Informes

El jefe de la Sunat vivió bajo asedio durante dieciséis días. Este medio ha podido revisar el testimonio completo que Luis Enrique Vera Castillo le dio a la Fiscalía y que relata, de principio a fin, la historia de las presiones que recibió desde Palacio. Entre otras cosas, el funcionario cuenta cómo fue contactado 17 veces, entre mensajes y llamadas, por Bruno Pacheco, el ex hombre de confianza del presidente Pedro Castillo. 

El bombardeo se dio entre el 22 de septiembre y el 7 de octubre. Así se desprende de la declaración que dio la cabeza de la máxima autoridad tributaria, el 26 de noviembre pasado, al fiscal anticorrupción Marco Huamán Muñoz. “Sus pedidos resultaban inaceptables”, declaró Vera sobre Pacheco. 

Antes del acoso de Pacheco, Vera tuvo un primer acercamiento con Palacio el 12 de agosto. La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), en ese entonces con Guido Bellido a la cabeza, le pidió la lista de los “cien contribuyentes con mayores deudas”, de acuerdo a la transcripción de su declaración ante el fiscal Huamán. 

Declaración
Transcripción no oficial de la declaración de Luis Enrique Vera Castillo, jefe de la SUNAT, al fiscal anticorrupción Marco Huamán Muñoz el 26 de noviembre pasado.

“Recordemos que esos días se habían dado dos pagos importantes de dos empresas mineras por más de 3 de mil millones de soles”, dijo Vera. Se refiere a las compañías Buenaventura y Cerro Verde, que coincidentemente pagaron sendas deudas tributarias al inicio del gobierno del lápiz, tras haberlas disputado -y perdido- en diversas instancias tiempo antes. Lo hicieron, sin embargo, advirtiendo que seguirían litigando para obtener la devolución del dinero.

Once días después, el 23 de agosto, Vera fue convocado a Palacio.  Los anfitriones fueron los entonces asesores palaciegos Auner Vásquez y Óscar Cabrera, quienes lo llamaron para “conversar sobre las deudas tributarias, pues querían conocer de qué se trataban”, de acuerdo al testimonio de Vera en Fiscalía. 

El 9 de septiembre, Vera fue convocado nuevamente a Palacio. Esta vez para hablar con el presidente Castillo. Fue en ese momento que entró en escena Bruno Pacheco. “Me indica [Bruno Pacheco] que la reunión con el presidente sería al mediodía. Es así que asistí y tuve una reunión a solas con el presidente por espacio de cincuenta minutos”, dijo Vera.

Pedro Castillo Presidente
El presidente Pedro Castillo dijo tener la “capacidad moral para separar las cosas”, pero Bruno Pacheco declaró que nadie le pidió la renuncia. Foto: Andina.

“Antes de entrar a la reunión con el presidente, en la sala contigua a su despacho, encontré a Auner Vásquez y Bruno Pacheco, que se presentó conmigo. De ahí entre los tres conversamos unos 10 minutos haciendo tiempo hasta que el presidente lo atendiera. Ahí el señor Pacheco me señala que lo vuelva a contactar en una semana para ver si se necesita alguna información complementaria”, añadió el jefe de la Sunat. 

Según el registro de visitas de Palacio, la reunión de aquel día con el mandatario empezó a las 11:55 de la mañana y terminó a las 12:40. Pedro Castillo se mostró interesado en seguir aprovechando políticamente el pago de impuestos, pero le explicaron que la mayoría de deudas tributarias sigue en disputa. “El contexto de esta reunión con el presidente fue que quería saber qué empresas más estaban por cobrar [pagar], ya que había dos mineras que habían pagado y quería saber quiénes más podían pagar. Es así que en dicha reunión le expliqué al presidente que la mayoría de las deudas tributarias está en litigio.  Asimismo, hablamos de las deudas tributarias y gestión de la SUNAT, quedando satisfecho”, declaró Vera.

ACOSADO

Hasta ahí todo transcurría con normalidad para el jefe de la Sunat. Pero días después, a las siete y media de la noche del 22 de septiembre, Pacheco empezó con la presión. “ […] recibí una llamada del señor Bruno Pacheco señalando que me iba a pasar un caso de un contribuyente que había sido mal atendido; no recuerdo con qué aplicación me llamó, pero no fue por llamada normal”, dijo Vera. 

A las 7:40 de la noche de aquel día, Pacheco develó el nombre del “contribuyente” en un mensaje por la aplicación Telegram dirigido a Luis Enrique Vera. Se trataba del grupo informático Deltron, cuyo dueño es Néstor Quispez Asín Serna. 

“Enrique, este es el servicio del amigo que te pedí. Es respecto de la resolución del 2015 de mi amigo del Grupo Deltron, RUC 20213331377, apóyalo por favor, y me comunicas la solución. Confírmame la recepción. Gracias. Yo veo lo otro. NTP [No te preocupes]”, le escribió Pacheco al jefe de la Sunat, como ya ha sido revelado por otros medios. 

Al ser consultado en el interrogatorio por el fiscal Huamán sobre la frase “yo veo lo otro”, Vera respondió que “es algo que Pacheco debe explicar. Yo no le veo explicación”. Fuentes del Ministerio Público dicen a Sudaca que Pacheco se refería al nombramiento definitivo de Vera como jefe de la Sunat, dado que en ese momento estaba como interino. La hipótesis fiscal es que Pacheco quería sacar ventaja de la expectativa de Vera por ser nombrado, definitivamente, en el puesto.

El 26 de septiembre Pacheco volvió a la carga con dos llamadas que Vera no respondió. Ese mismo día, vía Telegram, envió un mensaje pidiendo que favorezca en un concurso al martillero Marco Urbina Chumpitassi, dedicado a las subastas públicas. Luego mandó otro mensaje para recordarle del favor al grupo Deltron. 

Vera declaró que días después, el 29 de septiembre a las 5:20 de la tarde, Pacheco le envió por WhatsApp “una foto de una parte de la agenda con los temas a tratar en la reunión del gabinete, entre ellos la designación del superintendente de Sunat propuesto por el MEF”. “Luego escribe: ‘ya lo programé. Estamos en gabinete’”, contó el superintendente. 

La cabeza de la Sunat, sin embargo, ya sabía que Pacheco no tenía cómo influir en su nombramiento. “No obstante, antes de sus comunicaciones, yo ya había recibido la llamada del ministro del MEF [Pedro Francke] comunicándome que mi designación para un nuevo periodo había sido aprobada por el Consejo de Ministros. Como puede apreciarse de la secuencia de las horas, el señor Pacheco me estaba trasladando información inexacta”, dijo Vera. 

Pacheco siguió con las presiones en el Telegram ese 29 de septiembre. Aquel día, a las 9:36 de la noche, continuó con los mensajes acosadores. Y añadió a una nueva empresa en su lista: MQVC Corporation, cuyo gerente es José Hanco Lupinta. Quería ampliar la importación de mercurio de esta firma. Después insistió con favorecer a Deltron porque “no queremos que quiebre”. Con el martillero Marco Urbina tiró la toalla ante el silencio de su interlocutor. “Y del martillero si no se puede, simplemente no se puede”, escribió el exsecretario general en el Telegram, según relató el jefe de la Sunat. 

Vera fue finalmente nombrado el 3 de octubre como el mandamás de la Sunat. Esto no fue óbice para que el profesor de secundaria de Química y Biología siguiese pidiendo favores. El 6 de octubre, entre las 8:39 y 8:41 de la mañana, Pacheco envió al WhatsApp de Luis Enrique Vera tres mensajes que luego eliminó. Tres minutos después, a las 8:44 de aquel día, escribió: “Buenos días, Kike,  necesito conversar contigo unos temas como el que te estoy enviando. Dime a qué hora podría conversar contigo o necesitas que te visite. Hay que ser recíprocos en la atención”, escribió Pacheco, mostrando desesperación al ser ignorado. 

“Esta insistencia evidencia que todas sus solicitudes eran ignoradas por mi persona. Luego, con fecha 7 de octubre a las 14:10 pm, vía WhatsApp, el señor Pacheco me llama dos veces optando por no contestarlas ni devolverle sus llamadas”, dijo Vera. A las 14:36 de aquel día el exsecretario general escribió en el WhatsApp para dejar el teléfono del directivo de la empresa importadora de mercurio.  Esa fue la última comunicación con el exsecretario general de Palacio, según relató el jefe de la Sunat. Diecisiete presiones en dieciséis días. 

Vera entregó copias de los mensajes de Telegram y WhatsApp al Ministerio Público, mientras que Pacheco dijo que se le había “extraviado” el celular, de acuerdo a la resolución judicial del 7 de diciembre pasado que le ordena impedimento de salida del país . 

“Veo que es un tema mediático, toda vez que no hay una persona que me haya denunciado. Todo es en base a notas periodísticas. Y acá hay que ver el tema principal: la vacancia del presidente”, dijo Pacheco en una entrevista al medio “PerúDigital”, en la que habló postrado en una cama y con una mascarilla. Pacheco contó que se había enfermado de Covid-19. 

Bruno Pacheco saludo
Exsecretario general de Palacio, Bruno Pacheco Castillo, brindó una entrevista, postrado en una cama, al medio “Perú Digital” el pasado miércoles 22 de diciembre.

