Portada

Emprende

¿Cómo sacar adelante un negocio familiar en pandemia?

Solo el 30% de los negocios familiares pasa a la segunda generación. Aprende a potenciarlo en esta época de crisis.
Por Redacción

“El 80% de las empresas peruanas tienen origen familiar”, indica César Cáceres, docente del programa especializado en Retos de la Empresa Familiar de la Universidad de Piura (UDEP). De estas empresas, solo el 30% pasa a la segunda generación.

 

Estas cifras solían darse en un contexto previo a la pandemia por COVID-19. Ahora muchas empresas familiares se encuentran en modo de supervivencia. Expertos de la auditora y consultora KPMG explican que la tendencia en las empresas familiares a mantenerse unidas como equipo en tiempos de crisis las mantiene en una buena posición para resistir el temporal inicial, pero a medida que el mundo se adapte a su nueva normalidad se abre oportunidades para que las empresas familiares continúen prosperando.

 

En ese sentido, KPMG plantea algunos puntos a tomar en cuenta para evaluar la estrategia a largo plazo de un negocio familiar:

 

Mercado posterior al COVID-19

 

En este contexto es posible que tus competidores hayan dejado de operar o decidido moverse hacia nuevas áreas de negocios. También es posible que cambie el comportamiento del consumidor.

 

Considera renovar tu oferta de productos o servicios, o invertir en marketing. Revisa no solo lo que hace tu negocio, sino también cómo se maneja. La planificación de la sucesión es un tema prioritario para las empresas familiares en cualquier momento, pero especialmente en tiempos de crisis e incertidumbre. Este período de cambio puede ser la oportunidad ideal para aportar perspectivas nuevas y frescas en cada área de tu negocio, así como para fortalecer las relaciones internas fomentando la conversación y la participación de todos los miembros de la familia.

 

Estructura financiera

 

Si bien el Gobierno propuso medidas de ayuda a las empresas, es importante revisar los cambios que se necesitará hacer en los cronogramas de pago de préstamos, contratos de proveedores y otros para asegurarse de que su flujo de caja sea adecuado.

 

Evalúa el comportamiento de tus proveedores de financiamiento, inversionistas u otros interesados. ¿Se ​​ha fortalecido, o debilitado tu relación con ellos? Las alianzas son tan fuertes como su desempeño en tiempos de crisis, y es posible que sea momento de reconsiderar algunas de las relaciones de negocios.

 

Riesgos en esta crisis

 

Es necesario que las empresas consideren una imagen más amplia de cómo se pueden abordar las debilidades. Revisa si tu empresa depende demasiado de individuos particulares o tiene puntos vulnerables en la cadena de suministro.

 

Recuerda pensar tanto en lo grande como en lo pequeño, habla con tu personal para conocer los problemas que la crisis les ha causado y busca soluciones a largo plazo desde todas las perspectivas. Si bien superar la crisis actual podría ser la victoria más evidente, preparar al negocio para el futuro es el premio mayor.

 

Aprendizaje sobre la cultura

 

Muchas empresas familiares se basan en un propósito compartido que impulsa los valores de su empresa. En tiempos de crisis y cambio, esto se pone a prueba. La familia debe reflexionar sobre si es necesario repensar sus objetivos y su visión, o si están alineados y realmente vigentes en todos los niveles del negocio.

 

Un desafío importante será mantener al personal comprometido y motivado, aunque operen a distancia. Es crucial asegurarse de que los trabajadores estén informados a diario y que tanto la actividad principal, como las iniciativas de salud y seguridad y los programas de capacitación sigan siendo relevantes y sostenidos en el tiempo.