Portada

Informes

Los que podrían terminar gobernando: estos son los candidatos a la primera vicepresidencia del Perú

Una enfermera poco conocida en su partido, una activista pro-vida con un dudoso currículum, una lingüista que apenas incursiona en política y un economista que asusta a la Confiep. De este elenco podría salir, ante escenarios de vacancias o renuncias, el próximo presidente de la República.
Por Alessandro Azurín

Conspiraciones, renuncias y vacancias presidenciales marcaron los últimos cinco años de fugaces inquilinos en Palacio de Gobierno. Las circunstancias pueden volver a repetirse, por supuesto. Y los llamados a asumir el poder son los vicepresidentes, que ya no podrán ser vistos nunca más como un adorno.

 

La suplente de ‘Forzay’

 

El pasado 19 de febrero, en una entrevista para América Noticias, la candidata a la vicepresidencia de Victoria Nacional, Patricia Arévalo Majluf, dejó claro que "de ninguna manera” aceptaba postular a ese cargo “pensando que la llevaría a la Presidencia". Quizá, en un futuro no tan lejano, tenga que reconsiderar sus aspiraciones.

 

Patricia Arévalo tiene 61 años, se licenció en lingüística y literatura, y obtuvo una maestría en comunicaciones en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), donde es directora del Fondo Editorial desde el año 2006.

 

La mujer de letras tiene también un pasado “alanista”. Durante el segundo gobierno del difunto Alan García, fue nombrada miembro del directorio de Editora Perú, la empresa que agrupa al diario El Peruano y a la agencia Andina. Y entre el 2010 y el 2012, pasó a ser presidenta del mismo.

 

Todo ese arduo trabajo nutre los S/. 341,208.36 que declaró haber ganado el 2019. Arévalo vive cómodamente en un departamento ubicado frente al Golf de San Isidro y que, según Registros Públicos, adquirió por 1 millón de dólares el año 2014.

 

Con Forsyth, la candidata ya ha tenido desencuentros públicos. Cuando el exarquero de Alianza Lima reclutó al renunciante ministro del Interior Cluber Aliaga –luego de que éste pretendiera reponer a los generales pasados al retiro por el gobierno de Sagasti–, la candidata a vicepresidente respondió al diario El Comercio que ella “no lo hubiese convocado”. Aunque luego matizó diciendo que podría darle “un salto de confianza porque es una persona querida por la familia policial”.

 

La plancha presidencial de Victoria Nacional: George Forsyth, Patricia Arévalo y Jorge Chávez.

 

Para el analista político José Carlos Requena estos desencuentros responden al tipo de organización política que es Victoria Nacional. “Es un vehículo electoral, donde muchos entusiastas de diversas procedencias se van incorporando. Es un conglomerado de intereses, personalidades y matices”, explica. De hecho, Arévalo apenas se afilió al partido hace seis meses.

 

¿Y qué cualidades vio en el exarquero de Alianza Lima? Precisamente haber sido futbolista. “Una de las mejores cosas que tiene es haber sido futbolista porque el deporte en general te da disciplina, eso es fundamental. El caso de un arquero es especialmente importante porque un arquero no mete goles, aprende a trabajar en equipo”, explicó Arévalo en una entrevista para América Noticias.

 

Esta es la primera postulación a un cargo público de la candidata de Victoria Nacional, aunque su familia no ha sido ajena a la vida política y el activismo. Arévalo Majluf es madre de Jimena Ledgard, filósofa de la PUCP y principal promotora de la marcha multitudinaria contra la violencia hacia la mujer “Ni Una Menos” en el año 2016. El esposo de Ledgard, Augusto Rey, ex regidor de la Municipalidad de Lima durante las gestiones de Susana Villarán y Luis Castañeda, viene siendo investigado por haber realizado presuntas coordinaciones con la empresa brasileña OAS durante la gestión de Villarán para acelerar la firma de un acta del proyecto Línea Amarilla en el 2011, como él mismo explicó en su última columna en Perú21. El hermano de Augusto, Joaquín Rey, postula también con Victoria Nacional al Congreso con el número 9 por Lima.

 

En defensa de la familia, ¿y de la mujer?

