Emprende

Costos de mantenimiento y nivel de la TEA son dos aspectos cruciales a tomar en cuenta para decidirnos por la entidad financiera a la que solicitaremos el préstamo.

El confinamiento al que nos vimos obligados a adoptar como nuevo ritmo de vida obligó a miles de peruanos a diversificar sus ingresos. Según una encuesta de Datum Internacional, el 13% de los hogares solventaron sus gastos durante la primera cuarentena mediante préstamos personales.

 

Este producto crediticio ha sido altamente recurrido en nuestro país por trabajadores de diversos sectores, como indica Rankia, comunidad financiera internacional, como el turismo, restaurantes y transportes, para cumplir con obligaciones como pago con empleados, rentas, servicios, impuestos, y otros gastos.

 

Los préstamos personales brindan la posibilidad de acceder a un crédito con pago en cuotas mensuales. El dinero del préstamo personal puede ser usado desde consolidar deudas hasta para pagar algún proyecto cuyo dinero en efectivo no alcanza.

 

Puntos a considerar para solicitar un préstamo

 

Expertos de Rankia recomiendan tomar cuatro puntos en consideración al buscar un préstamo personal, pues las condiciones varían según la entidad financiera a la que recurramos.

 

Tasa de interés: Al tratarse de préstamos no garantizados por objeto a adquirir, los bancos cobran un interés mayor que otros préstamos. Un punto a tomar en cuenta es la tasa de interés y los costos mensuales, así como tener claro cuál será la cuota mensual para tener la seguridad de que nuestra capacidad de pago pueda cubrirla.

 

Tasa Efectiva Anual: Conocida como TEA, se trata de la tasa que se debe pagar por el préstamo personal. Dicha tasa deben pagarla mensualmente en la cuota de pago. La TEA es considerada el principal componente del costo de un préstamo, por lo es muy importante prestar atención a la TEA que nos ofrezca la entidad bancaria.

 

Costos del préstamo personal: Ten presentes los costos de mantenimiento y portes por el envío de documentos, en caso los manejes de forma física. Estos costos también son pagados de forma mensual y significan una diferencia entre un préstamo personal y otro a la hora de comparar y decidir.

 

Seguro de desgravamen: Este seguro representa una protección ante invalidez o fallecimiento de la persona que solicite el préstamo, de forma que este pueda ser cancelado ante una eventualidad de este tipo. La prima del seguro se paga mensualmente como parte de la cuota.

Las redes de contactos profesionales y personales se han reducido cerca de un 16% durante la pandemia. Es momento de cambiarlo

Si bien a lo largo de nuestra vida nos relacionamos con personas que nos permiten tener mejores oportunidades en nuestra vida personal y profesional, es importante que trabajemos en potenciar nuestra red de contactos que nos abran puertas más grandes. En esto consiste el networking, imprescindible de desarrollar para los emprendedores.

 

Una reciente investigación de Harvard Business Review reveló que las redes profesionales y personales se han reducido cerca de un 16% durante la pandemia. La reducción de nuestra red de contactos puede traer una serie de inconvenientes como dificultar el proceso de encontrar un nuevo trabajo, e incluso menor sentido de pertenencia en la empresa actual.

 

En ese sentido, expertos de la revista Forbes recomiendan algunas acciones claras para reactivar nuestro networking a la distancia:

 

Eventos virtuales

 

Las conferencias, eventos y foros no han sido ajenos a la transformación digital que hemos adoptado en los últimos meses. Estate atento a este tipo de eventos en tu rubro, pues es una gran oportunidad para mantenerte en contacto e incluso conocer nuevas personas.

 

Darte a conocer

 

Apóyate en las redes sociales para construir tu imagen y la de tu negocio. Sigue a personas que te inspiran o que te interesa contactar y hazte notar. Muchas veces seguir otros negocios similares a los nuestros harán que la atención sea redirigida a nuestra imagen. Comparte información relevante y muestra a tu entorno digital tus intereses y capacidades. Redes como LinkedIn son una gran plataforma para construir nuestra imagen empresarial, así como relacionarse rápidamente.

