Emprende

Afronta tus sentimientos de dolor por desempleo de la misma manera que lo harías con otra pérdida.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), un total de 2 millones 231 mil 300 peruanos quedaron sin empleo en el 2020. La tasa de desempleo se ubicó en 7.4%, es decir, del total de la población ocupada, 1 millón 193 mil 200 personas buscaron activamente un empleo en el país.

Este aumento se vio potenciado por la llegada de la pandemia por Covid-19 y las medidas de emergencia que diversas empresas aplicaron a lo largo del 2020. Si estás atravesando una situación de desempleo, expertos en psicología de Mayo Clinic recomiendan seguir estos pasos para lograr ser resilientes y salir adelante.

Aceptar las emociones

Cuando tu cerebro identifica una amenaza, como el desempleo, envía señales a través de tu cuerpo para reunir recursos para enfrentarla. Esta respuesta se conoce como la reacción de lucha o huida, y provoca que el pulso y la respiración se aceleren y los músculos se tensen. Cuando el cerebro entre en acción, respira profundamente. Reconoce que estás haciendo todo lo posible, considerando las circunstancias.

Reconoce el dolor por tu pérdida

El dolor por lo que has perdido es una de las emociones más importantes que sientes en este momento. Afronta tus sentimientos de dolor de la misma manera que lo harías con otra pérdida. Entre otras cosas que ya no tienes, quizás te duela no tener las actividades en tu trabajo que brindan sentido y propósito a tu vida. Es necesario reconocer y aceptar este dolor para empezar a sanar.

Usa tu energía sabiamente

Procura hacer más de las cosas que estimulan tu energía. Por ejemplo, evita ser muy duro contigo mismo o enfocarte en lo que has perdido. De la misma manera que lo harías cuando estabas trabajando, intenta conservar tu energía. Por ejemplo, programa descansos en tu día en lugar de pasar cada momento buscando trabajo.

Cuida de ti mismo

Si estás desempleado debido a la pandemia de la COVID-19, recuerda que mientras que no puedes controlar lo que te pasa, puedes controlar cómo responder. Prueba estas estrategias para cuidar de tu salud mental y emocional mientras al atravesar los días por venir.

Tags:

Desempleo, Resiliencia, Trabajo

Su uso tuvo un crecimiento de 500% durante la pandemia. Estas herramientas electrónicas favorecen la inclusión financiera y digital.

Las billeteras electrónicas son cada vez más usadas por negocios y usuarios en el día a día. Según señaló el Banco de Crédito del Perú (BCP), su uso registró un crecimiento del 500% hasta noviembre de 2020 debido a que la pandemia del Covid-19 impulsó el uso de dinero electrónico y el enfoque en segmentos masivos de la población peruana.

Mario Vergara Silva, docente de posgrado en la Universidad ESAN, explica que la creciente adopción de billeteras digitales representa una oportunidad para que las empresas de pagos superen a la competencia, ganen escala y generen impacto en el cliente.

“El uso de una billetera digital en el escenario actual genera una disminución de robos, al usarse menos efectivo. Es un mecanismo seguro de pago para reducir el riesgo de contagio de la COVID-19. Además, incluye una disponibilidad inmediata del dinero, más seguridad al momento de realizar transacciones, disminución de costos de transacción, ahorro de tiempo e inclusión de la población no bancarizada”, indica Vergara Silva.

Billeteras electrónicas en Perú

Entre las billeteras móviles existentes en el mercado peruano destacan Tunki, BIM y Yape. En el caso de esta última se registró un avance de hasta 700%, logrando diariamente más de 25,000 nuevos usuarios por el pago del bono, acumulando cerca de 3 millones de usuarios activos.

Por su parte, Plin va por el millón de usuarios y, en tercer puesto, se encuentra Bim, con 800 mil. Estas cifras muestran la preocupación de los negocios, emprendedores y consumidores por prevenir contagios y contar con mayores canales de pago. Por su parte, Yape, espera tener -este 2021- 10 millones de usuarios.