El cuestionado exasesor dejó mal parado al presidente Castillo  al decir que el gobernante nunca le pidió la renuncia. “A mí el presidente no me ha dicho que me retire. Yo he sido que he dado un paso al costado por la gobernabilidad”, dijo en la entrevista. Y es que Castillo declaró, tras la renuncia de Pacheco, que tiene la  “capacidad moral para separar las cosas inmediatamente”

Según fuentes cercanas al despacho de la fiscal Norah Córdova, que investiga la trama petrolera del biodiesel, Pacheco ha sido visto en la sede de Petroperú con la lobista Karelim López.  “Con la señora Karelim López es una relación de conocidos. Nada más”, señaló Pacheco a “PerúDigital”. 

Karelim Lopez - Palacio
Captura de pantalla de la cámara 3 de Palacio, en la que se ve a Karelim López Arredondo en la puerta de ingreso a las 9 y 21 de la mañana, del 18 de octubre. Fue a entrevistarse con el presidente Pedro Castillo. A esa hora también llegaron el empresario Samir Abudayeh y el gerente general de Petroperú, Hugo Chávez Arévalo.

El exbrazo derecho del jefe de Estado se juega el pellejo en estos días. Es una pieza clave en la trama de presunta corrupción que hace temblar los cimientos de Palacio.

*Fotoportada: Darlen Leonardo

Tags:

Bruno Pacheco, Luis Enrique Vera Castillo, Sunat

Gabriela Salvador Cárdenas (36), excandidata al Congreso por el Partido Morado, es la flamante coordinadora parlamentaria del Poder Judicial desde noviembre pasado. Su designación no sería discutible si no fuera por un pasado reciente lleno de acusaciones de estafa y manipulación de parte de amigos y exparejas. A las fundadas denuncias, además, se suma que Salvador no tiene su colegiatura de abogada activa, uno de los requisitos estipulados en el proceso de contratación.

A mediados de octubre, la Corte Suprema abrió la convocatoria de selección por un sueldo de S/12.500. El trabajo supone coordinar con el Congreso, participar en las comisiones parlamentarias e impulsar las iniciativas planteadas por el Poder Judicial, entre otros. El cargo depende directamente del Gabinete de Asesores del PJ.

El proceso de contratación CAS 390-2021 tuvo dos fases: una entrevista oral y una evaluación de curriculum. En la primera, Salvador sacó 50 puntos de 50, mientras que sus otros dos competidores apenas lograron 28 y 22. Esto pese a que en la evaluación de su hoja profesional fue la de menor puntaje, de acuerdo al cuadro de notas al que este medio accedió.

Resultado final del proceso CAS.
Resultado final del proceso CAS.

Una de las personas que entrevistó a Salvador fue la jefa del Gabinete de Asesores del PJ, Silvia Loli, exministra de la Mujer del gobierno que lideró Francisco Sagasti. Gabriela Salvador asegura que no conocía a Loli -quien ahora es su jefa- de su paso por el Partido Morado y que no sabía que iba a estar dentro del proceso.

Salvador, también exmilitante del Frente Amplio, dice que su alta calificación en la entrevista responde a sus conocimientos sobre temas parlamentarios y asegura que sus competidores no estaban preparados. Pero eso no es lo único que llama la atención.

Entre los requisitos para el puesto, el PJ solicitaba tener el título de la carrera de Derecho “con colegiatura y habilitación vigentes”. Sin embargo, en la base de datos del Colegio de Abogados de Lima (CAL) la colegiatura de Salvador figura como “inactiva”. Esto significa que no está habilitada para ejercer formalmente su profesión, ni tampoco cumple los requisitos para el cargo que hoy ocupa. 

Salvador responde que “muchos están bajo esa modalidad [inactiva] porque es por pago y, en pandemia, no funcionó el CAL”. Cuatro abogados consultados por Sudaca dicen, sin embargo, que no han tenido problemas para pagar en este periodo. El área de prensa de la CAL también respondió que no hay ningún problema con los pagos e, incluso, que pronto se habilitaría un descuento para el pago anual.

El PJ asegura, en comunicación enviada a Sudaca, que Salvador fue contratada “en consideración a su experiencia en el campo correspondiente”, que “demostró mayor competencia a diferencia de sus competidores que carecían de expertiz” y que no existió “impedimento legal” para su designación. 

Es preciso, ahora, revisar otros episodios de la vida de esta nueva funcionaria pública. 

MENTIRAS Y ACUSACIONES

Hace poco Gabriela Salvador fue tendencia en redes sociales luego de que el semanario “Hildebrandt en sus Trece” revelara una denuncia en su contra realizada por su expareja, Keila Chevarría. En agosto de este año, Chevarría contó que fue estafada y extorsionada emocionalmente por la flamante coordinadora parlamentaria del PJ luego de haberle depositado más de S/89.000 para tratar una supuesta leucemia que Salvador le dijo padecer.

Pero todo fue una farsa, según Chevarría, quien la acusó de haberse quedado con la plata. Incluso llevó el caso hasta el Ministerio Público. En su momento, Salvador dijo que los chats donde le manifiesta que tiene la enfermedad fueron editados. Consultada al respecto, la actual funcionaria del Poder Judicial se limita a decir que es un tema que están viendo sus abogados y evita responder si le devolvió el dinero a su expareja.

Pero Sudaca pudo conocer otros episodios similares que versan sobre engaños y manipulación. Algunos pasajes revelan asuntos personales que este medio solo reproduce porque hablan sobre el comportamiento sistemático de una funcionaria pública que parece tener problemas para decir la verdad. 

Luego de las últimas elecciones, como invitada del Partido Morado al Congreso, Gabriela Salvador contactó a Juan Luis del Carpio, un excompañero de la maestría a quien, de un momento a otro, le fue con el cuento de una supuesta enfermedad. En los pantallazos que Del Carpio nos muestra, del pasado 17 de abril, Salvador le pide dinero para costear el tratamiento.

«Perdona que te escriba para esto, sabes que no me gusta pedir ayuda. Soy muy orgullosa. Pero tengo un problema de salud. Tengo Covid desde el 9 de abril. Ahora estoy con oxígeno y concentrador. No tengo apoyo de mi familia, vivo sola hace mucho. Ya pagué S/5.500, aún me faltan S/13.500 por el oxígeno y el concentrador. No soy de pedir y me da vergüenza. Saturo 88, pero por la leucemia no pueden aún hospitalizarme por riesgo a una bacteria hospitalaria. ¿Crees que puedas prestarme algo, lo que puedas, y yo saliendo de esto, te pago? ¿Puedo darte mi número de cuenta? Debo pagar al proveedor de a pocos», dice el pedido. Del Carpio no accedió a su petición.

La actual funcionaria del Poder Judicial, pese a las evidencias, niega la solicitud de dinero. Señala que hay una incongruencia en los mensajes ya que “si hubiese tenido Covid, lo habría dicho” y que no hubiera hecho campaña en campo.

Pero los testimonios abundan. Carolina Soto Sayán, exmilitante del Frente Amplio, asegura que mantuvo una relación con Salvador entre finales de 2019 y febrero de 2020. Si bien no le solicitó dinero, sí le aseguró que su salud estaba en un estado deplorable. Era una forma de manipularla.

“Cuando decidí que no saldríamos más por la personalidad que tiene, fue que se inventó que se estaba muriendo y las amenazas de que se haría algo. No puedo catalogar si tiene o no alguna condición», cuenta a Sudaca Soto Sayán.

Como parte de la manipulación que habría ejercido sobre su expareja, Salvador le envió por correo electrónico un documento del Instituto Nacional del Cáncer de Uruguay donde se dice que tiene leucemia. El archivo es similar al que le envió a su también expareja Keila Chavarría. Sobre este, en agosto pasado, el centro de salud le dijo a “Hildebrandt en sus Trece” que era fraguado.

Salvador intenta defenderse señalando que aquel email no lo envió ella, que alguien se metió a sus cuentas. “Yo no envío esos correos y siempre se lo dije a Carolina. Le pedí que me enviara estos, pero nunca lo hizo. Ella tenía las contraseñas de mis redes y mi correo. Lo tenía también Erick Palus [su community manager]”, dice Salvador. Tanto Soto como Palus niegan haber tenido acceso a su correo personal.

Soto enseña también pantallazos de una delirante conversación del 5 de febrero de 2020. En estos, Salvador le cuenta que le urge llamarle, ya que cuenta con expedientes confidenciales que “involucran a Mujica en crímenes [no sabemos a quién se refiere]», que habían intentado abrir la puerta de su casa, que “mancharon la puerta de sangre” y que había “un seguridad de embajada que me sigue en camioneta”.

Un caso similar habría ocurrido cuando estaba postulando al Congreso por el Frente Amplio. En aquel entonces, en febrero del 2020, Salvador denunció en la comisaría de Magdalena que le habían dejado un arreglo floral en la puerta de su edificio con un mensaje que decía: “Descansa en paz, Gabrielita”. El conserje del edificio corroboró el hecho. Pero lo que cuentan dos fuentes que trabajaban en ese momento en el despacho de Marco Arana, junto a Salvador, es que ella utilizó el hecho para sus manipulaciones.