 

Descubre intereses comunes

 

Los hashtags en las redes sociales son una gran herramienta para descubrir contenido similar al que nos interesa. Haz crecer tu imagen personal con ellos, asociando palabras clave sobre el emprendimiento y liderazgo. “La creación de redes de negocios está modificando por completo el espíritu empresarial. Haga crecer su marca personal conectándose con otros en su industria para beneficiar a todos los involucrados en el rubro”, recomiendan los expertos de Forbes.

Es importante que como líderes estemos atentos a las necesidades de nuestros equipos para atenderlos en el momento y de manera eficiente.

 

La pandemia, los esfuerzos por la reactivación económica y la carga laboral del día a día pueden ser una fuente de agotamiento, incertidumbre y desmotivación para los trabajadores. Según estudios de la Universidad de Warwick y del Wall Street Journal con Opener Institute for People, cuando un empleado está satisfecho con su puesto de trabajo es un 12% más productivo y un 31% más eficiente.

 

Es importante que como líderes estemos atentos a las necesidades de nuestros equipos para atenderlos en el momento y de manera eficiente. En ese sentido, la revista Forbes recomienda algunas acciones claras para mantener motivados a nuestros trabajadores: 

 

Reconoce a tus trabajadores

 

Es importante que cuando tus empleados hagan algo bien, puedas reconocerlo. Esta es una gran fuente de motivación, pues les estarás dando la seguridad de que sus acciones están encaminadas y están dando frutos. Incentivar el trabajo bien hecho, ya sea con palabras o con acciones claras de forma pública para que los demás trabajadores en el equipo puedan seguir la misma línea y se esfuercen por lograr los objetivos planteados. Los especialistas de Forbes recuerdan la importancia de reconocer públicamente la labor bien hecha con felicitaciones y recompensar a los trabajadores con incentivos.

 

Mantén una comunicación clara

 

Para que nuestros trabajadores se sientan cómodos y motivados, es imprescindible que sepan dónde están ubicados en la empresa, cuáles son sus vías de crecimiento, qué logros se esperan de él, cuáles son sus funciones claras y cómo actuar en determinados momentos. “Un trabajador que no sabe qué debe hacer ante una nueva situación es un trabajador inseguro, y por lo tanto, poco motivado. Por eso es importante que te tomes un tiempo para hablar con cada uno de los trabajadores del equipo y explicarles bien sus tareas y resolver dudas”, explican expertos de Forbes.

 

Sé flexible

 

Mientras más flexibles seamos con nuestros trabajadores respecto de sus horarios o condiciones laborales, más motivados e implicados estarán con su trabajo. Es un gran motivador saber que la empresa conoce a sus trabajadores y entiende sus situaciones personales. Esto les ayudará a sentirse más confiados en sus superiores y más comprendido por la empresa. Sentir que tiene la confianza ante la necesidad de pedir un cambio de turno por motivos personales o recuperar las horas en otro momento le ayudará a sentirse más a gusto, y por lo tanto más motivado y agradecido.

Nuestro país cuenta con uno de los índices de rotación más altos de la región, alcanzando la cifra de 20,7%. Además de mejores sueldos, los jóvenes también buscan incentivos, flexibilidad y nuevos retos.

Cuando uno o varios puestos de trabajo necesitan ser cubiertos de manera constante, estamos hablando de una alta rotación de personal en la empresa. Esto trae consigo efectos negativos en la productividad de los equipos y costos económicos que la empresa deberá asumir para lograr capacitar al nuevo personal una y otra vez.

 

Según un estudio de Indicadores Saratoga de PricewaterhouseCoopers, el índice promedio de rotación laboral en el Perú alcanza el 20,7%. Se trata de uno de los índices más altos en la región Latinoamericana, cuya media es de 10.9 %.