En el caso de Yape, existen tres maneras de obtener la billetera digital: con el DNI, el celular y utilizando una tarjeta de débito soles del BCP o de uno de los aliados del banco: Mibanco, Banco de la Nación (BN), Caja Piura, Caja Cusco y Caja Tacna, comentó.

Para Vergara Silva, la crisis actual es una oportunidad para masificar el uso de los servicios financieros entre personas no bancarizadas. Considera que el empleo de la billetera móvil creará un historial de movimiento de dinero que, a futuro, podría servir como récord crediticio. Así, las personas que usen la billetera móvil podrían ser sujetas a crédito. “Las empresas, sobre todo aquellas con mayor rentabilidad, deben apoyar estos esfuerzos. Es el momento de empezar grandes cambios”, indica.

Tags:

Billetera electrónica, crecimiento, Pandemia

No es necesario ser un experto en sonido. Con un micrófono dinámico con conexión USB bastará para empezar a grabar

Según el Observatorio de Podcast de Puerto Rico, que monitorea la actividad de este tipo de difusión radial en Internet en la región, hasta febrero de 2020 ya se encontraban registrados en el sistema 305 podcasts peruanos.

Se trata de una gran herramienta para comunicarse y acercarse a algún nicho o sector en particular. Si buscas implementar tu propio podcast, expertos de HubSpot brindan algunas claves para hacerlo de forma exitosa:

1. Plantea tus objetivos

Determina si tu podcast servirá de medio de fortalecimiento en el vínculo con una comunidad, consolidará a tu marca como experta en un tema particular o buscará entretener. Una vez que tengas esto claro, la selección de temas y elaboración de guiones se darán con mayor facilidad.

2. Elige un concepto y tema

El primer paso permite llegar a este, que abre nuevas preguntas, como por ejemplo si es que entrevistarás a expertos, o resolverás dudas recibidas en tus redes. Cuando tengas el formato y el tema para tu podcast, deberás aterrizar los temas secundarios para cada programa en base al perfil de tu público objetivo.

3. Gestiona la periodicidad

Una vez determinados los aspectos creativos de tu podcast, plantea un calendario editorial, es decir, programa los horarios en los que se publicarán tus podcasts, establece la duración que tendrá cada emisión y haz una lista con los temas que tratarás en cada capítulo.

4. Crea la identidad

Plantea un nombre y la identidad visual de tu podcast. Elabora una lista con varias alternativas y realiza una búsqueda en Google para verificar si es ese nombre que no ha sido utilizado antes. Una vez que lo confirmes puedes registrarlo y proceder a la creación de un logo.

Elige también la música que usarás para iniciar y cerrar tu programa. Esta también será parte de tu identidad pues al escucharla, el público estará seguro de estar escuchando tu contenido.

5. Alista los detalles técnicos

No es necesario ser un experto del sonido para empezar en el mundo del podcast, pero sí requerirás de equipos que te permitan tener un buen audio. Puedes usar la grabadora interna de tu smartphone si el registro es bueno, o adquirir un micrófono dinámico con conexión USB para que la calidad del sonido y el proceso de grabación sean más fluidos y obtengas un audio adecuado.

Respecto al software para realizar la edición, puedes usar uno de los más sencillos y gratuitos: Audacity. Una vez que resuelvas estos aspectos técnicos, define en qué plataformas publicarás tu podcast. Las más populares son SoundCloud y Spotify y puedes publicar en ambas.

Tags:

Implementar, Negocio familiar, Podcast

El BCRP es un ente independiente del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y es el encargado de las políticas monetarias (control de la inflación) y cambiaria (manejo del tipo de cambio o precio del dólar). Su objetivo es preservar la estabilidad monetaria, definida como el logro de una meta anual de inflación de entre 1% y 3%.

