Cuestionadas decisiones se vienen tomando en el Fondepes.

Pescando puestos en el Fondepes

El nuevo jefe del Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero se ha propuesto contratar asesores que no cumplen requisitos o que han tenido -como él- imputaciones en el Ministerio Público. La entidad se ha vuelto una agencia de empleos para el Frente Amplio, el partido que llevó al Congreso a Mirtha Vásquez. ¿Dirá algo la nueva premier?

Al ingreso de Jorge Gutiérrez Mendoza como nuevo jefe del Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero (Fondepes) le siguió un grupo de personas que han tenido un rosario de imputaciones en el Ministerio Público. Estos, además, han venido fungiendo de asesores en la sombra, a decir de sus recurrentes ingresos y salidas a estas oficinas sin siquiera ser nombrados. Hoy algunos ya están formalmente en la entidad. Uno ni siquiera cumple con los estándares mínimos del puesto.

PUESTOS PARA EL FRENTE AMPLIO

El más notorio de los contratos es el del excongresista Lenin Checco Chauca. Pese a que no cuenta con los requisitos para el cargo, la jefatura del Fondepes -entidad adscrita al Produce que promueve y apoya a la pesca artesanal- tomó el camino del caballazo y ayer publicó una resolución donde se le designaba como flamante Asesor II.

Para el puesto se pedía un mínimo de experiencia de tres años en funciones que tengan que ver con el sector o afines, así como un programa de especialización en la materia. Estas vallas las puso la anterior gestión del Fondepes, porque la institución maneja más de S/100 millones anuales y abarca la séptima parte del presupuesto del sector de producción. Pero el nuevo mandamás, Gutiérrez, optó por hacerse de la vista gorda.

Checco, quien nunca ha tenido una experiencia laboral relacionada con el sector, de acuerdo a su hoja de vida presentada ante el Jurado Nacional de Elecciones en 2020, prometió que iba a presentar a este medio documentos que acreditaban que cumplía los requisitos. Al cierre de esta nota, sin embargo, no lo hizo. Sudaca no pudo confirmar si es que el nuevo asesor sabe siquiera pescar.

Hasta julio de este año, de acuerdo a registros del Ministerio Público, Checco figuraba en una carpeta fiscal abierta por el delito de “promoción o favorecimiento al tráfico ilícito de drogas”. Entre el 2006 y este año, además, ha sido imputado por abuso de autoridad y peculado -este último fue archivado- en Apurímac. El excongresista asegura a Sudaca que todos los procesos en los cuales ha estado involucrado se encuentran actualmente archivados y que no cuenta con investigaciones vigentes.

Nota de Edición: Checco nos hizo llegar documentación respecto al caso de TID y de Concusión, en los cuales ambos se resuelven como archivados.

Checco empezó a visitar el Fondepes desde fines de setiembre, antes de ser nombrado. Según el registro de visitas, ingresó a la entidad de manera continua entre el 20 y 24 de septiembre, usualmente desde las 9 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde o más. Lo hacía en calidad de “particular”. El motivo, según el registro, siempre fue “reunión de trabajo con jefatura”.

¿Cómo llegó el excongresista al puesto? Sucede que Jorge Gutiérrez fue su asesor en el pasado período congresal 2020-2021, cuando Checco obtuvo una curul como parlamentario por Apurímac, en las filas del hoy extinto Frente Amplio (FA).

Además, Gutiérrez tiene más vínculos con este partido. Si bien estuvo afiliado a Perú Posible hasta el 2017, en 2018 postuló con el partido de izquierda para el cargo de vicegobernador regional en Apurímac. En dicha oportunidad, Checco Chauca fue el candidato a gobernador. No ganaron.

En ese entonces, el personero legal del FA era Cristian Chani Sequeiros. Este personaje -oh, sorpresa- fue designado en el cargo de Asesor I de la jefatura del Fondepes el último martes. Y de acuerdo a una resolución de ayer a la que ha podido acceder este medio, ha quedado encargado como Coordinador de Recursos Humanos en la entidad. Es decir, una puerta abierta para seguir usándola como agencia de empleos del expartido

Según el registro de visitas, otros exmilitantes del partido vienen visitando las instalaciones del Fondepes para “entrevistas” con Jorge Gutiérrez. El 27 de setiembre lo hizo Mercedes Soto Sayán, afiliada al Frente Amplio -hasta la desaparición de la organización hace unas semanas- y miembro del Comité Electoral Nacional desde octubre del año pasado. El mismo día, Trilce Hilario Chacón, quien fue parte de la Comisión Política Nacional, también tuvo una entrevista de trabajo con el jefe de la institución. Hilario volvió a ir dos días más.

El copamiento del Fondepes empezó bajo la reciente gestión en Produce de Yván Quispe Apaza, que fue militante del Frente Amplio. Ayer la cartera pasó a manos del accionpopulista José Incio Sánchez. En el feudo de Gutiérrez, sin embargo, hay más designaciones que llaman la atención.