 

Disminuir el nivel de rotación es un reto que tienen las organizaciones en general, sobre todo en el Perú. Aunque vale decir que, debido a la coyuntura, la rotación se ha desacelerado. Pero -como se vio durante la primera cuarentena- a medida que los distintos sectores económicos se van activando, este fenómeno vuelve a presentarse. Sobre todo, entre los jóvenes que suelen moverse de un trabajo a otro buscando nuevos puestos, que se muestran más atractivos, donde les den la posibilidad de asumir nuevos cargos y retos, sin esperar quedarse por muchos años en una compañía. Más aún si esto está motivado por un mejor salario, un buen ambiente laboral, beneficios extra, flexibilidad laboral, incentivos, entre otros.

 

"La rotación puede originarse por una necesidad relacionada con la etapa de vida profesional, un desequilibrio entre las expectativas, la oferta de la empresa o problemas netamente personales o profesionales", explica Rosana Patricia Vargas Masías, docente del Programa de Alta Especialización de la Universidad ESAN.

 

¿Cómo evitamos la alta rotación?

La especialista recomienda algunas estrategias a poner en funcionamiento para evitar que la rotación de nuestra empresa sea alta:

 

  • Involucrar a los trabajadores: Al hacerlos partícipes de la toma de decisiones en la empresa, los trabajadores podrán sentirse valiosos y considerados, pues notarán que su opinión es importante.

 

  • Sistema de recompensas: Si establecemos un sistema que consista en reconocer o beneficiar los logros de nuestros trabajadores, se sentirán instantáneamente compensados y los demás podrán motivarse a conseguir los objetivos con prontitud. Muchas empresas se centran solamente en los líderes de cada sector sin apuntar a los trabajadores de todos los niveles del negocio para las premiaciones en caso de cumplimiento de objetivos.

 

  • Definir perfiles por tareas: Cuando tenemos un nuevo proyecto, es importante determinar quién es la persona correcta para hacerse cargo. Esto le permitirá al trabajador desenvolverse de forma óptima y alcancemos los resultados requeridos.

 

  • Mejorar el clima laboral: Contar con actividades de integración esporádicas es correcto para darle un respiro a los trabajadores, pero es importante que nuestro trabajo sobre el clima laboral sea constante. Se necesita monitorear cómo se encuentra la motivación y la satisfacción de cada uno de nuestros trabajadores y los equipos. Esto permite establecer cambios en cualquier momento u oportunidad requerida.

Los más requeridos son los pedidos de delivery express, donde se solicita que los productos lleguen entre 30 y 90 minutos

La llegada de la pandemia afectó de forma severa distintos rubros comerciales, pero permitió la dinamización de otros. Este es el caso de las ventas online y del delivery que han crecido exponencialmente en los últimos meses. Un estudio de Touch Perú reveló que el servicio de delivery express creció un 250% durante la primera cuarentena.

 

El estudio explica que este aumento se debe no solo a las medidas de confinamiento, sino también al tipo de servicio ofrecido. En comparación con los pedidos programados usualmente realizados a tiendas por departamento, en el delivery express los productos son entregados en un plazo de entre 35 y 90 minutos luego de haber realizado su compra.

 

Apoyarse en un servicio de delivery para negocio

 

Implementar nuestro propio servicio de delivery puede representar una ardua tarea logística, por lo que en muchos casos resulta una buena idea tercerizar este servicio o apoyarse en una empresa dedicada al rubro con mayor experiencia. Los beneficios de realizar esto son por ejemplo la reducción general de costos, la profesionalización de tu servicio, mayor tiempo para dedicarte a la actividad principal de tu emprendimiento y optimizar tus recursos, entre otros.

 

Aquí algunos ejemplos de empresas de envíos en las que puedes apoyarte para mejorar la cadena de distribución de productos de tu emprendimiento:

 

Chazki

 

Se trata de uno de los primeros operadores logísticos que se apoyó en la tecnología para sus negocios. Te permite automatizar los envíos conectando tu ecommerce con su sistema, y seguir tus envíos en tiempo real en un mapa. Además de pedidos Express, que se envían en un máximo de 3 horas, cuentan con programación de envíos.