“Ella dijo: ‘yo creo que es Yanacocha porque he hecho un informe en OEFA’”, recuerda una de las personas consultadas, que pide mantener su identidad en reserva. “Todo había sido simulado. Al final usaba ese tipo de argumentos para hacer que su expareja volviera con ella. Para eso estaba dispuesta a inventar cualquier cosa”, cuenta la otra fuente.

Salvador niega los hechos, aunque reconoce el episodio de la corona de flores. “Nunca mencioné a Yanacocha en campaña. La corona lo interpreté como alguien que quería molestar. Nunca dije que había sido enviada por alguien en específico, ni tuve sospechas”, dice a Sudaca.

Así las cosas, Gabriela Salvador pareciera ser, pues, más que una persona que engaña y manipula, una heroína en tiempos modernos.

Tags:

frente amplio, gabriela salvador, Partido morado, Poder Judicial

Los documentos que Sudaca presenta a continuación -suscritos por la fiscal Norah Córdova, de la Primera Fiscalía Provincial Corporativa especializada en Delitos de Corrupción, y su equipo- detallan los indicios que la llevaron a iniciar las diligencias e incluyen el ya conocido episodio donde el presidente se habría negado a dejar ingresar a los fiscales al despacho del secretario general. Palacio ha emitido un comunicado en el que rechaza esto último.

La Fiscalía tiene en la mira por este caso a Hugo Ángel Chávez Arévalo, gerente general de Petroperú; Gunther Documet Celis, gerente de distribución de Petroperú; Muslaim Jorge Abusada Sumar, gerente de cadena de suministro; y Roger Daniel Liy Lion, gerente del Departamento de Compras de Hidrocarburos. Los señala como presuntos autores del delito contra la Administración Pública en las modalidades de Colusión Simple y Negociación Incompatible en agravio del Estado.

El caso, revelado por Panorama el último domingo, alcanzaría al presidente de la República, quien participó de una reunión con el proveedor en octubre pasado. Castillo solo puede ser investigado por la Fiscal de la Nación.

 

IDP (CASO 428-2021)

CUADRO INTELIGENTE

actas fiscales petroperu

Tags:

Pedro Castillo, Petroperú

Los casos de Covid-19 están volviendo a aumentar con la llegada de Omicron al país, pero eso no le importa a los enemigos de la ciencia. Movimientos antivacunas como la Organización Médica Peruana de Investigación (Ompei) y Médicos por la Verdad en Perú están planeando nuevas estrategias para boicotear el proceso de inmunización.

Médicos por la Verdad, movimiento de origen español que tiene presencia en toda América Latina, incluyendo –lamentablemente– al Perú, ha convocado para hoy a las 3 de la tarde una marcha que saldrá desde la Plaza San Martín. Y si bien la ruta oficial acaba en el Parque Kennedy, los manifestantes amenazan con atacar la casa del ministro de Salud, Hernando Cevallos, para “que sienta la presión”.

En el chat de Telegram de la agrupación, al que Sudaca se infiltró, se dejan insultos de todo calibre para el ministro. “El HDP de Hernando Cevallos ya anuncia nuevas restricciones. La marcha tiene que ir a su domicilio y hay que fomentar por todos los medios disponibles la desobediencia civil”, dice el usuario ‘Xavier Hc’. Otro miembro, llamado ‘Eddy R.A’ , responde: “vamos a la casa de ese genocida”. Algunos, como ‘Channel’, van más lejos: “Ojalá quemaran la casa de Cevallos en Lima”. 

Algunos de los mensajes vertidos en el grupo de Telegram de Médicos por la Verdad sobre el Ministro de Salud.

Consultada por Sudaca, Vanny Herrera, vocera del grupo, asegura que la movilización de hoy será “una marcha pacífica” y descarta que vayan a visitar al ministro. Dice, eso sí, que el aumento de casos de la variante Omicron en el país –anunciado por Cevallos el lunes– “altera más” a sus seguidores. 

Además de las movilizaciones, Médicos por la Verdad ya empezó a tejer sus vínculos políticos en el Congreso. El último lunes por la mañana tuvieron una reunión virtual en la Comisión de Salud y Población, la cual habían estado promocionando todo el fin de semana. En la sesión, anunciaron, se iban a presentar “informes médicos” sobre la pandemia.

Para conseguir esta cita, la agrupación envió varios petitorios al Congreso desde fines de noviembre. Incluso habían sido citados para el miércoles de la semana pasada, pero no los dejaron ingresar porque no presentaron el carnet de vacunación. Así lo comentaron en su chat de Telegram.

De acuerdo a Kelly Portalatino, congresista de Perú Libre y secretaria del grupo de trabajo, los antivacunas sesionaron con los asesores de la comisión. “Los congresistas de la comisión no hemos aprobado dicha reunión, me parece que los asesores han tenido una reunión a su requerimiento, más mi persona no comparte sus pensamientos antivacunas”, asegura a Sudaca la parlamentaria.

¿Qué dudosa información llevó Médicos por la Verdad a los asesores del Congreso? El mismo lunes, horas después de la reunión, Vanny Herrera compartió extractos de la sesión desde su Facebook. Lo más relevante es la presentación en Power Point de una supuesta “doctora” a quien no se identifica. El archivo se titula “Riesgo/beneficio que llevan a portar un carnet de vacunación” [sic] y expone la serie de efectos adversos que supuestamente tuvo la autora luego de recibir la primera dosis de la vacuna.

Los extractos de la reunión en el Congreso compartidos por Vanny Herrera en su Facebook. 

“A los 10 minutos, en el observatorio, yo presenté una reacción de taquicardia, tuve picazón en el paladar y la garganta. Empecé a tener todos los síntomas cuando tengo una picadura de abeja”, se le escucha decir. Además, asegura que tuvo moretones luego de inmunizarse. La “doctora”, por supuesto, no presentó ninguna prueba. 

 

«Hay que responderles con violencia»

En la Ompei apuestan por otras estrategias para boicotear la vacunación. La asociación peruana antivacuna, que fue fundada en agosto del año pasado, apunta a que el retorno a clases presenciales incluya niños no vacunados. Desde el domingo vienen difundiendo un planillón de firmas en Facebook y Telegram para que el Ministerio de Educación (Minedu) autorice la apertura de escuelas para los menores no inoculados el próximo año. La organización juntará las rúbricas hasta el 10 de febrero, anuncian en sus redes.

En el planillón, titulado “Memorial de apoyo a la Ompei”, se lee textualmente: “Rechazamos la vacunación forzada especialmente en nuestros niños y adolescentes. Como padres de familia, conjuntamente con Ompei, peticionamos que el Ministerio de Educación autorice Centros Educativos para NO inoculados en razón que desestimamos matricular el 2022 a nuestros menores hijos en colegios para vacunados o en aquellos que se exija absurdamente el carnet de vacunación o incite a la violencia moral, psicológica, agresión a integridad física y a la discriminación”.

Rosa María Apaza, la abogada y presidenta de la Ompei, hizo una transmisión de Facebook en vivo el último lunes para dar más luces sobre esta iniciativa. “Ojalá contesten esos comunistas, pero no hay peor gestión que aquella que no se realiza”, manifestó.

Apaza no perdió la oportunidad de aconsejar a sus seguidores responder violentamente si alguien les recomienda vacunarse. “Anda envenena a tus hijos, métete la vacuna por el trasero. A ver, atrévete a venir… Se lo dicen con cuchillo en mano”, amenazó Apaza en su ‘Live’. Y luego agregó: “Deberíamos tomar las calles, las pistas, porque así como ellos están ejerciendo violencia, también hay que responderles con violencia. Habría que ser cojudos”.

Además, dijo a los padres de familia que “está demostrado que esto [la vacunación] es un experimento mundial y, si usted quiere entregar a sus niños como ratón de laboratorio, es exclusivamente su responsabilidad”. Todo ello, por supuesto, es falso.

El grupo de Telegram de la Ompei también se ha convertido en una plataforma para que Rosa María Apaza, autoproclamada “abogada de la libertad”, difunda sus servicios de asesoría legal, con el supuesto objetivo de “que se cumplan los derechos de los que no se quieren vacunar”. Para acceder a esta asesoría, uno tiene que hacer una “donación” de mínimo S/30 a las cuentas de la organización.

La promoción de las citas legales de Apaza es constante en el chat de Telegram que tiene la Ompei.

Apaza, que según el registro del Colegio de Abogados de Lima tiene su colegiatura inactiva, también difunde conversatorios con otras personalidades antivacunas de la región. En sus transmisiones suele mencionar que detesta recibir mensajes que no sean para citas legales y considera a los provacunas unos “malditos psicópatas, pobres diablos y soretes”.

Telegram también fue la plataforma que usó la presidenta de la Ompei para su campaña al Congreso en las últimas elecciones. Apaza postuló con el partido Democracia Directa, que quedó último en los comicios, con propuestas como la “ley de moratoria del 5G” y la “ley que autoriza el uso del CDS”. 

Uno de las fotografías de campaña que Apaza compartió con sus seguidores en Telegram.

Intentamos comunicarnos con la abogada mediante sus dos números de teléfono, pero al cierre de edición nos dejó en visto.