 

“Si usted enseña que lo que menos importa es ser madre, sino más bien ser profesional y ganar plata y nunca lavar los platos, usted se estará convirtiendo en una abuela terrorista de sus nietos”. Con estas palabras Neldy Mendoza Flores, la candidata a la vicepresidencia de Renovación Popular, se hizo viral a inicios de este mes.

 

El speech lo dio, en realidad, el año pasado, durante un evento denominado “Parmenia 2020”. “Las mujeres que toman anticonceptivos son literalmente violadas por los esposos porque el varón no se preocupa en un posible embarazo, en la llegada de un hijo. Simplemente tiene un objeto en su casa, con el cual satisfacerse”, fue parte de su recalcitrante repertorio.

 

Rafael López Aliaga junto a sus candidatos a las vicepresidencias del país: Neldy Mendoza y Jorge Montoya. Fuente: Lucidez.pe.

 

La repercusión fue tal que Liliana La Rosa, decana del Colegio de Enfermeras del Perú (CEP), twitteó rápidamente que no respaldaba ninguna de sus afirmaciones y agregó que Mendoza –enfermera de profesión– está inhabilitada en el CEP desde el año 2007.

 

Pero eso no lo sabía el público que acudió al evento que la lanzó a la fama aquel 2020. Mendoza hizo alarde de su extenso currículum. Los asistentes a su charla pudieron leer que era magíster en “ciencias de la salud, persona y desarrollo humano” y en bioética por la Federación Interamericana de Ciencia y Vida, por ejemplo. Ante el Jurado Nacional de Elecciones, sin embargo, la candidata sólo acreditó estudios en enfermería por la Universidad San Agustín de Arequipa y estudios técnicos en la misma carrera en el instituto “María Montesson”. Esto último no aparece en la base de datos de la Sunedu.

 

La tarjeta de presentación de Mendoza en el evento organizado por el colegio La Salle de Arequipa.

 

Mendoza tiene 50 años y milita en Renovación Popular desde el 29 de septiembre del 2020, hace apenas seis meses. También postula al Congreso con el número 2 por la región que la vio nacer. Su única experiencia laboral, según su hoja de vida presentada al JNE, es haber trabajado como investigadora y asesora en la Asociación Vida Familia, que ofrece cursos de orientación familiar en “los campos de educación y cultura; promoción de la persona y familia; y defensa de la vida humana”. Esta institución tiene como proyectos el Colegio Nuestra Señora del Pilar, en convenio con el Arzobispado de Arequipa.

 

La exposición mediática de Mendoza también le ha generado problemas con el líder de su agrupación. Rafael López Aliaga aseguró que la enfermera renunciaría a su postulación por mutuo acuerdo. Sin embargo, Mendoza hizo pública su discrepancia con el líder de su partido en una reciente entrevista con El Comercio. “Yo no he renunciado en ningún momento (...) Me he sentido sorprendida [por las declaraciones de López Aliaga] Este no es el hombre que yo conozco desde hace nueve meses atrás”, dijo. La fecha límite para retirar candidatos fue el 10 de febrero. Mendoza sigue en carrera y de ser escogida no tenemos certeza de que quiera dar un paso al costado.

 

Candidata inédita

 

Gisela Tipe De la Cruz tiene 40 años, es ayacuchana, enfermera y, además de postular a la vicepresidencia, también lo hace al Congreso por esa región, con el número 1. Tipe no ha sido dirigente ni miembro de alguno de los comités provinciales o distritales del partido de la lampa, a pesar de que lleva militando 16 años, desde el año 2005. En casa, sin embargo, no todos piensan similar. Su esposo es afiliado al conservador Partido Popular Cristiano desde ese mismo año.

 

Esta es la primera incursión de Tipe a unas elecciones y parece ser una apuesta de Lescano por impulsar rostros nuevos a cargos del más alto nivel. Luego de la experiencia de Manuel Merino y sus secuaces, el candidato parece querer maquillar la imagen de Acción Popular introduciendo personajes inéditos incluso para su propio partido.

 

Ricardo Torres Valdivieso, por ejemplo, militante del partido hace más de 15 años y precandidato al Congreso en estas elecciones, confiesa no conocer a Tipe, aunque tiene buenas referencias. “Sé lo que se conoce en los medios. Tengo referencias sólo positivas de ella como profesional y militante de gran trayectoria en Acción Popular. Sé que proviene de una buena familia ayacuchana de mucha estirpe”, dice a Sudaca.