 

iSend

 

Esta empresa tiene capacidad de cobertura logística a nivel Lima Metropolitana y Callao. Cuenta con un sistema de automatización de rutas óptimas para entregas. Ofrecen status de entrega de producto, reportes detallados, historial de despachos a través de su web y acceso directo a clientes para que puedan hacerle seguimiento al pedido. Sus motorizados son trabajadores inhouse, por lo que aseguran disponibilidad inmediata, puntualidad y rapidez de reparto.

 

Scharff

 

Esta empresa logística cuenta con más de 30 años de experiencia. Su plataforma permite cotizar envíos express y programados, y hacer seguimiento a los pedidos desde Lima u otras ciudades. Entre sus servicios se encuentran la reserva de e-lockers en distintos puntos de la ciudad, y envíos de EEUU a Perú. Adicionalmente, esta empresa maneja descuentos por volumen a sus clientes.

 

Recordemos que en la actualidad hay restaurantes que operan las 24 horas del día, después de las 06:00 p.m. En el caso de los supermercados hay dos tipos de pedidos: el express (entrega entre 45 y 90 minutos) y los pedidos programados, que se efectúan con anticipación y son mucho más amplios. En ambos casos, la idea es promover que las personas que tienen la posibilidad, no salgan de sus casas y así evitar una mayor propagación del Covid-19.

Observa la cantidad de tarjetas de crédito que manejas y pregúntate si todas te traen la misma cantidad de beneficios o en realidad alguna representa una responsabilidad que no necesitas en el momento.

Un análisis realizado por Scotiabank en 2020 reveló el aumento de uso de tarjetas de crédito en el último periodo. Hasta agosto se registró un crecimiento de esta vía de pago en 46% en supermercados, 42% en artículos para el hogar, 36% en telecomunicaciones, 29% en medicina y 25% en comida y abarrotes, frente al uso de tarjetas en 2019.

 

Si bien nos encontramos en un constante crecimiento del dinero plástico, muchas personas cuentan con tarjetas de crédito en desuso debido al poco movimiento físico permitido dada la pandemia por COVID-19. Por ello, el economista y asesor financiero Juan Carlos Delgado nos da algunas recomendaciones sobre las tarjetas de crédito.

 

Tener la cantidad necesaria

El economista recomienda un máximo de 3 tarjetas de crédito. “Tener una o diez tarjetas depende de cada uno y su capacidad de pago, pero la realidad es que se trata de un producto bastante caro”, indica Delgado. Por ello recomienda, en caso que deseemos tener más de una tarjeta de crédito, contar con la cantidad justa que se acomode a nuestro presupuesto de endeudamiento.

 

Atención al cobro de membresías

 

Muchas tarjetas requieren un pago de membresía para continuar usando este servicio financiero. “Si nuestra tarjeta se encuentra en desuso y venimos pagando una membresía por ella, no nos resultará rentable”, precisa el economista. En ese sentido, será mejor quedarnos con aquellas tarjetas a las que les damos uso frecuente o nos dan la mayor cantidad de beneficios como acumulación de puntos o pagos sin intereses.

 

Cuidado con el sobre endeudamiento

 

Contar con más de una tarjeta de crédito puede hacernos olvidar cuál es nuestra verdadera capacidad de pago. Administra de forma eficiente el tipo de compras o gastos que harás con cada una de ellas y limita la cantidad de dinero con la que te endeudarás.

 

Historial crediticio

Si bien las tarjetas de crédito son la vía más común para empezar a tener un historial crediticio, el economista explica que otro tipo de productos pueden cumplir la misma función, tal como un préstamo personal, crédito hipotecario o crédito vehicular. “Como la tarjeta de crédito es un producto costoso, genera una buena imagen en el historial siempre y cuando paguemos correctamente”, sentencia.

 

Por su parte, Patricia Willstatter, jefa del departamento de servicios al ciudadano de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) aseguró que las tarjetas de créditos sin usar perjudican la capacidad de endeudamiento de las personas a la hora de calificar para un préstamo.

