500 millones de soles durante la primera mitad de este año. Sin embargo, para Ricardo Márquez asegura que esto no es suficiente para una óptima reactivación económica de las pymes.

“En el Perú no hay factoring. Lo que hay es una confirmación de factura, que es muy distinto. Pero veamos los números: según la Superintendencia de Banca y Seguros, durante este año solo hubo 11 mil operaciones de factoring por 11,400 millones de soles. ¿Qué significa eso? Que en un mundo de 2 millones y medio de empresas solo hay 11 mil operaciones de factoring. Yo creo que para todos es claro de que aquí no hay una voluntad política (de aprobar el reglamento)”, indica Márquez y añade: “El monto negociado y el número de empresas es de los más bajos del continente, pues solo Chile tiene el 12% de su PBI comprometido en operación en apoyo a las micro y pequeñas empresas, mientras que el Perú solo tiene un porcentaje menor del 2%.

¿Un impulso?

La Asociación de empresas de Factoring y la Sociedad Nacional de Industrias estiman que con la publicación del reglamento del DU 013-2020, se lograría atender a más de 30 mil empresas el primer año, llegando a 100 mil en los siguientes. Asimismo, Rosa Balcázar sostiene que es importante que se reglamente dicho decreto, ya que con esto las características del instrumento financiero mejorarían para que las micro, pequeñas y medianas empresas accedan a un financiamiento más ágil y rápido en buenas condiciones por medio de la venta de sus facturas negociables.

Por su parte, Arón Prado, representante de la Plataforma de Gremios de las Mypes, que agrupa a más de 92 gremios de la micro y pequeña empresa nacional, considera que, de no reglamentarse pronto este Decreto de Urgencia, le quedaría poco tiempo de vida a las pequeñas empresas. “Yo creo que máximo dos meses, por no decir inmediato. Hay un buen porcentaje de micro y pequeñas que están en un caos fundamental de liquidez. Es que lo que mueve a una empresa es la liquidez. Sin ella van a cerrar más y más empresas”, advierte.

Tags:

Factoring, mipyme, MYPES, SNI
x