No tiene una meta con respecto del tipo de cambio, aunque sí interviene en el mercado, comprando o vendiendo dólares para evitar fluctuaciones bruscas. Por eso, vemos que cuando el precio del dólar sube o baja, lo hace de manera suave. El BCRP no fija el tipo de cambio, sino que reduce lo que los economistas llaman “volatilidad”, pues el precio del dólar depende del mercado.

Muchas veces asumimos hechos como obvios. Uno es la estabilidad monetaria, resultado al que a veces no damos el mérito real. El concepto se refiere al control de la inflación por parte del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP). En los años 80, los aumentos casi diarios de los precios eran algo normal. En 1990, el incremento llegó a 7,650% solo ese año. Entre 2001 y 2020, el promedio anual fue de 2.4%. En 2020 fue solo de 1.9%.

Lograrlo fue difícil. Una de las reformas clave fue independizar al BCRP de las presiones que recibía del Poder Ejecutivo. Eso se mantiene. Además, desde 2002 se estableció un objetivo único: la estabilidad monetaria, entendida como una meta anual de inflación de 2.5% +/- 1%, es decir entre 1.5% y 3.5% al año. En 2007 se ajustó la meta a 2% anual +/- 1%. El sistema se denomina “metas explícitas de inflación” o inflation targeting. Si revisamos en cualquier país la relación entre estabilidad monetaria y crecimiento económico, esta es clara: a mayor estabilidad monetaria, mayor crecimiento.

¿Todos los bancos centrales del mundo tienen los mismos sistemas y metas? No. Por ejemplo, el de EE.UU., llamado sistema de Reserva Federal (FED), no tiene una meta explícita de inflación ni un objetivo único, pues se le dan hasta tres metas: estabilidad monetaria (sin meta numérica), crecimiento económico y pleno empleo.

El BCRP es autónomo. Está prohibido de prestarle dinero al Poder Ejecutivo, entregar dinero a entidades de fomento o establecer distintos tipos de cambio. Las tres eran características de la década de los 80,  que terminaron en hiperinflación y en una de las peores crisis económicas de nuestra historia. La autonomía le otorga al BCRP libertad para establecer su política monetaria sin presiones del Ejecutivo. Y eso ha sido respetado por todos los presidentes de los últimos 30 años.

Estamos cerca de la segunda vuelta. Nuestras decisiones debemos basarlas en evidencia empírica y no solo en buenas intenciones. El compromiso con la estabilidad monetaria y la independencia del banco central debe ser asumido por ambos candidatos. Es una lección de nuestra propia historia económica.

Tags:

Carlos Parodi, Estabilidad monetaria

En el Perú hay más de 8 millones de mamás. Y más de un millón de negocios son dirigidos por mujeres. Muchos de estos son liderados por madres que encontraron en el emprendimiento una forma de generar recursos, pasar más tiempo en familia y responder a las necesidades del mercado.

Griela Pérez es una joven empresaria cusqueña que busca -con su negocio- hacer que los peruanos revaloremos nuestra cultura. Con su negocio, vende polleras bordadas por artistas ayacuchanos, puneños, huanuqueños, huancaínos y cusqueños. Su idea: hacer que la pollera sea una prenda de moda y que transmita nuestra identidad. Pero esta iniciativa no hubiese sido posible si es que Griela no hubiese querido dejarle un legado a su hija, Agustina.

Creo las Polleras de Agus (denominación derivada del nombre de su pequeña), no solo para generar ingresos sino también para dejar una lección de mamá a hija: siéntete orgullosa de quién eres y de tus orígenes.

Hoy Las Polleras de Agus no solo se venden en el Perú, también han exportado a África, Italia, Australia, Estados Unidos, España y Alemania. “Mi hija fue mi gran inspiración”, dice esta madre emprendedora que, como muchas mamás peruanas, batalla – a diario- contra el tiempo, el cuidado de los hijos y la gestión del hogar.