Ambos movimientos antivacunas han encontrado en Facebook y Telegram –sobre todo este último– espacios seguros para difundir sus dardos contra la vacunación en el Perú. En esta última red social, Médicos por la Verdad en el Perú tiene más de 17.500 suscriptores y la Ompei alcanza casi los 3.000. En Facebook, Vanny Herrera, vocera principal del primer grupo, tiene más de 5.000 amigos. Por su lado, la Ompei tiene casi 19.500 seguidores.

Estos canales se han convertido en los espacios donde se planean y difunden los próximos planes antivacunas. Con el 75% de la población objetivo inmunizada y más de 202.000 personas muertas en esta batalla, según cifras del Ministerio de Salud, toca pensar cómo erradicar estas variantes de la desinformación.

*Fotoportada por Darlen Leonardo

Tags:

Antivacunas, Covid-19, Fake news, Minsa

Es considerado uno de los cerebros de la operación para reprimir las protestas de noviembre del 2020 y ahora se encarga de la seguridad del Congreso. Se trata del coronel Percy Tenorio Gamonal, investigado por el asesinato de Bryan Pintado e Inti Sotelo durante aquellos sangrientos días de noviembre. Aquella jornada dejó, además, 102 heridos. Tenorio era jefe de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, dependencia que fue estratégica durante la revuelta que provocó la caída de Manuel Merino.

Percy Tenorio Gamonal ahora es el jefe de la División de Seguridad del Congreso. Su función es planificar, dirigir y coordinar la seguridad de los 130 congresistas y los cinco parlamentarios andinos. Tenorio fue nombrado en el cargo por el alto mando policial el 1 de septiembre (con María del Carmen Alva, de Acción Popular, en la presidencia del Parlamento desde fines de julio), señala a Sudaca el área de prensa de la PNP. En ese momento ya estaba siendo investigado por la brutal respuesta a las marchas del 2020.

Oficio
Oficio enviado por el coronel de la Policía, Percy Tenorio Gamonal, el 2 de octubre pasado, como jefe de la División de Seguridad del Congreso.

“Los cambios son por disposiciones del comando. ¿De dónde saca usted que la Mesa Directiva me solicita? Lo que usted me está preguntando no está en lo correcto”, dice Tenorio al ser consultado sobre su designación. No dio más detalles.

Para llegar a ser el hombre fuerte de la seguridad en el Parlamento, sin embargo, Tenorio ha tenido que contar con el visto bueno de la presidenta de ese poder del Estado, María del Carmen Alva. Así lo especifica a Sudaca el acciopopulista Luis Roel, segundo vicepresidente del anterior Congreso.

“Si bien designa el comando de la Policía [al encargado de seguridad del Congreso], la presidencia de la Mesa Directiva puede decir que no está a gusto y se hace el cambio. El encargado de la seguridad del Congreso queda a disposición de si acepta o no la presidencia del Congreso. Depende de la presidencia”, dice Roel. 

María del Carmen Alva
La presidenta del Congreso, María del Carmen Alva Prieto, tiene como encargado de la seguridad en el Parlamento a un coronel de la Policía investigado por las muertes de Inti Sotelo y Bryan Pintado. Foto: Andina.

Tenorio reemplazó al coronel Miguel Talla Quispe, quien -de acuerdo a Roel- había desempeñado la función con la venia de la expresidenta del Parlamento Mirtha Vásquez. Sudaca le hizo la consulta a Alva –a ella y a un vocero de su equipo de prensa–, pero al cierre de la edición no hubo respuesta.

¿Cuál fue el papel de Tenorio en los sangrientos sucesos del 14 de noviembre? La fiscal provincial Jhousy Aburto Garavito lo investiga por “asesinato con alevosía” en agravio de Bryan Pintado e Inti Sotelo. Tras diez meses de pesquisas, la representante del Ministerio Público formalizó la denuncia y declaró compleja la investigación contra él (y otros oficiales) el 30 de septiembre pasado, casi un mes después de ser designado como el hombre orquesta de la seguridad del Parlamento.

De acuerdo a la indagación de la fiscal Aburto, el coronel Tenorio dirigió un contingente de 140 policías en el llamado sector “A”, que comprendía la avenida Nicolás de Piérola y sus intersecciones. “Era el responsable del aspecto táctico y operativo de la operación policial, ordenando a sus subordinados agentes policiales hacer uso de la fuerza de manera desproporcional, indiscriminada e ilegal, empleando armas potencialmente letales (perdigones de goma, bombas lacrimógenas y otros) y municiones prohibidas (perdigones de plomo), disparando directamente el cuerpo de los manifestantes, causando el asesinato de Jordan Inti Sotelo Camargo y Jack Bryan Pintado Sánchez, y lesionando a varios manifestantes”, dice, en su denuncia, la fiscal sobre Tenorio. 

Documento fiscal
30 de septiembre. Parte del documento de la fiscal provincial, Jhousy Aburto Garavito, que grafica la participación del coronel Percy Tenorio en la violenta represión de noviembre del 2020.

La presencia en las protestas del coronel Tenorio quedó registrada cuando golpeó, delante de una cámara de televisión, al suboficial Hoober Talledo Alemán por lanzar una bomba lacrimógena sin autorización. “¡Oe, ven acá! ¡Quién te ha dicho! ¡Quién chucha te ha dicho!”, le recriminó Tenorio a Talledo aquel 14 de noviembre. El suboficial se quejó ante sus superiores después, al considerar que fue maltratado y humillado.

Según las pesquisas, ese sábado el entonces subcomandante general de la Policía, Jorge Lam Almonte, ordenó a los altos mandos, entre ellos Tenorio, “neutralizar cualquier acto de protesta”. En esa línea, Tenorio ordenó al capitán Mario García Chávez “acelerar el paso” en la avenida Nicolás de Piérola.

A raíz de ello, “[el capitán García] habría dispuesto que comenzaran a disparar con las armas potencialmente letales (escopeta lanza gas calibre 37/38 y escopeta de caza calibre 12, granadas lacrimógenas de mano y cartuchos de perdigones de goma calibre 12, cartuchos de propulsión de bombas lacrimógenas), así como los perdigones de plomo hacia los manifestantes”, dice la denuncia del Ministerio Público. 

Entre las 8 y 8 y 10 de la noche, en el cruce de las avenidas Piérola con Abancay, Bryan Pintado falleció al recibir una ráfaga de perdigones de plomo: cuatro le impactaron en la cabeza, dos en el cuello, dos en el tórax y dos en el brazo derecho. Y a las 9 y 47, en el cruce de Piérola con el jirón Lampa, Inti Sotelo Camargo recibió “el impacto de un perdigón de plomo a la altura del tórax”, lo que ocasionó su muerte.

En su declaración ante la Fiscalía, el 5 de agosto, Tenorio se defendió: “yo no soy el responsable del uso de las armas”. Y luego arremetió contra los manifestantes: “Debemos diferenciar entre manifestantes y delincuentes. Los primeros son con quienes coordiné cuando empezó la marcha. Los últimos, que ahora refieren haber sido agredidos por la PNP con canicas de vidrio y perdigones, son delincuentes”.

Max Nina
Un oficial de la Policía apunta a un joven manifestante en la protesta de noviembre del 2020. Foto: Max Nina/ Hildebrandt en sus Trece.

El coronel declaró que, cuando tomó conocimiento de las muertes, él se encontraba en el cruce de los jirones Ocoña y Camaná. Es decir, a pocas cuadras de la escena del crimen de Inti Sotelo y de Bryan Pintado. 

“Primero sólo sabía del primer fallecido [Bryan Pintado] a través de las redes, como a las ocho de la noche aproximadamente. Luego, aproximadamente a las diez, también por las redes, comienzan a comunicar que hay otro muerto [Inti Sotelo]. Esa situación es lo que genera que en el lugar donde estaba comience la gente a querer agredirnos”, dijo.

Tenorio terminó su declaración afirmando que la Policía actuó dentro del marco de la ley y que “los cargos por los que se me acusa no se ajustan a la realidad de los hechos”. En su testimonio apeló al espíritu de cuerpo en detrimento de la verdad. Él es un personaje clave para esclarecer los crímenes. 

Para hacer frente a la denuncia en su contra, el coronel Percy Tenorio solicitó a la Policía que le proporcione defensa legal. El 25 de octubre de este año, el Ministerio del Interior comunicó, a través de una resolución, que aceptó el pedido del oficial. 

Como si todo lo anterior fuera poco, Tenorio además ha sido señalado como parte de una presunta red de corrupción policial, según el programa “Punto Final”. En la trama, Tenorio se habría beneficiado con una licitación de la Policía de S/13,1 millones para comprar mascarillas, alcohol, guantes y otros artículos para combatir al coronavirus. De acuerdo a la investigación del fiscal anticorrupción Reynaldo Abia, el oficial estaría detrás de las tres compañías que ganaron esa licitación y se habría valido de testaferros.

A pesar de todos estos antecedentes, Tenorio es ahora el hombre fuerte de la seguridad de los legisladores. Con Acción Popular nuevamente al frente de la Mesa Directiva, el sangriento rastro de Merino sigue acechando al  Congreso.