 

“Cuando otra entidad financiera evalúa a una persona para un crédito hipotecario, por ejemplo, esa línea de crédito (de las tarjetas) que no se usa, afecta la capacidad de endeudamiento para calificar a ese tipo de crédito”, sostuvo.

 

Por ello, señaló, señaló, no es recomendable que las personas tengan tarjetas de crédito que no utilicen, porque, además, existen cargos inherentes a estos productos financieros, como el pago de membresía.

Aunque, desde agosto del año pasado, entró en vigor la norma de la SBS que modifica el Reglamento de Gestión de Conducta de Mercado del Sistema Financiero, que establece la obligación a las empresas emisoras de contar como mínimo con una tarjeta que no cobre la comisión de membresía anual con la finalidad de brindar mayores alternativas a los usuarios en la contratación de tarjetas de crédito.

Por otro lado, hay que ser responsables con el uso del dinero plástico para tener saludable nuestras finanzas personales.

El director del MBA de Pacífico Business School habla sobre la resiliencia, la capacidad de gestión y lo negativo del teletrabajo para una organización, en medio de una pandemia y el caso vacunagate.

“Todo emprendimiento toma mucho esfuerzo. El pelo se te pone blanco, te salen ojeras, no duermes en la noche. Puedes tener satisfacciones a lo largo del camino, pero para sobrepasar vallas, uno la pasa mal”, el director del MBA de Pacífico Business School, Ben Schneider, habla sobre el sacrificado camino del emprendimiento en el Perú. Pero también, sobre cómo enfrentar este contexto tan difícil por el que caminamos, en medio de una segunda ola producto del Covid.19. Resiliencia, capacidad de gestión y su opinión sobre lo negativo que puede resultar el teletrabajo para una organización, en la siguiente entrevista.

Desde el management ¿Qué lecciones nos viene dejando la pandemia y el caso Vacunagate?

Las crisis sacan, dentro de la presión que genera la situación, lo mejor y lo peor de las personas. Hay quienes se inmolan ante una adversidad. Y hay otras que, lamentablemente dentro de sus temores y de sus flaquezas en los temas éticos, tienden a sacar un provecho indebido.

Estamos frente a un Cisne Negro (como lo definiría el filósofo e investigador libanés Nassim Nicholas Taleb). Estamos ante una ocurrencia de muy baja probabilidad que tiene consecuencias devastadoras, impredecibles y que no se tiene experiencia previa de tratar con ello. Y la pandemia lo es.

Para atarlo al management, ¿Qué nos trae este Cisne negro? Un altísimo grado de incertidumbre. Que la gente tema por los temas más elementales, como su integridad física y mental. Por su salud, la viabilidad económica y financiera. Así como la educación de nuestros hijos.

En esta situación ¿cuál es el mayor problema?

Caer en la dictadura del corto plazo. Es cierto que tenemos que sobrevivir. Y sobrevivir en una empresa es proteger el flujo de caja. Lo segundo es que no podemos entrar en pánico y paralizarnos. Por definición la pandemia va a pasar.

En este caso ¿Qué significa la dictadura del corto plazo?

Significa que protejo la caja. Si yo bruscamente despido gente para bajarle peso a la nómina, para preservar la caja de la empresa y no cerrar, perderemos competencias, porque la gente que estamos perdiendo, aprendió con nosotros, la hemos entrenado, han dado lo mejor de sí, conocen el negocio y frente a un Cisne negro, no solamente debemos preservar lo que hemos logrado, sino que tenemos que reinventarnos. ¿Has visto las reacciones de restaurantes o cafeterías que se han convertido en centros de abastos, capitalizando a las personas que no quieren ir a un mercado? Como en esos casos, hay que repensar muchas cosas más.

Vivimos tiempos muy duros, en medio de una segunda ola y crisis económica ¿Qué características debemos desarrollar para enfrentar estos problemas?