Pero, así como a Griela podemos mencionar a Mariana Costa Checa, joven madre y emprendedora social. Creó Laboratoria para capacitar a mujeres en el sector tecnología e ingresen a un mercado dominado por hombres, como es la tecnología.

O Isabel Álvarez que convirtió -en plena crisis económica en los años ochenta- un emprendimiento gastronómico en uno de los restaurantes más prestigiosos del país, en la actualidad: El Señorío de Sulco.

Son historias inspiradoras que nos retratan la capacidad de la mujer peruana para ser resilientes, creativas y con capacidad de liderazgo para enfrentar un mercado competitivo. En palabras del periodista especializado en temas económicos, Carlos Orjeda: “Son mujeres batalla”. Sin embargo, tienen muchos retos por delante.

Cifras de las mamás emprendedora

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), hoy 8 millones 664 mil madres celebran su día. Pero una cifra del Ministerio de la Producción llama la atención: 1.5 millones de micro y pequeñas empresas son lideradas por mujeres en todo el Perú. Muchas de ellas son mamás.

La siguiente data nos ayudará a entender el panorama:

De acuerdo al Estudio Nacional de Hogares de 2015 (ENAHO PERÚ), las madres emprendedoras representan el 33% de las más de 5 millones de mamás entre 18 y 70 años.

De este 33%, el 45% de las madres emprendedoras están dentro del sector comercio, el 28% se desempeñan en el sector servicios, el 16% en el sector agropecuario y el 10% en el sector producción.

Estas cifras hacen preguntarnos ¿Cuáles son los retos de las mamás emprendedoras?

Para Andrea Rivas, Coordinadora Senior de Emprendimiento en Emprende UP, los principales retos que debe asumir una mamá emprendedora son: La gestión del tiempo. En la mayoría de los casos tiene que organizarse para atender el hogar, los hijos y ella misma, por lo que asegura -en el hogar- debe haber un rol compartido, donde los hombres tengan igual participación que las mujeres.

“Esto es super importante. En el hogar se debe compartir roles. Las preocupaciones de las mamás emprendedoras, más allá del trabajo (en estos tiempos de COVID-19) van porque su familia no se enferme; y si hay un enfermo, ellas suelen asumir los cuidados. Es decir: Tiene que ser mamá, esposa, enfermera, profesora porque ahora las clases son virtuales y también emprendedoras”, señala, con preocupación y sin ánimos de romantizar los múltiples roles que asumen las mujeres en el hogar, en el trabajo y en nuestra sociedad.

Poco acceso

La experta señala que otro de los retos a superar es la brecha de financiamiento, ya que no suelen acceder a préstamos bancarios con facilidad. Los motivos: sueldos bajos, trabajo en informalidad o no remunerado. Recordemos que, según el INEI, las mujeres ganan en promedio 31.8% menos que sus pares hombres; 7 de cada 10 mujeres trabajaba en el sector informal y solo el 34.7% de las trabajadoras tienen acceso al sistema de pensiones

Otro reto -asegura Rivas- es la tecnología: “Hoy las mamás emprendedoras han tenido que digitalizarse para poder subsistir”, señala, y especifica que no hay un rubro específico para el desarrollo de los emprendimientos en donde las mamás incursionen con mayor frecuencia. “Están en todos los sectores”, enfatiza.

Están en el rubro gastronómico (ayer en Sudaca contamos la historia de las mamás cocineras de Tappers); otras se desarrollan en el sector tecnológico o, incluso -afirma Rivas- trabajan en el empoderamiento femenino, como Sicurezza de Ileana Tapia que, a través de la venta de prendas íntimas femeninas, busca empoderar a las mujeres y cultivar el amor propio.

“Para emprender, las mamás y en general las mujeres, tienen que darse cuenta cuál es el mercado al que irá su producto y qué ésta tenga una propuesta de valor. Además, debe capacitarse. Esto les permitirá generar mayores ingresos y generar más emprendimientos”, señala Rivas.

¿Por qué emprenden?