*Fotoportada: Darlen Leonardo

Tags:

Bryan Pintado, Inti Sotelo, Maricarmen Alva, Percy Tenorio

Las negociaciones entre la minera china MMG -que opera Las Bambas- y el Frente de Defensa de Chumbivilcas (Fudich) han llegado a un punto muerto. Hace dos días, en una misiva enviada a la premier Mirtha Vásquez, el gerente de Asuntos Corporativos y Desarrollo de Negocios de la minera, Carlos Castro, le indicó que se retiraban de todo diálogo.

“Las Bambas, apelando al principio de reciprocidad y consecuente con la difícil decisión adoptada, se ve imposibilitada de seguir participando en los citados espacios y grupos de trabajo, creados o por crearse, hasta que se puedan concretar acuerdos que sean viables y verificable”, se lee en el escrito. Anoche, en conferencia de prensa junto a otros empresarios mineros, el gerente general de Las Bambas se reafirmó.

Los días previos a aquella decisión estuvieron marcados por inesperadas contramarchas en las mesas de diálogo que impulsan el ministerio de Energía y Minas (Minem) y la PCM. El 6 de diciembre, un día antes de que se votara la moción de vacancia contra Pedro Castillo, cuatro funcionarios de la minera se reunieron con el titular del Minem, Eduardo González.

Una fuente del Ejecutivo dice a Sudaca que en ese encuentro se acordó que las comunidades provean el servicio de 14 vehículos para el transporte de minerales, el alquiler de 14 camionetas para otras tareas y que se encargarían del mantenimiento vial en sus tres fases: el regado de vías, el mantenimiento de carreteras y el de micropavimento. Cualquier pacto de este tipo supone la creación de una empresa comunal que brinde todos esos servicios a la minera. 

El preacuerdo fue comunicado por la noche a Víctor Villa Zambrano, asesor legal del Fudich. Villa dice para este informe que conversó con un funcionario del Ejecutivo y con Marcos Santos, de Las Bambas, y que se comprometió a llevar la propuesta a las comunidades. Señala, además, que los comuneros la aceptaron a regañadientes. Sudaca intentó recoger la versión de la minera, pero al cierre de esta nota no obtuvimos respuesta de parte de su agencia de comunicaciones. 

Sin embargo, al día siguiente, la historia cambió repentinamente. En una asamblea en Cruzpampa, en la que participaron funcionarios del Minem, el Fudich y la minera, hubo un giro en la propuesta, asegura Villa. “Estaban los comuneros, el Minem y Marcos Santos [gerente de Asuntos Corporativos Regionales de Las Bambas]. Cuando llegó el representante de las Bambas, dijeron que serían 12 tracto camiones [para trasladar los minerales], el alquiler de 12 camionetas y solo el mantenimiento del micropavimento”, cuenta. Es decir, dos menos de lo convenido antes. «No sabía qué estaba pasando», agrega el abogado. Una fuente del Ejecutivo, que prefiere mantenerse en reserva, corrobora esta versión.

Había otro punto en debate: el monto que, por ley, iba a pagar Las Bambas para mitigar los daños ambientales. Las comunidades pedían S/1,2 millones, pero la empresa terminó por ofrecerles apenas S/100.000.

El 10 de diciembre, la compañía envió un documento a la PCM con su última oferta. La mina volvió a proponer que el servicio de transporte de concentrado mineral de parte de las comunidades sea con hasta 14 camiones. Pero, tal como habían retrocedido en la asamblea de Cruzpampa, sólo estaban dispuestos a alquilar 12 camionetas y que se hagan cargo del mantenimiento únicamente del micropavimento. Finalmente, se comprometía a entregar S/100.000 anuales en proyectos de inversión social para cada comunidad. 

La empresa dio a conocer esta propuesta el 11 de diciembre, en una reunión en la localidad de Cruzpampa (Chumbivilcas, Cusco) convocada por la PCM. Pero, nuevamente, las negociaciones no llegaron a buen puerto. 

Según Villa Zambrano, en dicha reunión los funcionarios de la PCM señalaron que iban a impulsar las actividades empresariales de la comunidad alrededor de las actividades mineras. Hablaron incluso de que la creación de la mentada empresa comunal para proveer de servicios a la mina era una buena idea. Pero insistieron en que se liberara la vía antes de cualquier acción.

Villa Zambrano cuenta que todo quedó en intenciones. Señala que, de regreso de Cruzpampa a la ciudad de Cusco, compartió vehículo con el viceministro de Gobernanza Territorial de la PCM, Pablo Sánchez. Según el asesor legal de las comunidades, allí Sánchez se mostró en desacuerdo con la idea de la empresa comunal.

“Me dijo que no entremos en inversiones de alto riesgo y que era mejor que se compren los terrenos [se refiere a que el Estado compre los terrenos de las comunidades], que eso era más seguro. Ahí se cayó la PCM, ya que no estaban en la línea que teníamos”, cuenta Villa. Sudaca buscó comunicarse con Sánchez, pero se excusó diciendo que no tenía buena señal.

Las comunidades no supieron más de la PCM, de acuerdo al asesor del Fudich. “En las últimas semanas, nadie ha dicho nada. El ministro González sí llamó para solidarizarse. Teníamos esperanza con Mirtha Vásquez, pero esa fue la única vez que se comunicaron. A ella nunca la vimos”, señala.

Así, el 12 de diciembre, el frente arremetió con un pedido que sobrepasaba por mucho los acuerdos previos. Solicitó ser proveedora con 25 camiones encapsulados, alquilarle a la empresa 25 camionetas y hacerse cargo de los servicios de mantenimiento vial en conjunto. Además, pedía de nuevo S/1,2 millones anuales por la mitigación de impactos ambientales en cada comunidad. Esta fue la última solicitud por parte de las comunidades.

Toda iniciativa, sin embargo, hoy ha quedado desechada. Villa Zambrano dice que ahora apostarán por la vía constitucional para que la carretera por la que pasan los camiones de Las Bambas deje de ser considerada como nacional y vuelva a ser de las comunidades. El punto muerto en las negociaciones para el desbloqueo de la vía lleva ya varios días. Y MMG ha informado de la paralización total de sus operaciones. ¿Llegará una tregua antes de Navidad?

Actualización: Tras la publicación de esta nota, Las Bambas -cuya versión solicitamos previamente- nos envió el siguiente comunicado, que reproducimos en su totalidad:

*Las Bambas indica que en la reunión del 6 de diciembre en el MINEM se presentó y sustentó la propuesta de la minera para las comunidades de Chumbivilcas y que esta, en todo momento, fue por 12 camiones, 12 camionetas y servicios en la vía. Las Bambas señala que tal postura fue reiterada por ejecutivos de la empresa, entre ellos Marcos Santos, a funcionarios del MINEM y la asesoría legal de las comunidades de Chumbivilcas antes de la asamblea de Cruzpampa. Respecto a su participación en el diálogo, la empresa reitera su vocación por un diálogo constructivo en un marco de respeto a la ley y la libertad e integridad de personas y bienes.

Tags:

fudich, Las Bambas, minem, mmg, pcm

En las internas para elegir la nueva dirigencia del Partido Morado (PM) -que resurge de las cenizas después de salvar su inscripción- se vive un clima de guerra. La mediación de un expresidente no ha bastado para alinear los intereses de las dos facciones que se pelean el control de la agrupación tras el fracaso electoral de abril.

En medio de unas elecciones convocadas sobre la hora, Francisco Sagasti tomó la iniciativa de reunirse con líderes morados e intentó convencerlos de que lo mejor era presentar una lista única y de consenso. Su objetivo era dar un mensaje de unidad a la opinión pública, pero la propuesta no tuvo eco.

Lejos de conciliar, hoy las acusaciones están a la orden del día. Tanto por los anticuerpos de los candidatos como por las reglas de juego con las que se van a llevar a cabo los comicios. Un sector del partido, incluso, pide que estos se anulen por la supuesta falta de imparcialidad del personero legal del partido, al que vinculan con uno de los candidatos. Sin embargo, un comunicado firmado por personeros regionales ha descartado que esto sea así. Y las puyas siguen.

 

SAGASTI, EL CONCILIADOR

A inicios de diciembre, Sagasti se comunicó con Luis Durán Rojo, abogado tributarista y cabeza de una de las listas que aspira a la presidencia del partido. Le pidió que convenciera a Narescka Culqui, excandidata al Congreso y su ahora rival, de formar una sola lista. Durán le delegó la tarea a Vlado Castañeda, encargado de armar su lista, y este llamó a Culqui el 3 de este mes. Así lo cuenta a Sudaca el mismo Castañeda. 

“Nosotros estábamos dispuestos a tratar de que se configure una sola lista, pero no se pudo. Sé que Sagasti conversó con Luis y producto de eso es que yo llamé a Narescka. Me encargaron a mí porque conozco a ambos. La llamé para ver si había la posibilidad de armar una lista, pero me dijo que ya tenía sus compromisos. Le deseé lo mejor y le sigo deseando lo mejor públicamente”, cuenta Castañeda.

Culqui confirma la llamada, pero tiene otra interpretación. “El ‘profe’ Vlado me hizo una llamada. Me convocó a su lista por encargo de Luis Durán, según lo que él me mencionó. Pero me llamó el mismo día en que iban a hacer el lanzamiento de su lista, faltando unas horas para el evento. No vi una invitación seria”, dice Culqui, que oficializó su candidatura al día siguiente.