OTRAS DESIGNACIONES DUDOSAS

Una de ellas es la de Luis Robles Loza, quien fue designado hace dos días como Asesor I de la jefatura de Fondepes. Su nombre figura en seis carpetas fiscales como imputado, entre 2013 y mayo de este año. Al menos una de estas ha sido archivada.

La más reciente, de mayo pasado, es por un caso de falsedad ideológica. Los otros delitos que aparecen en los registros fiscales son falsificación documentaria, lavado de activos, enriquecimiento ilícito, apropiación ilícita y estafa. Además, según prensa local, fue señalado como el “facilitador” de cobro de cupos en el muelle artesanal de Chimbote y el muelle municipal ‘27 de octubre’ a inicios de año. Al ser consultado por estos temas, Robles prefirió el silencio.

El flamante asesor también venía visitando el despacho de Fondepes antes de ser nombrado. Ingresó entre el 20 y 24 de septiembre, desde la mañana hasta entrada la noche. El motivo siempre fue “reunión de trabajo” con la jefatura de la entidad. Luego, el 27 de ese mes, ingresó como parte del equipo de ‘transferencia de cargos’.

Según señalan fuentes de Fondepes a Sudaca, Andrés Trigoso Alca es otro de los personajes cercanos a Gutiérrez que en los próximos días juramentaría como asesor. Trabajó por casi una década en el Ministerio de Energía y Minas, siendo su último cargo el de jefe de la Oficina de Gestión de Diálogo y Participación Ciudadana el 2020. También, como Robles, fue parte de la comisión de transferencia.

Trigoso tiene cuatro carpetas fiscales como imputado o investigado entre el 2008 y 2012. Los delitos que figuran junto a su nombre son abuso de autoridad, fraude procesal y violencia familiar. El caso más grave en el que aparece -y que, según los registros, hasta julio pasado seguía abierto- es el de la presunta violación sexual a una «persona que se encuentra en situación de dependencia, autoridad o vigilancia”.

Nota de Edición: Trigoso se contactó con Sudaca luego de publicada esta nota, y afirmó que el caso de violencia familiar fue archivado. Asimismo, dijo que en cuanto a «esa y las otras denuncias desconozco ya que nunca fui notificado y no sé la materia de las denuncias». Además, sobre el caso de denuncia sexual, indicó que no es el imputado, aunque en el registro de fiscalía aparece como investigado en un caso que califica.

Para la elaboración de este artículo Sudaca se contactó con el asesor quien, al ser requerido para una entrevista, expresó su extrañeza porque “no tiene un vínculo laboral” con Fondepes. Al indicarle que teníamos conocimiento de su cercanía con la entidad y sus visitas físicas a la misma, nos dejó en visto. Sudaca pudo comprobar que Trigoso visitó el Fondepes la noche del pasado viernes. Este medio tomó registro de su auto saliendo del local del Cercado de Lima.

Trigoso, sin embargo, solo aparece en una visita con motivo de transferencia de cargo el 27 de septiembre de 5:43 pm a 7:25 pm. La visita captada por el autor de esta nota no está en el registro. Una fuente de la entidad asegura que habría ingresado, además, entre el 20 y 23 de septiembre bajo el nombre de ‘Fernando Segundo Arce Trigoso’, que sí figura.

De acuerdo a la Contraloría, el no registrar las visitas constituye una falta que afecta las normas de transparencia. La amonestación tendría que estar dirigida a la jefatura de la entidad, es decir, Jorge Gutiérrez Mendoza. Pero el nuevo jefe del Fondepes también es un personaje cuestionado.

Luego de su nombramiento, se hizo público que tiene una investigación por negociación incompatible que habría ocurrido en su paso por la Diresa II de Apurímac. Además, se hicieron públicas sendas denuncias por violencia familiar, según América Televisión.

Sus recientes acciones hablan por él. Como Fondepes es una entidad técnica, no cualquiera puede entrar a sus filas. Por ello, la anterior gestión había elaborado una matriz con los perfiles exigidos a los contratados por órdenes de servicio. El 1 de octubre, Gutiérrez se tumbó esos lineamientos.

Ese día dirigió un memorándum múltiple a diversos directores y jefes. En el documento se comunicaba que los requisitos establecidos en la gestión anterior, para contratos de personal por órdenes de servicio -menores o iguales a 8 UIT (S/35.200)- quedan sin efecto. Está claro que en la nueva agencia de empleos del desaparecido Frente Amplio, el festival de dudosas contrataciones apenas empieza.

 

Fotoportada: Darlen Leonardo

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

fondepes, frente amplio, produce

Mas artículos del autor:

"Sin presupuesto para volver a clases"
"Carlos Gallardo, de tibio militante de Patria Roja a radical ministro de Educación"
"Pescando puestos en el Fondepes"