Para Pía Olea, abogada especialista en género, diversidad e inclusión y Directora de Consultoría en GenderLab, las mujeres emprenden porque -en muchos casos- resultan menos atractivas para el trabajo dependiente, tema que está muy ligado a la maternidad.

Además, señala, también emprenden porque tienen remuneraciones más bajas que los hombres, como lo hemos demostrado líneas arriba.

También emprenden, señala: “Porque observan una oportunidad nueva en el mercado, además de hacerlo por necesidad. Sobretodo ahora que estamos golpeados por el Covid-19 y más mujeres que hombres han perdido su trabajo”, indica. Según IdehPucp, la población de mujeres económicamente activa disminuyó, en Lima Metropolitana, 52.3% en el segundo trimestre del 2020. 4.6% más que la PEA de hombres.

¿Por qué históricamente se le ha complicado más a las mujeres emprender o desarrollarse en el mercado laboral?, le preguntamos.

“Es cierto que en los últimos años hubo un avance. Nadie puede decir que nos encontramos igual que hace 200 años. Evidentemente las mujeres hemos tenido un avance en derechos y oportunidades. Las mujeres hemos tenido un ingreso prominente en el mercado laboral y en la educación. Somos el 50% de las graduadas de las universidades. Cuando ingresamos a un trabajo dependiente, también somos el 50%. El problema viene cuando ascendemos”, señala.

Todo este coctel, donde además abunda el machismo y a las mujeres y madres se les complica conciliar el tiempo en familia con el trabajo, son retos que las emprendedoras deben enfrentar día a día. Emprender, para ellas y en especial para las mamás, es una tarea aún más complicada de lo que ya es.

Tags:

Emprendedora, mamá emprendedora, Negocio

Tappers es un emprendimiento de comida cacera que se envía por delivery. Los platos son hechos por mamás de buena sazón y a un día de celebrar el Día de la madre ya han repartido más de 76 mil platillos. Ganan dinero y pasan más tiempo con su familia. Esa es su receta ideal.

A poco tiempo de quedar embarazada, Carol Valencia, una joven secretaria, se tomó un año sabático para pasar más tiempo con su bebé. Quedarse en casa le daba tranquilidad, pero no le permitía tener más ingresos. Al menos eso era lo que pensaba. Buscaba alternativas, buceaba en internet. ¿Cómo ganar dinero estando en casa?, se preguntaba. Entones encontró una publicación de Tappers.pe, un emprendimiento que conecta a las amas de casa con los clientes que buscan probar una comida 100% casera vía delivery.

“Las secretarias a veces tenemos un cargamontón de trabajo, siempre tenía como una presión en la cien. Esta empresa me permite no solo hacer lo que me gusta, sino pasar tiempo de calidad con mi familia. Termino temprano y valoro mucho eso”, comenta Carol, un jueves por la tarde y minutos antes de salir con su hija de un año y medio a dar unas vueltas por el parque.

Así como Carol, existen “mamás Tapperas” de todas las edades y con distintas motivaciones que se ponen a cocinar en base a una programación semanal que Tappers les alcanza por Whatsapp. La idea es que incluso puedan usar los mismos ingredientes para su hogar y para los pedidos.

“Cocinamos con el mismo amor que lo hacemos en casa y es reconfortante que nuestros platos les encanten a personas que no conocemos”, cuenta Anabel, mamá Tappera.

“Ahora tengo un trabajo flexible que me permite cuidar de mi hijo mientras hago lo que me encanta”, dice Nina Becerril, otra mamá Tappera.

De acuerdo a Martín Pasache, uno de los fundadores de Tappers, en esta comunidad se han sumado muchas mamás que buscan seguir sintiéndose activas desde su hogar.

“Se ha creado un grupo muy bonito que no siempre tiene que ver con temas de comida, a veces les damos clases de yoga, charlas de empoderamiento porque mientras más motivadas estén, el proyecto podrá crecer más”, refiere.