Luego añade: “Estaba en mi derecho de aceptar o no. Y además, me parecía enriquecedor que hubiera más de una lista. Le comenté que yo ya estaba impulsando una lista con Flor [Pablo], entonces ya no podía formar parte de otra lista”.

Esta fue la última vez que el expresidente Sagasti intentó que hubiera una lista única. Ya lo había hecho en octubre, según tres fuentes confiables consultadas por Sudaca. En ese momento, Culqui no estaba en el mapa. La que tenía intenciones de liderar la segunda lista era la actual congresista Flor Pablo.

En una reunión con unos pocos militantes, Sagasti planteó que Luis Durán, miembro fundador del PM, sea el que encabece la lista que se presentaría en las internas. La idea del expresidente era que Flor Pablo sea Secretaria de Talento, un órgano que se encarga de la formación política y dispone del presupuesto público para usarlo en planes de capacitación. Anteriormente, este puesto lo ocupó Maria Teresa Guzmán, hermana de Julio Guzmán.

Una fuente enterada de estas conversaciones asegura que antes Pablo ya había aceptado integrar una única lista sin encabezarla. Pero en la reunión de octubre la exministra de Educación, de pronto, rechazó la oferta. En cambio, propuso que debía ser ella quien se postulara para ser la presidenta del Partido Morado. Flor Pablo no quiso responder las consultas de Sudaca.

La congresista, dicen varios militantes a Sudaca, quería tomar ella misma las riendas del partido que la llevó a ocupar una curul. De hecho, su compañera de bancada Susel Paredes declaró públicamente que esperaba que eso sea así. Por eso, Pablo no estaba satisfecha con la propuesta de Sagasti. 

Pero la decisión de formar su propia lista no fue bien tomada por un sector del PM, donde la exministra tiene varios anticuerpos. Y es que, cuando el fantasma de la pérdida de inscripción asomó, a Pablo no se le vio en la lucha. De hecho, agrupaciones políticas vinculadas a ella y a Susel Paredes establecieron alianzas con otra naciente organización de centro. Así lo reportó Sudaca en setiembre pasado.

Por ello, hubo militantes que vieron en la decisión de Pablo un claro caso de conveniencia política: mientras el partido estaba en el limbo, no lo apoyó; ahora que estaban de nuevo en la cancha, trataba de adueñarse de la organización tentando su presidencia. Esa es, al menos, la lectura que hacen cuatro morados consultados para este informe.

“¿Cómo se va a hacer unidad con quienes ya estaban en conversaciones con otro partido? En todo caso, no deberíamos dejarlos fuera, pero no puede ser posible que quieran encabezar la lista”, cuestiona uno de ellos, que, además, tuvo conocimiento de las convocatorias de Sagasti.

Luis Durán también tiene sus detractores. Lo señalan, por ejemplo, de ser un desconocido para la opinión pública y de representar el “continuismo” de Julio Guzmán, por haber sido parte del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) desde que nació el partido. Además, le han recordado su defensa del excandidato presidencial en los momentos de crisis. Consultamos con Durán, pero prefirió no dar declaraciones al respecto.

“Pretenden decir que Luis es la continuación de Guzmán porque era cercano a él, pero en realidad no es así. Lo que Luis hacía, y yo también, era defender al líder del partido porque eso es institucional”, lo defiende Lisseth Meléndez, actual miembro del CEN.

RETROCESO

Flor Pablo finalmente decidió no encabezar la lista y cedió el protagonismo a Narescka Culqui, quien terminó oficializando su postulación a la presidencia el 4 de este mes, en una reunión de militantes por Zoom.

¿Qué había detenido a Pablo en sus ambiciones iniciales? Según la lectura de algunos partidarios, la congresista se dio cuenta de que no tenía fuerza suficiente en las regiones para ganar. Algunos apuntan que su real intención es ser presidenta de la República, por lo que un golpe en las internas hubiese dañado su imagen. “Si Flor quiere ser presidenta del Perú, sería un golpe duro que no pueda ganar la presidencia en su propio partido”, comenta un militante a Sudaca.

Las fuentes consultadas por este medio reconocen que Culqui es una candidata joven y “una figura que quiere hacer bien las cosas”. Su aspiración para las próximas elecciones municipales es ser alcaldesa de Magdalena y postular a la presidencia del PM la hará más conocida, apuntan. Su juventud, sin embargo, es vista como un punto débil, además de no ser representativa en el partido.

Culqui, aludida en estas líneas, responde. “He sido pieza clave para la elaboración del plan de gobierno que presentamos en las últimas elecciones. También fui miembro de la Secretaría Nacional de Doctrina […] Además que tengo la experiencia de haber pasado en unas elecciones como candidata al Congreso. Soy de esos morados que se han sacrificado por la organización. Entonces, experiencia creería que no me falta”, dice a Sudaca.

Culqui y Pablo tienen el respaldo del excongresista Daniel Olivares. Algunos militantes esperaban que este integre la lista y sea la ficha para la alcaldía de Lima. Olivares se excusó señalando que iba a asumir el liderazgo de una organización civil y que este era incompatible con la política electoral, de acuerdo a una carta enviada a la militancia que Sudaca revisó.

“Daniel hace unas semanas comentó que por cuestiones profesionales no iba a lanzarse para la alcaldía de Lima y que no iba a estar activo en el partido, básicamente por temas de desarrollo profesional. Pero nos ha manifestado a Flor y a mí su apoyo. Nos ha acompañado en el lanzamiento inclusive”, comenta Culqui.

 

FUEGO CRUZADO

Así terminaron los intentos de Sagasti por unir a los morados. Y él ya había adelantado que, de fallar en el intento, se mantendría al margen de las elecciones. Los líos internos, sin embargo, no acabaron ahí.

La convocatoria a elecciones fue lanzada recién el 30 de noviembre por Julio Guzmán, a pesar de que la noticia de que el partido no perdería su inscripción le llegó mucho antes, el 2 de octubre. Los militantes, por lo tanto, tienen apenas un mes para ajustar las listas y presentar las propuestas.

No es lo único que ha causado molestias. El 1 de diciembre, el secretario general del partido, Rodolfo Pérez emitió un comunicado en donde culpa a “dirigentes del partido” de bloquear la iniciativa de implementar un nuevo mecanismo de votación al estilo de la clientelista Acción Popular: “un militante, un voto”.

Asegura que estos dirigentes malinformaron a la militancia y dilataron el proceso “con el único propósito de favorecerse”. Pérez prefirió no hablar con Sudaca al respecto. Según las fuentes consultadas, se habría referido en su carta a Jarek Tello, el personero legal del partido, a quien se le vincula con el candidato Luis Durán.

Tello fue quien defendió con éxito la inscripción del PM cuando medio partido ya había perdido las esperanzas. En la batalla lo acompañó, precisamente, Durán. Por eso, en la lista de este veían a Tello con buenos ojos para que postule a algún cargo. “En lo personal, veía a Jarek con buen perfil. Pero como es el personero legal, y a la luz de que se han servido sobre esa base ciertos cuestionamientos negativos de gente que apoya a la otra lista, creo que él inteligentemente ha decidido no postular”, comenta Vlado Castañeda.

Jean Pierre Lozano, secretario de juventudes de Lima Metropolitana, explica que el motivo por el que no se pudo implementar “un militante, un voto” tiene que ver con el ajustado tiempo que tienen para llevar a cabo los comicios. Además, una de las fuentes consultadas por este medio comenta que, a la fecha en la que se convocaron elecciones, el padrón electoral todavía no estaba actualizado.

Con las actuales reglas de juego, en estas elecciones solo votarán 48 dirigentes acreditados, entre congresistas, miembros del CEN y miembros del órgano electoral del partido. La novedad en este proceso es que los personeros legales de las regiones también emitirán su voto. Esta fue una propuesta, precisamente, de Jarek Tello. Este dice que, como los secretarios nacionales, regionales y distritales no fueron acreditados a tiempo para votar, él acreditó a los personeros regionales.

“El partido iba a entrar en un problema de legitimidad porque las únicas personas que iban a votar eran menos de 20. Es ahí donde hago la coordinación con ellos, y les digo que, aunque su voto es libre e independiente, sería mejor, como gesto político, que asuman un compromiso político con las regiones, interactúen con ellos y lleven sus votos”, comenta.

Esto molesta a una parte de la militancia por la influencia que Tello -a quien vinculan con Durán- podría tener sobre los regionales y han pedido que este “se aparte” de ellos mientras dure el periodo electoral. Una resolución del Órgano Electoral Nacional de ayer (16 de diciembre) recomendó que sea así. Los personeros de regiones, sin embargo, publicaron un comunicado esta mañana rechazando “la insinuación vertida por el Órgano Electoral Nacional” sobre una posible influencia de Tello.

Los personeros regionales publicaron un comunicado rechazando la resolución del Órgano Electoral del partido, que recomendaba que el personero nacional, Jarek Tello, se apartara de ellos.

Clúber Jesús Aramburú, personero regional de Áncash, comenta que “no tiene sentido apartar a alguien que tiene que orientarnos y capacitarnos, no solo respecto al tema electoral de las elecciones internas, sino por temas puntuales a las elecciones regionales y municipales venideras”. Agrega, además, que la resolución del Órgano Electoral “ha causado malestar y extrañeza en todas las bases”.