 

“Es una apuesta por la mujer accionpopulista joven”, comenta Mesías Guevara, presidente del partido, sobre la candidata a la primera vicepresidencia por Acción Popular, la más joven entre los partidos considerados para este informe. “[Tipe] participa activamente como expositora en conferencias sobre salud y temas poblacionales dentro del partido”, añade el también gobernador regional de Cajamarca.

 

Yonhy Lescano en una reunión partidaria junto a Gisela Tipe y Luis Velarde, sus candidatos a la vicepresidencia del Perú.

 

“Creo que lo que dice Guevara es para salir del paso. Si fuese una apuesta por la mujer accionpopulista hay gente en la misma lista de Acción Popular con un recorrido mayor como Maricarmen Alva que va con el número 2 por Lima”, dice el analista José Carlos Requena.

 

Tipe es licenciada en enfermería por la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga desde el 2006 y ha sido docente en esa misma casa de estudios entre los años 2018 y 2020, según su hoja de vida presentada al JNE. El 2017 obtuvo su maestría en gestión pública en la Universidad César Vallejo, el orgullo de César Acuña.

 

Según el JNE, la candidata registra dos terrenos, uno de ellos ubicado en el distrito cusqueño de Pichiri, en el conflictivo VRAEM. Si bien no está inscrito en Registros Públicos, la candidata le da un valor aproximado de S/. 8.000. Su otra propiedad, de acuerdo a Registros Públicos, un terreno en Ayacucho, fue adquirido el año pasado junto a su esposo Ramiro Rojas Pillaca y otros por un valor de S/. 200.000.

 

El economista de las izquierdas

 

José Antonio De Echave Cáceres tiene apenas seis meses afiliado a Juntos por el Perú, la coalición de las izquierdas que forman el Partido Humanista, Patria Roja y Nuevo Perú. De Echave, que también postula al Parlamento Andino con el número 5, es doctor en Economía por la Universidad Sorbona de París, limeño y con domicilio en Miraflores. Es lo que se diría “un hombre blanco”.

 

El economista de 64 años tiene un largo recorrido laboral basado en consultorías para diversas entidades vinculadas a la defensa del medio ambiente. Ha sido fundador y coordinador de programas en la ONG CooperAcción desde 1997 hasta el año pasado. Entre los años 2017 y 2019, fue consultor para la Fundación Friedrich Ebert, OXFAM, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y el Natural Resource Governance Institute.

 

¿Su elección es una señal de tranquilidad para los poderes económicos? José Carlos Requena cree que no. “De Echave es economista de formación, pero es más conocido como activista en temas medioambientales. Quizás si hubiese colocado al señor Oscar Dancourt o Pedro Francke en esa candidatura yo podría esperar ese mensaje”, afirma.

 

Verónika Mendoza junto a José De Echave y Luzmila Ayay. Fuente: El Regional Piura.

 

Lo que omite De Echave en su reporte ante el JNE es su paso por el viceministerio de Gestión Ambiental, del Ministerio del Ambiente, durante el gobierno de Ollanta Humala, cargo que ocupó entre agosto y diciembre de 2011. El economista renunció por desacuerdos en el manejo del conflicto social de Conga, en Cajamarca.

 

Esta no es la primera incursión del economista en política. De Echave es fundador del Frente Amplio –la otra gran coalición que pretende unir a la izquierda hoy– donde fue miembro de la comisión política nacional e incluso llegó a ser tesorero de la agrupación. Renunció el año 2016.

 

En su hoja de vida, el economista registró cuatro bienes inmuebles en Miraflores y tres vehículos a su nombre. Según Sunarp, sin embargo, dos de esas cuatro propiedades ya no están a nombre del candidato. Luego de un proceso de separación de patrimonios, ahora la titular es Juliette Ferrier Hoyle, su esposa.

 

Algo similar ocurre con los vehículos, donde De Echave tuvo algunas imprecisiones en el registro. El auto de placa BBE165 que declara no le pertenece, según Sunarp. El cambio en la titularidad de las propiedades fue registrado el 11 de noviembre del año pasado, semanas previas a su afiliación partidaria y un mes antes de presentar su hoja de vida al JNE. 

 

**Fotomontaje por Leyla López

Fecha de publicación: 27 de marzo del 2021.