Ahí es donde viene el concepto de resiliencia. ¿Qué es resiliencia? Es un concepto que nace en la física y se usa para distinguir la posibilidad de doblar un metal a su máxima expresión y que regrese a su posición habitual sin quebrarse. Este concepto comenzó a usarse en psicología para definir la capacidad del ser humano para recuperarse de un trauma muy grande. Lo mismo pasa con las empresas en el mundo de la gerencia. Uno tiene que estar permanentemente entrenado para enfrentar y, en extremo, de disfrutar de situaciones de alta incertidumbre. Fácil decir, difícil de hacer.

¿Cómo aplicarlo?

Si queremos medir la resiliencia, para conseguirla, hay dos vectores: El primero habla de la robustez y el segundo de la agilidad.

Robustez, para estar sólidos ante una cantidad de escenarios diversos. Y agilidad, para cuando el Cisne negro que nos toque tengamos una reacción ágil. Esos vectores le permiten a una persona y a una empresa, salir de estos problemas.

¿Qué características deben desarrollar los emprendedores en este contexto de pandemia?

Hay que ser ultracuriosos. Tratar de entender por qué me está pasando esto, de dónde viene y por qué viene y cuestionar. Hay que tener tolerancia a la ambigüedad. No ser soberbios. Nadie, ni el más pintado te puede dar una solución clara y sólida (sobre todo en este contexto). Hay que ser humildes para asimilar y empezar a hacer prueba y error para ir descubriendo por donde discurrir, según el caso de cada negocio.

Además, hay que tener la capacidad de analizar la problemática desde múltiples ángulos. Inclusive contra lo que creemos. Otra competencia importante es hacer prospectiva y construir posibles escenarios (para buscarles solución).

En un mes cumpliremos un año de Emergencia sanitaria y desde entonces muchas personas hacen teletrabajo ¿Cómo analiza esta nueva normalidad en el trabajo?

Tengo serios temores del daño que están sufriendo las empresas por el teletrabajo. El teletrabajo como solución de corto plazo funciona, mientas los equipos de trabajo han venido desde atrás como un ensamblaje, con unos códigos de relación y los estiren a través del Zoom. Pero conforme se extiende el plazo, esas relaciones se van debilitando y la creatividad y la productividad, se ven seriamente afectados. Si a eso le sumas la rotación de personal. Entonces, ya ese equipo que se conocía (previamente al Estado de Emergencia) ya no lo conoces en carne y hueso. Ya no hay la charlita del pasillo, el café en el área común, el chiste.

Wilmot Reed Hastings, presidente de Netflix, es un enemigo del teletrabajo. Michael Corbat, Ceo de Citibank, es enemigo del teletrabajo.

¿Entonces se debería eliminar en su totalidad?

Podría hacerse una vez o dos veces por semana, pero no perder el tejido que representa una empresa trabajando en un ambiente controlable y agradable. Una persona trabajando desde su casa con el tremendo esfuerzo que recae sobre los padres al acompañar a los hijos durante las clases remotas, es difícil trabajar así. El trabajo en la casa genera mucho estrés. Hay pros y contras. Antes el teletrabajo lo hacían los puestos más prescindibles. Pero la gente que está creciendo se hace notar, se deja notar en la cancha. Está cerca de los directivos. Cercanía es poder.

Post crisis, parafraseando el título de su libro, ¿Cómo deberían ser las organizaciones después de la pandemia?

Post pandemia las empresas van a invertir en construir escenarios y estructuras de robustez. Todas las empresas deben tener un área de evaluación y manejo de riesgos, eso es muy importante. Uno ciertamente no puede estar asegurado contra todo riesgo, sería inviable. Pero sí debemos estar preparados ante un nuevo Cisne negro.

Uno debe tener a la resiliencia en el centro de su estrategia de la empresa, cualquiera fuera su tamaño; y entender que hay detrás de la resiliencia. Robustez, manejo de riesgos, saber qué riesgos estoy dispuesto a correr y qué riesgos no. Y saber qué medidas debo tomar.