Probar la sazón de casa

La motivación detrás de los fundadores de este emprendimiento, los hermanos Martín y José Pasache, fue las ganas de probar una sazón casera, aunque trabajaran en oficina y no tuvieran tiempo de prepararse la comida por ellos mismos. “Para nosotros, que tenemos una madre del norte, donde el tema del almuerzo familiar es muy importante. Queríamos ver cómo captar esa sensación de la comida de casa”, explica.

Desde que fundaron el proyecto, hace dos años y medio, han ido evaluando cada fase desde el pedido y la preparación del plato, hasta su entrega en el domicilio y la satisfacción del cliente con el servicio. En base a esos datos, se han ido incorporando platos bajos en calorías o vegetarianos dentro del menú.

En total, se han establecido 40 variedades de platos desde lentejitas con arroz para un clásico lunes o un tallarín saltado, hasta postres como el suspiro de chirimoya o complementos como una ocopa. Los platos de fondo tienen un costo de entre S/12 a S/16 a lo que se suma el precio del envío. Los precios también son flexibles en función a la reserva, que puede ser para toda la semana.

Para ser una “mamá Tappera”, han establecido que un jurado pruebe antes la sazón de la madre que va a sumarse al proyecto y que las condiciones en las que cocina sean las adecuadas. Una vez que se empieza a trabajar con la plataforma, las madres siguen siendo evaluadas, lo que les permite saber incluso qué platos cocinan mejor.

Los cambios de la pandemia

Con la llegada de las cuarentenas y el cierre de las oficinas, el público objetivo al que apuntan tuvo que modificarse, pero Pasache precisa que también se abrieron nuevos nichos de mercado en hogares que tenían dificultades para cocinar por sí mismos.

“La demanda original era de oficinas, pero con la pandemia ha ido mutando y aparecieron otros rubros como los adultos mayores o gente que hace home office en casa. Hay muchos tipos de clientes”, precisa.

Como también había restricciones para salir a comprar los productos, decidieron impulsar los planes semanales entre los clientes, de esa manera, la madre sale una sola vez por semana a hacer el mercado para atender los pedidos. Asegura que es un cambio que tuvo buena acogida entre el público y también les ha permitido mejorar el sistema de reparto.

De cara a los próximos años, Pasache confía en que puedan ampliar el proyecto en otras ciudades y que Tappers pueda lanzarse incluso en otros países con similares características al mercado de Lima. Además de tener una segunda iniciativa similar.

“Tenemos dos proyectos; crecer en algunas ciudades del Perú y a nivel regional y tener un portal de venta de productos hechos en casa, no solamente hechos por madres, sino por cualquier pequeño emprendedor que tiene un producto por exponer. Es un modelo fácilmente replicable y escalable”, comenta.

Dato:

Para pedidos pueden ingresar a: https://tappers.pe/

Tags:

delivery, Día de la madre, Emprendimiento, Tappers

Evita compararte con la imagen que otras personas puedan proyectar en redes sociales.

El psicólogo Arturo Torres explica que la inseguridad tiene múltiples causas, aunque varias son comunes. Se trata de una visión distorsionada sobre las propias capacidades, desde un punto de vista pesimista. El hecho de tener expectativas muy bajas acerca de lo que uno mismo es capaz de hacer, hace que no se tengan gran iniciativas. Con el paso del tiempo, esta percepción refuerza otras inseguridades y mantiene el autoestima baja.

Para superar esto, Pilar Jericó, doctora en Organización de Empresas explica que si aprovechamos esa inseguridad, podemos convertirla en una aliada. Para que eso ocurra, el primer paso es la aceptación de esta inseguridad. Si revisamos nuestros pequeños o grandes éxitos, veremos que muchos de ellos comenzaron por un deseo de mejora de nuestra vida personal y profesional.