Algunos son más drásticos y piden que todas las elecciones se anulen debido a la cercanía entre Durán y Tello. Tello adelanta que, como el encargado de la parte legal del partido, pedirá que la ONPE intervenga para garantizar elecciones transparentes y que no haya cuestionamientos. De no realizar las elecciones antes de fin de año, las autoridades actuales -cuyos mandatos ya vencieron, incluido el de Julio Guzmán- se quedarían en el cargo por un año más. 

Las acusaciones se encuentran en su punto más álgido, a la espera del 30 de diciembre, el día escogido para saber quién será el elegido por la militancia morada para presidir su golpeado partido.

Tags:

Daniel Olivares, Flor Pablo, Julio Guzmán, Luis Duran, Partido morado

“Sin la unidad de la bancada de Perú Libre, no se va a llegar a un entendimiento hacia afuera con otros partidos”, le dijo Vladimir Cerrón a Pedro Castillo en la reunión que tuvieron en Palacio el 6 de diciembre, de acuerdo a una fuente del lápiz. Con esta frase, el líder de Perú Libre rompió el hielo y apostó a la reconciliación con el presidente, mientras la vacancia sobrevolaba el ambiente. 

Cerrón planteó, además, un nuevo pacto con Castillo, en el que el partido oficialista recobre protagonismo, y se sumen otras agrupaciones como aliadas. “Cerrón habló de la necesidad de impulsar un nuevo acuerdo político entre el gobierno y Perú Libre. Unirse más para que puedan coordinar mejor con los otros partidos”, asegura una fuente con conocimiento de lo que allí se habló. 

Vladimir Cerrón-Perú Libre-Presidencia
Vladimir Cerrón Rojas, líder de Perú Libre, en Palacio de Gobierno para reunirse con el presidente Pedro Castillo, el 6 de diciembre. Foto: Presidencia.

En la cita también estuvieron los parlamentarios Jaime Quito, Guido Bellido y Kelly Portalatino. Duró aproximadamente una hora. Después se sumaron otros líderes políticos, como José Luna Gálvez (Podemos), Patricia Li (Somos Perú) y Rodolfo Pérez (Partido Morado).

Cerrón y Castillo hablaron de unidad en medio de la división de la bancada de Perú Libre en el Congreso. Las diferencias han sido evidentes en la votación de hoy jueves para la moción de censura contra la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva. Un grupo de legisladores -la mayoría afines a Cerrón, como su hermano Waldemar y Guido Bellido- marcó abstención, aunque otros del ala dura -como Silvana Robles y Jaime Quito- votaron a favor. En el ala magisterial también hubo diferencias marcadas: Edgar Tello se abstuvo, mientras que Luis Kamiche votó a favor. 

Guillermo Bellido - Mari Carmen Alva
Captura de video donde se aprecia el saludo del congresista de Perú Libre, Guido Bellido, a la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, tras salir airosa de una moción de censura. Bellido votó en abstención.

El respaldo de un sector del oficialismo a la accionpopulista Alva coincide con el objetivo de Perú Libre de sumar a más partidos en un nuevo Gabinete, siempre bajo el dominio del partido de Cerrón y Castillo. “Nada de un poder compartido con otros. Para coordinar mejor, Perú Libre y el presidente tienen que liderar”, dice una fuente del lápiz.

El ingreso de más partidos al Gabinete tiene como objetivo restarle poder a Verónika Mendoza, la lideresa de Nuevo Perú que hoy tiene tres ministerios (Mujer, Comercio Exterior y Turismo, y Economía y Finanzas) y es considerada una adversaria por el bloque duro del lápiz. Mendoza no se reúne con el presidente desde el 5 de noviembre pasado, según el registro de visitas de Palacio. Una fuente de Nuevo Perú asegura que la relación entre el presidente y la excandidata se ha enfriado, y que no ha habido mayor coordinación en las últimas semanas de crispación política. 

Verónika Mendoza
Verónika Mendoza Frisch, lideresa de Nuevo Perú, en la mira de Perú Libre en las conversaciones con Pedro Castillo. Foto: Facebook de Verónika Mendoza.

CIRUGÍA EN EL GABINETE

El acercamiento entre Castillo y Cerrón del 6 de diciembre tuvo preparativos. El 23 de noviembre el mandatario se reunió con Waldemar Cerrón, el vocero de la bancada. Ahí puso en bandeja de plata la cabeza de Auner Vásquez, el poderoso asesor presidencial que promovía el distanciamiento con el ala dura de Perú Libre, como reportó Sudaca. Castillo -entonces con la soga al cuello por la vacancia- ofreció la cabeza de Vásquez a los cerronistas como una rama de olivo, de acuerdo a una fuente conocedora de estas tratativas. La renuncia de Auner Vásquez se hizo efectiva el 3 de diciembre pasado.

Además de la salida de Vásquez y la caída de Bruno Pacheco, ambos asesores vilipendiados por el lápiz, Castillo recibió en Palacio a Roger Nájar. El dirigente de Perú Libre visitó al presidente el 2 de diciembre, en plena crisis política. Nájar es uno de los pocos que tiene buena comunicación con Castillo y Cerrón. Y ha sido convocado por el jefe de Estado en otros momentos de tensión política. 

Luego de esos encuentros, y ya con la cancha despejada, Cerrón no vio inconveniente en entrar por primera vez a Palacio de Gobierno. Y lo hizo por la puerta principal. Castillo, bajo la premisa de que necesitaba los votos de los cerronistas para salvar el cuello, recibió a la delegación encabezada por el secretario general del partido.

“Hablamos de cumplir el programa que se planteó en campaña y que el gobierno haga un trabajo más directo de comunicación con la población”, dice el exprimer ministro Guido Bellido.

La versión de cambios en el Gabinete ha sido alimentada por el propio Castillo días después de aquella cita. Así lo dice a Sudaca el congresista de Somos Perú, José Jerí, quien se reunió con el profesor el 14 de diciembre en Palacio, junto con otros voceros de bancadas. “El presidente dijo que va a dar una sorpresa positiva a inicios de año. Vamos a esperar que esa sorpresa positiva incluya la recomposición del Gabinete, convocando a técnicos. Eso es lo que ha dado a entender”, señala Jerí.

Perú Libre anhela la salida de Mirtha Vásquez como cabeza de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y, desde el partido, lanzan los nombres de Waldemar Cerrón o Roger Nájar como posibles reemplazantes. Otras fuentes aseguran que la premier es blanco de ataques internos por parte de funcionarios afines a Perú Libre, pero se mantiene firme. 

La estrategia cerronista coincide con la intención de Palacio de llegar a consensos con otros partidos para hacer frente a la oposición vacadora. Se trata de Acción Popular, Alianza Para el Progreso y Somos Perú. 

El papel de César Acuña y la bancada de Alianza Para el Progreso es clave para Castillo. Y para concretar el acercamiento, Segundo Sánchez, dueño de la casa en el pasaje Sarratea, en Breña y cercano al presidente, es una figura relevante. En una entrevista con Latina, Sánchez dijo ser amigo del nuevo secretario general de Palacio, Carlos Jaico, militante de Alianza Para el Progreso. “Soy amigo de Carlos Jaico. Él es un provinciano, igual que yo. Él es de Chimbote, que también trabajó y estudió, al igual que yo. Entonces, yo me identifico muchísimo con él”, señaló.

Las buenas relaciones con Acción Popular también son consideradas importantes por Palacio y el bloque más duro del lápiz. Por esta razón la moción de censura presentada por Guillermo Bermejo contra la presidenta del Congreso, la acciopopulista María del Carmen Alva, no tuvo consenso. Al cierre de esta edición, Bermejo presentó su renuncia a la bancada.

Guillermo Bermejo
Congresista Guillermo Bermejo Rojas renunció a la bancada de Perú Libre tras no tener respaldo en la moción de censura que presentó contra la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva. Foto: Congreso.

BIBERTO, EL ASESOR

En el desenlace de esta historia resulta clave el nuevo asesor presidencial Biberto Castillo. Él es una ficha de Perú Libre, de acuerdo a fuentes palaciegas.

Biberto Castillo llegó en octubre a Palacio como consultor y es amigo de la infancia de Josué Gutiérrez, abogado de Vladimir Cerrón y asesor en la bancada oficialista. La relación la confirmó el propio Gutiérrez en el 2019. 

No tengo ninguna relación con el partido político Perú Libre. No soy ni he sido integrante ni dirigente del mismo. Conozco a alguno de sus congresistas y dirigentes, como consecuencia de mi labor profesional, quienes me merecen el más absoluto respeto”, responde Castillo a Sudaca . 

Biberto Castillo tiene experiencia de coordinación con congresistas. Trabajó como coordinador parlamentario representando al Ministerio de Economía entre el 2014 y el 2015, en el gobierno de Ollanta Humala. Él dice que su actual labor consiste en “brindar soporte en temas de índole legal, administrativo, coordinaciones multisectoriales, entre otros propios del Gabinete”. 

Castillo y Cerrón no han vuelto a conversar en instancias oficiales desde la cumbre en Palacio del 6 de diciembre. Todo indica, sin embargo, que hay reconciliación a la vista y que esta le abriría las puertas del Ejecutivo a nuevos partidos, en desmedro de la izquierda moderada.