Y hacer ensayos, así como haces ensayos de terremoto, como reaccionarías si nos pasa A o si nos pasa B. ¿Qué áreas intervendrían? ¿Si Comunicaciones o Legal o ambos? y entendiendo lo que está pasando.

Las empresas tendrán que ser más cautas y sesudas y ser más reflexivas y tener mucho coaching, porque nadie en este momento, puede jactarse de que tienen la figura clara.

Además de contar con buenos líderes…

Creo que hace falta derribar este muro de altas suspicacias entre los líderes del sector privado y público. Y eso pasa por hacer un mea culpa desde ambos lados. No generalizar, ni estigmatizar, eso hace mucho daño, como el decir que todo servidor público está ahí para robar, eso no es cierto y hace mucho daño.

Post crisis deberíamos reflexionar sobre las prioridades de la gestión del Estado y esas prioridades tienen que centrarse en tres pilares básicos: Salud, educación y seguridad. Y eso se debe hacer con ayuda del sector privado.

Tras quedarse sin empleo por la pandemia, el chef Daniel Gonzáles y su cuñado, el piloto de avión Jorge Bonifaz, decidieron vender makis a domicilio. Seis meses después, el negocio despegó, a pesar de las cuarentenas, y ahora quieren llegar a todo Lima. Su fórmula es la resiliencia.

Mientras termina de despachar los últimos pedidos para la hora de almuerzo, Daniel Gonzáles, chef y fundador de Kuma Rolls, empieza lo que se denomina “mise en place”, el rito de ordenar todos los elementos que necesitará para continuar con la cocina hasta la noche.

Deja a un lado el salmón de 4 kilos que tiene que rebanar y nos comenta que, sacar adelante su negocio -que tiene a los populares “makis” como producto estrella- ha significado muy poco descanso e innovación constante. Sin embargo, cada día llegan a nuevo público y eso le entusiasma.

“Nos ubicamos en Lince, pero recibimos pedidos tanto de Miraflores o San Isidro, como de La Victoria o San Juan de Lurigancho. Lo que queremos es llegar a todos los distritos de Lima posibles. En la medida en que eso se pueda, vamos a tratar de entregar lo mejor de nosotros en cada pedido”, refiere.

Para Gonzáles, un chef que se dedicaba a organizar eventos, los makis y la comida de sabor oriental es un mercado bastante competido en Lima, pero con un público cada vez más amplio. Por eso decidió apostar por esta línea de negocio cuando le quedó claro que los eventos no volverían por un buen tiempo.

Trabajo en equipo y en familia

La idea también le resultó atractiva a Jorge Bonifaz, cuñado de Daniel y piloto de avión al que la pandemia había dejado en suspensión perfecta. Juntos decidieron lanzar “Kuma Rolls” en setiembre del año pasado. En japonés, “Kuma” significa “oso” y Gonzáles considera que este animal es un símbolo de ternura, pero también de la solidez que se requiere para salir adelante en una situación compleja como la pandemia.

Mientras que Gonzales se encargaba de las recetas y de la parte operativa, Bonifaz asumió las tareas publicitarias y contractuales. Si bien a veces tienen sus diferencias, asegura que estas no pasan al plano laboral. “Tanto mi cuñado como yo estamos en la misma página en ese sentido, tratando de ver este negocio de la manera más profesional posible. A veces sí entra a tallar la unidad que tenemos por el vínculo familiar, pero lo manejamos de la manera más profesional posible”, explica.

De esta manera fueron creciendo y el equipo pasó de dos a ocho personas. Por el lado publicitario, hicieron una campaña con la aerolínea Star Perú y han lanzado cuatro productos más, fuera de su clásica “kumabox” de makis. De estos nuevos productos, Gonzáles destaca la popularidad de la “kuma burger” y de los “wangostinos”.

“Son unos wantanes rellenos de langostinos que tienen 25 gramos de puro langostino picado sazonado con especias y un sabor muy oriental. Buscamos diversificar siempre jugando con el concepto de comida oriental. Yo me encargo de sacar una idea, un boceto, eso se prueba y una vez que está aprobada una versión oficial, se le muestra al equipo”, asegura.

