Que no sorprendan, pues, anuncios desfachatados, populistas, intervencionistas por parte del gobierno en estas horas. Tratará de recuperar el favor del pueblo a través de la cruzada anunciada, en la que abundará, sin duda, en promesas demagógicas o decisiones heterodoxas, que solo acrecentarán la crisis de confianza que ya existe de manera abrumadora en el sector inversor. Y pueblo no tendrá, porque lo desaprueba más del 70% del país.

Este es, claramente, un gobierno muerto, extinto, sin capacidad de emprender reforma alguna, ni siquiera de desplegar alguna política pública decente, solo con su instinto de supervivencia intacto y una astucia delictiva vigente que lo ha llevado, por ejemplo, a cooptar mafiosamente a más de una decena de congresistas con favores, pagos o contratos a allegados, para asegurar su voto protector en un Congreso, en donde, por ende, no habrá salida de esta crisis (porque la otra ruta, la del adelanto de elecciones, tampoco motiva en absoluto a una oposición tan o más mediocre que el Ejecutivo).

Veremos, en consecuencia, en los días venideros, una puesta en escena palaciega, un sainete, dañino y perjudicial, pero inefectivo y penoso. La deriva del gobierno seguirá destruyendo el país.

Tags:

Fiscalía de la Nación, Presidente Castillo

Salvo un pequeño esfuerzo de tres o cuatro personajes de la oposición -y que no se entiende por qué se maneja con tanta reserva-, no hay mayor tratativa para consolidar que en las próximas elecciones haya, a lo sumo, una o dos candidaturas de derecha y una o dos de centro. Y no más, no las 27 (¡así como lo lee!) que hoy existen y siguen su curso particular, sin intenciones de unir voluntades.

Las fuerzas democráticas de oposición no pueden guardar perfil bajo ni contener protagonismos en momentos como los actuales. El desánimo conduce a una situación en la cual los extremos radicales saldrán beneficiados en una coyuntura electoral venidera. Ese es el riesgo del colapso estatal que está perpetrando Castillo y la aparente resignación que se aprecia en la clase política y en la ciudadanía.

Hay que activar, por ello, todos los recursos disponibles para que políticos dinámicos y protagónicos generen expectativas ciudadanas que movilicen desde ya ánimos y voluntades. El Perú no puede caer, en el futuro, prisionero del fuego incendiario por culpa de la apatía o la desesperanza que producen un gobierno y un Congreso terriblemente mediocres.

Tags:

Democracia, Encuesta IEP, Pedro Castillo

Con un Congreso absolutamente mediocre y una calle increíblemente adormecida, el régimen seguirá sobreviviendo. Ojalá el Legislativo cambie de giro con la nueva gestión y ojalá la ciudadanía encuentre mejores convocantes para hacerse sentir y ejercer presión política. Pero mientras ello no ocurra, tendremos que soportar la pesadilla de un gobierno mediocre y corrupto, que ha llegado al poder solo para medrar de los dineros públicos.

Tags:

política peruana, Presidente Castillo

E, insisto, el Congreso, dada la incapacidad del Ejecutivo para emprender cualquier reforma o política pública (es un régimen muerto, que solo va a sobrevivir), debería abocarse a una a dos reformas estructurales. He sugerido dos, pero, por supuesto, pueden ser otras: la reforma de la salud pública y del proceso de descentralización.

Se crean comisiones ad hoc, se convoca expertos y se desemboca en un cuerpo de leyes que luego el Pleno podrá aprobar y así mejorar dos aspectos críticos de la gobernabilidad del país. Ante la defección ineludible de un régimen delirantemente mediocre, desde la plaza Bolívar podrían hacerse cosas, que mejoren la percepción ciudadana sobre este importante y crucial poder del Estado.

-La del estribo: va en el teatro de Lucía, la obra La Poeta, interpretada por Norma Martínez y Fiorella Pennano. Es una obra del dramaturgo español David Planell, quien ha sido nominado cuatro veces a los premios Goya. ¡Que siga el teatro peruano prodigándose en locales y funciones! Una buena obra es una experiencia psicológica, emocional y cognitiva, inigualable.