*Fotoportada: Darlen Leonardo

 

Tags:

Pedro Castillo, Verónika Mendoza, Vladimir Cerrón

«Recuerda que, en la Biblia, los reyes tuvieron a los profetas que los asesoraban espiritualmente y les decían qué hacer conforme a la palabra de Dios. Aparte tenían a sus asesores políticos», dice Anthony Jesús Lastra Velarde, de 23 años, para explicar su relación con la pareja presidencial y, en específico, con el presidente Pedro Castillo.

El joven pastor es el secretario de juventudes y vocero del Movimiento Nacional de Asistencia y Asesoría Espiritual Eliseo (Movinaes), una agrupación evangélica incipiente que busca mayor representación nacional en su comunidad. Dirige, como parte de este movimiento, el Centro Cristiano Vida de Dios, situado en la urbanización Mirones Bajo, en el Cercado de Lima.

Lastra se ha convertido en el enlace más visible entre la iglesia evangélica y el presidente. Su cercanía es clara: se evidencia en diversas fotos con Castillo y su esposa en mítines de campaña, y en ceremonias religiosas. Reconoce, además, que tiene una agenda para el mandatario. “Hay una agenda espiritual. Deben respetarse los valores bíblicos. Él [Castillo] es profamilia y provida. Está en contra de la ideología de género y el aborto. Lo sé porque hemos conversado estos temas”, afirma. El mensaje recuerda al movimiento Con Mis Hijos No Te Metas (CMHNTM).

El pastor Lastra se acercó al presidente luego de que este pasara a segunda vuelta. Lo hizo, dice, motivado por un llamado divino. “Yo me acerco al presidente cuando aún era candidato en segunda vuelta. Mi señora esposa tuvo un sueño donde una voz le dijo que Pedro iba a ser presidente. Esa palabra venía de nuestro Dios”, cuenta a Sudaca.

No le fue difícil que el entonces candidato presidencial acepte su presencia. La primera dama, Lilia Paredes, forma parte de la Iglesia del Nazareno, una de las congregaciones evangélicas más representativas del país. De hecho, uno de los locales de la iglesia se encuentra al frente de su casa en Chota.

El pastor dice haber hecho buenas migas con la esposa del mandatario. “Conozco a su esposa, que es evangélica. Ahí tenemos una relación porque somos hermanos en Cristo. Con sus hijos igual. Él es católico, pero respeta mucho al pueblo evangélico”, señala.

Castillo se formó en un ambiente religioso. Y, si bien no es evangélico, respeta las creencias de esta religión porque varios de sus familiares la profesan. Así lo contó uno de los sobrinos del presidente para un informe previo de Sudaca. El padre del presidente, además, fue descrito como un “devoto cristiano” por la agencia EFE en un artículo de junio pasado. En el frontis de su vivienda chotana hay una inscripción en inglés que dice: “Jehova es mi pastor”.

Lastra aprovechó sus redes sociales para hacer campaña por Castillo, a quien considera “su querido amigo y hermano” y un “elegido de Dios” para gobernar al Perú. Durante la segunda vuelta, lideró una oración por el profesor chotano en una actividad proselitista del lápiz en Mirones Bajo.

También se le vio en el cierre de campaña de Perú Libre en San Juan de Lurigancho y hasta ha visitado la Casa del Maestro para “darle cobertura espiritual” a Castillo. Afirma incluso haber llorado junto al actual presidente cuando este recibió sus credenciales. “Dios me ha permitido, ya con él como presidente, tener esa relación espiritual”, dice.

Anthony Lastra oró junto a Pedro Castillo en un mitín que realizó en San Juan de Lurigancho.

El pasado domingo 5 de diciembre, cuando aún sonaban los tambores de  vacancia, Lastra se encargó de liderar la oración para bendecir a Castillo y su esposa durante un evento en el que participaron varios movimientos evangélicos. Celebraban el Culto al Bicentenario, una ceremonia que tuvo como invitados especiales a todos los miembros de la familia presidencial. Lastra aprovechó, además, para regalarle una Biblia a Castillo y cantarle el cumpleaños a una de las hijas de este.

Para coordinar la presencia de la pareja presidencial en el evento, Lastra visitó en dos oportunidades a Irma Rojas, directora de la Oficina de Apoyo al Cónyuge del Presidente de la República (en la práctica, el despacho de la primera dama Lilia Paredes). Lo hizo el 21 de octubre y el 18 de noviembre, de acuerdo al Portal de Transparencia. El joven pastor se ha reunido en otras ocasiones con la esposa del mandatario, como deja ver una foto del 30 de noviembre pasado que subió a su Facebook oficial. 

La relación entre Lastra y la pareja presidencial es llamativa en el mundo religioso. Guillermo Flores Borda, evangélico e investigador en religión y política, dice que lo lógico era que Castillo se relacionara con la iglesia de su esposa y no con el movimiento de Lastra. “Lo natural es que ellos se acercaran a los nazarenos. Nos extrañó bastante que apareciera con Lastra. El problema es que los Castillo no tenían círculos sociales en Lima”, asegura.

También le llama la atención el interés de Castillo por un pastor de solo 23 años. “Eso no es común en denominaciones grandes como la Alianza Cristiana, Asambleas de Dios, Metodistas y Presbiterianos [que son congregaciones tradicionales]. Habría muchos peros, porque es una persona sin entrenamiento teológico formal y sin experiencia de vida para guiar a gente mayor que él”, explica Flores Borda.

Lo cierto es que Lastra ha puesto empeño en la relación con la pareja presidencial. Tanto así que dice haberle dado consejos a Castillo luego de los últimos escándalos en que se ha visto involucrado junto a su exmano derecha Bruno Pacheco. “Nosotros al presidente le hemos manifestado que siempre tiene que ir de la mano de Dios. Si es así no existirá corrupción, no habrán cosas malas. La Biblia nos enseña que, si en nuestro entorno hay una persona corrupta y no se quiere enmendar, debemos alejarnos”, asegura Lastra, sin revelar mayores detalles de dónde se llevó a cabo esa conversación.

El joven pastor junto a la pareja presidencial en el evento evangélico Culto al Bicentenario. Foto: Presidencia.

Dice, sin embargo, que Castillo ha aceptado recibirlo por estos días en el mismísimo Despacho Presidencial. “Voy a conversar con él sobre la vacunación. Hay muchos hermanos que me lo han pedido. No soy antivacuna, pero no la promuevo. Yo dejo que la gente decida, que sea voluntario”, afirma el pastor.

 

Agenda política

La influencia de Lastra no solo se extiende a Palacio de Gobierno. El joven pastor ya visitó los pasillos del Congreso de la República, donde no le ha sido difícil encontrar eco para su visión del mundo. Mucho antes de visitar el despacho de la primera dama, Lastra inició una serie de reuniones con varios parlamentarios oficialistas, asegura, para “ofrecerles la palabra de Dios”.

Donde ha tenido mayor acogida ha sido en las oficinas de los congresistas oficialistas. El asesor espiritual se ha reunido con tres parlamentarios del lápiz en octubre: Américo Gonza (Cajamarca), Lucinda Vásquez (San Martín) y Katy Ugarte (Cusco), según el portal de Transparencia del Congreso. Estas dos últimas pertenecen al denominado bloque magisterial.

Es con Vásquez que Lastra y su movimiento han logrado mayores coincidencias de agenda. Ella, por ejemplo, ha propuesto declarar de interés nacional la elaboración de un nuevo currículo nacional, descartando así el actual enfoque de género. Y es coautora, junto a la pastora evangélica de Renovación Popular, Milagros Aguayo, del proyecto de ley para reconocer los derechos del concebido. Las iniciativas legislativas se encuentran aún en manos de la Comisión de Educación del Congreso, presidida por el también evangélico y legislador celeste, Esdras Medina. 

En comunicación con Sudaca, la congresista Vásquez asegura que ella legisla de acuerdo a sus creencias religiosas. “[Con Lastra] en realidad no nos hemos detenido mucho en qué clase de consejería me estaba ofreciendo. Hemos hablado regular y coincidimos. Yo soy creyente católica y maestra, en esa línea estamos trabajando”, dice.

El pastor Lastra visitando a la congresista perulibrista, Lucinda Vásquez. Foto: Facebook.

Lastra, por su parte, anuncia que seguirá paseando por el Congreso, aunque ya no en el bando oficialista. “No solamente me van a ver visitándolos a ellos, sino a todas las bancadas, como Fuerza Popular, Renovación Popular y Juntos Por el Perú, porque mi trabajo espiritual no es solo para el presidente”, manifiesta.

Incluso dice que podría visitar a los congresistas del Partido Morado. A esta agrupación la tildó, en enero,  de “la peor vergüenza para el país” e “hijos de Satanás” por proponer la despenalización del aborto, el matrimonio civil para personas del mismo sexo y una ley de identidad de género. 

Pero dentro de su recargada agenda, Pedro Castillo tendrá un lugar especial. “El día que el presidente esté haciendo algo que vaya en contra de la Biblia y la palabra de Dios, seré el primero en manifestarlo”, advierte.

Tags:

Congreso, Evangélicos, Pedro Castillo, Perú Libre, Presidente Castillo
Página 12 de 43 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43
x