En cada receta tratan de emplear ingredientes similares, pero con distintas preparaciones para evitar cualquier dificultad logística, que con la pandemia es muy probable que se presente.

Los pros y contra de empezar desde cero

Antes de la cuarentena por la segunda ola de contagios, tenían previsto abrir un segundo local muy parecido al actual, que forma parte de un patio de comidas en el distrito de Lince. Sin embargo, ahora la decisión dependerá mucho del levantamiento de las restricciones y la situación económica que observen en los próximos días.

A pesar de todo, Gonzáles reconoce que haber empezado el negocio en estas circunstancias les da cierta ventaja respecto de los restaurantes tradicionales que han tenido que recortar planillas y cerrar locales. “De un modo u otro, empezar de esta manera nos da la ventaja de no conocer otra realidad, así que hemos ido creciendo como las circunstancias nos lo han permitido”, anotó.

Para los emprendedores que también estén viendo oportunidades para abrir un negocio gastronómico, recomendó realizar algún estudio de mercado para evaluar el comportamiento de la demanda, y después, empezar por algo pequeño y utilizar mucho las redes sociales, pues en este momento no es posible tener mucha exposición física.

 

CONTACTO:
Para recojo:
Av. Petit Thouars 2072, Lince
Pedidos: 974837947 y en Rappi

Cumplir con las leyes laborales implementadas para reducir la brecha de género es un primer paso, pero los cambios en la cultura organizacional también son relevantes. Natalia Manso, profesora de la Pacifico Business School, recomienda estar atento a los micromachismos

En el Perú, de acuerdo al último ránking PAR 2020 presentado por Aequales, el 58.8% de empresas peruanas –de las más de 200 que forman parte del estudio- tienen una política de género para reducir las desigualdades. Sin embargo, solo 52% tiene un plan de acción enfocado a este objetivo.

Una de las explicaciones tiene que ver con las diferentes estrategias que existen para reducir estas brechas. En términos de legislación, las empresas están obligadas a tener una política respecto del acoso laboral, pero también deben cumplir con las licencias de paternidad y maternidad y desde el 2019, una política salarial transparente que evite la discriminación.

Para Natalia Manso, profesora de la Pacifico Business School, apostar por el desarrollo del talento dentro de la organización también es importante, pero con un liderazgo a favor de impulsar la equidad también hacia los puestos directivos.

“Ante todo, los líderes y las personas que gestionan equipos deberían establecer un sistema meritocrático. Implementar las políticas y procedimientos para evitar el acoso laboral y sexual, pero, además, los micromachismos, que son esas formas de sexismo de baja intensidad, que generan ambientes de trabajo hostiles y en muchos casos afectan la motivación y el talento de las mujeres objeto de la bromita soez o la desacreditación en mitad de una reunión de trabajo por parte de un jefe o colega”, precisa

 

Estrategias medibles

En un artículo de Forbes, la coach Palena Neale, indica que las iniciativas que se propongan al interior de una organización con el objetivo de tener más diversidad e inclusión de género deberían de cumplir con al menos cinco condiciones para tener éxito.

Entre estos criterios se cuenta: estar priorizada (propuesto desde la parte más alta de la organización), operacionalizada (con acciones concretas), modelada (con una cultura de diversidad de género), medida (tener métricas) y recompensarse (sumado a lo meritocrático).

En opinión de Manso, no siempre se puede establecer indicadores para medir el impacto de dicha diversidad en la consecución de los objetivos de la empresa, tales como ventas, productividad o satisfacción de los clientes. Sin embargo, sí existen algunos indicadores cuantitativos como el porcentaje de mujeres en los diferentes niveles o cualitativos como las encuestas de clima laboral o el nivel de compromiso de los colaboradores.

“En todos los casos, la idea vertebral consiste en que un conjunto heterogéneo de personas es un campo más fértil para la innovación, la creatividad y el pensamiento estratégico, lo que redunda en mayor productividad y competitividad para la organización”, comenta.

 

x