Tags:

Congreso de la República, Lady Camones

Es la única salida, al parecer. Castillo no se quiere ir. No le importa que ya su gestión esté muerta y sea incapaz de emprender siquiera alguna política pública sostenida. Y el Congreso, arrellanado a sus curules por un sueldo y por, seguramente, los extras que suelen provenir de lobbies o la cooptación corrupta del régimen, tampoco se quiere mover de su asiento.

Si la ciudadanía no se activa, sufriremos este calvario hasta el 2026. Muchos ingenuos están esperado el audio o el video bomba cuando eso ni hace falta para promover actitudes políticas más firmes y decisivas. Es el Perú sano el que tiene que reaccionar frente a la miasma política que nos gobierna en los dos principales poderes del Estado.

Tags:

ciudadanía, Pedro Castillo

El Perú puede llegar el 2026, en términos electorales, a tener que elegir entre opciones de ese tipo, si la disolución corrosiva del aparato estatal continúa a la velocidad en la que hoy se halla.

Por ello es que resulta imperativo ponerle coto al gobierno de Castillo. No porque sea comunista -que no lo es-, no porque sea estatista -que tampoco lo es-, sino porque nos va a conducir a una encrucijada política espantosa, polarizada, al borde de la convivencia democrática. Eso es lo que verdaderamente está en juego, más allá de las corruptelas indignas que se descubren a diario en el entorno palaciego.

Tags:

Pedro Castillo

Se juega mucho en las investigaciones por corrupción al primer mandatario. Ello debiera conducir, de prosperar y corroborarse los hechos, no a una detención preliminar del presidente (como advierte, cínicamente, uno de los abogados palaciegos, que sabe que eso no es posible), sino a una denuncia constitucional, que en su momento pondrá nuevamente a prueba al Congreso porque, para proceder a darle trámite, deberá pasar, primero, por la vacancia presidencial.

Se puede tolerar un gobernante mediocre o uno descaminado ideológicamente, pero la democracia debe trazar un límite cuando se trata de un presidente corrupto, que es justamente lo que el Ministerio Público trata de determinar. Si se cruza esa línea probadamente o con indicios legales suficientes, lo que cabe es expectorar de inmediato a Pedro Castillo de Palacio.

Tags:

Ministerio público, Pedro Castillo

Es un gobierno que solo va a sobrevivir el tiempo que el Congreso demore en romper la línea claudicante que hasta el momento ha tenido, aguantando todas las majaderías del oficialismo, sin ser capaz de fiscalizar correctamente, ni de proponer salidas, que tiene a mano, para superar la crisis, y mucho menos con ánimo e impulso para emprender reformas legislativas relevantes.

No le deseamos buena suerte ni buen porvenir al expremier Aníbal Torres. Su paso por el Premierato ha sido vergonzoso y ha sido factor de discordia, profundizando, en lugar de aliviarla, la crisis política por la que el país transita. Ojalá nunca más tenga algún protagonismo político.

Tags:

Pedro Castillo, Premier

Los modelos caudillistas del presente, su elasticidad (que en algunos casos los lleva a ser vientres de alquiler) no son un síntoma de degradación que haya que enmendar, sino un signo de los nuevos tiempos políticos a los que debemos acostumbrarnos, sin tratar de amoldar la realidad mediante leyes inaparentes.

Las crisis políticas que vivimos los últimos tiempos no son producto de que tengamos esa clase de partidos, sino resultado de mediocres decisiones de los elegidos o inquilinos accidentales en Palacio (la bronca Keiko-PPK, la gestión de Vizcarra, el despropósito de Merino o el incompetente de Castillo).

La precariedad de ese modelo tradicional tiene su mejor botón de muestra en la trayectoria del partido Morado, que se pasó años formando comités, bases, asambleas, inaugurando locales, haciendo elecciones, etc., y hoy está reducido a nada por su desventura electoral. Cumplir con los ritos partidarios tradicionales no asegura un buen porvenir y no debe ser por ello el requisito necesario para proceder a resolver la crisis vigente.

Tags:

Partidos políticos
x