“La inseguridad que nos motiva a la acción de mejora es un buen aliado. Aquella que nos lleva a lamentarnos, que nos deja lamiéndonos las heridas y repitiendo lo desafortunados que somos, es paralizante”, indica la experta. “Necesitamos ponernos manos a la obra y aceptar que vamos a convivir con ella, como con el miedo, nuestra personalidad o nuestros gustos. Aceptarnos en todas nuestras dimensiones, incluyendo las que no nos gustan tanto, es un buen camino para la serenidad y la felicidad”, finaliza.

Superar la inseguridad

Anota tus fortalezas e inseguridades: Todas las personas, incluso las más inseguras, son capaces de reconocer ciertas cosas que se les dan bien. Por eso, un gran punto de partida es anotar una lista de debilidades y otra de fortalezas personales. Es importante que evites compararte con otras personas en este proceso. Destacar tus fortalezas te ayudará a centrarte más en lo bueno que tienes.

Revisa las tendencias a la paranoia: Muchas personas basan su inseguridad en pensamientos casi paranoicos, pensando en las supuestas intenciones de herirnos o de burlarse por parte de otros que se esconden tras una apariencia de normalidad. Por eso, es positivo dedicar unos cinco minutos, al final del día, a ver en retrospectiva si hemos caído en ese tipo de pensamientos de forma injustificada.

No te compares con personas desconocidas: Con el auge de las redes sociales, es fácil dar una imagen falsa. Esto es algo que facilita la aparición de inseguridades. Cada vez que te asalte un pensamiento de inferioridad frente a lo visto mediante Facebook, Instagram o similares, recuerda que se trata de un espejismo. No hay ningún motivo para pensar que esa persona sea perfecta.

Tags:

éxito, inseguridad, Trabajo

Los negocios también utilizan esta red para campañas publicitarias con un público objetivo definido, para generar oportunidades de venta

Aunque Linkedin suele estar asociada a los ejecutivos y el mundo de la selección de personal, en el Perú, tiene más de 5 millones de usuarios, con muchas actividades económicas distintas. Para Tomás Atarama, profesor e investigador de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Piura, que una empresa tenga presencia en LinkedIn genera una mayor vinculación con su público interno y externo, haciéndola muy atractiva para otras compañías.

“Es importante destacar el valor que ha adquirido LinkedIn en las transacciones B2B (Business to Business), ya que es el espacio de las comunidades empresariales y profesionales. Además, la nueva herramienta de formularios para la generación de leads revela el horizonte de esta red social también para posicionarse en los negocios y la generación de valor de las empresas”, indica.

Por su parte, Daniel Chicoma, profesor de posgrado de Esan, explica que cuando las redes sociales están bien trabajadas, se genera un “embudo de conversión”, que es todo el recorrido que hace el cliente desde el pedido hasta la venta y la recomendación que pueda incluir y esto también incluye a LinkedIn.

“Lo que se busca en el ‘social selling’ es captar datos para lograr la venta después. Esta plataforma sirve para captar clientes potenciales y que después puedas con otras cosas. También se puede ofrecer contenido de calidad”, explica.

Estrategias para utilizarlo mejor

Cuando se trata de generar contenido de valor, Mauricio Solís, CEO de la consultora LNK y especialista en social selling, refiere que las publicaciones deben reflejar que la empresa es especialista en su sector y tener una frecuencia periódica. Además, existen otros tres pasos que son de mucha utilidad con esta red social:

  1. Crear una marca corporativa. Se debe completar el perfil de LinkedInpara que los contactos tengan una información precisa sobre la empresa y se genere más confianza respecto a los productos o servicios que ofrece; con una foto formal y una sonrisa agradable”, recomienda.
  2. Encontrar a los decisores de negocios. Para encontrar a los decisores de negocios aconseja aprovechar los filtros gratuitos de búsqueda que ofrece LinkedIn por sectores empresariales, tipos de cargo. Luego de ubicar a las personas clave, se debe mandar una invitación.

“Vía un mensaje personalizado, sino desperdicias el primer impacto. Se puede buscar el vínculo con la persona, quizá por experiencia profesional, quizá trabajaron en la misma empresa o estudiaron en la misma universidad. Se debe evitar ser invasivos, no intentar vender de forma inmediata”, aconseja.

  1. Conservar el vínculo. Una vez que ya se ha hecho contacto con las personas de interés se debe tratar de mantener el vínculo. Esto permitirá que, en el futuro, cuando requieran de un producto o servicio que brinda su empresa, la puedan considerar como opción.

Tags:

LinkedIn

Pregúntate cuál es la razón de la existencia de tu negocio, más allá de generar rentabilidad

Todo negocio tiene definida su misión y visión al momento de lanzarse al mercado, pues es parte de las bases que toda empresa necesita. Un aspecto importante que no se debe dejar de lado es el propósito. Este responde a qué busca la empresa a nivel macro, qué desea aportar a la sociedad en la que se desarrolla, cuál es la razón de su existencia, más allá de generar rentabilidad. Por lo tanto, el propósito de una marca es su razón de existir y no tiene que ver solo con obtener un beneficio.

Para encontrar el propósito de mi marca debo seguir los siguientes pasos:

Primero debemos preguntarnos el “qué”. Todas las empresas del mundo saben lo que hacen y ese “qué”, son los productos y servicios que ofrecen al mercado y sus consumidores.

Luego identifiquemos el “cómo”. Algunas de esas empresas saben cómo lo hacen y ese “cómo”, es aquello que hace la diferencia y que los diferencia de la competencia, haciéndolos especiales.

Después identifiquemos el “Por qué”. Son pocas las empresas que saben «por qué» hacen lo que hacen, ya que ganar dinero es solo el resultado. El propósito,  en cambio, es la razón principal por la cual tu empresa existe.

Saber exactamente “el por qué” tu empresa, producto, marca o servicio existe, proporciona los fundamentos para construir todo lo demás — tu «cómo» (cultura organizativa, experiencia de marca) y tú «qué» (los productos y/o servicios que ofreces).

Un ejemplo: Vendo productos de belleza, pero estos no han sido experimentados en animales. El propósito de mi marca no es solo vender algo que te hagan sentir bien, sino que sea sostenible con la naturaleza.

Empatía, el corazón de todo

Expertos de la Universidad ESAN explican que el encuentro del propósito de una marca se puede reducir a la empatía. Sin embargo, las marcas suelen tener una visión centrada en el producto. Cuando se promete ser la cura para todos los problemas, se está usando un enfoque product centric. Es decir, está centrado en lo que la marca es y no en lo que brinda. En ello radica el propósito de la marca, en ver cómo el producto mejora o transforma la vida de sus clientes.

Puedes inspirarte en los propósitos de otras marcas para saber cuál es el camino. Por ejemplo, el propósito de Google es “Organizar la información de mundo y hacerla accesible a todos”, y el de Kellogg’s: “Nutrir familias para que puedan florecer y prosperar».

Otras preguntas que te servirán para hallar tu propósito son:

¿Para quién hago lo que hago?: Cuando definimos el propósito hay que desprenderse de la visión del cliente como generador de rentabilidad. Lo recomendable es tomar la visión del grupo de interés, es decir, a quienes se desea beneficiar. ¿Quién o quiénes son la razón de ser de tu empresa?

¿Qué necesita de mí?: Es necesario comprender los insights de tu consumidor. Ten presente cuáles son sus problemas, cómo puede tu marca resolverlos, qué estilo de vida lleva, qué motivaciones tiene y cómo puedes ayudarlo.

¿Cómo lo que hago mejora su vida?: Esta es probablemente la pregunta más relevante. El propósito de la marca se enfoca en el usuario, y la manera en que se transforma gracias a la marca. La clave es comprender los insights del consumidor para que la propuesta de valor de la marca aparezca como una solución.

Tags:

marca, Negocio, propósito
x