Portada

Emprende

¿Por qué los empleadores quieren revisar tus antecedentes penales y redes sociales antes de contratarte? ¿Eso es legal?

En 2010 se simplificó el proceso de los certificados de antecedentes para los postulantes mediante la Ley 29607.
Por Samanta Alva

La rigurosidad al iniciar un proceso de selección es importante para asegurarnos de que estamos integrando a las personas más idóneas a nuestro equipo de trabajo y la organización en general. Para cumplir con esta rigurosidad es que muchas empresas solicitan diversos documentos o usan de manera independiente ciertos tipos de herramientas que les permitan descubrir por completo el perfil del postulante.

 

Uno de los documentos más comunes de solicitar es el certificado de antecedentes penales. Se trata de un documento oficial que certifica si una persona registra o no sentencias condenatorias impuestas como consecuencia de haber cometido algún delito. Este muchas veces es complementado por el certificado de antecedentes policiales. En 2010 se simplificó el proceso de los certificados de antecedentes para los postulantes mediante la Ley 29607.

 

Redes sociales

 

En estos tiempos de alta conectividad digital es muy sencillo encontrar a cualquier persona en redes sociales. Esta es una de las herramientas que los reclutadores usan para identificar los intereses reales de los postulantes y verificar si sus valores se aproximan a lo deseado por la compañía según las publicaciones realizadas.

 

“Las redes sociales brindan a los reclutadores la oportunidad de revisar las facetas más personales de nuestras vidas discretamente y con gran facilidad, de modo que es comprensible que muchos responsables de recursos humanos caigan en la tentación de hacerlo y que eso acabe influyendo en sus decisiones”, afirma Ferran Lalueza, profesor de comunicación y social media de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) e investigador del grupo GAME.

 

Esto puede provocar dudas en muchos postulantes como pensar si es lícito que los reclutadores hagan esto. Sobre ello, Diego Sánchez López, abogado de Maestranza Consultores explica que “espiar las redes sociales de los candidatos a un puesto de trabajo es lícito y no vulnera el derecho a la intimidad, ya que son canales públicos. Si el candidato desea evitar esta situación tiene a su disposición las diferentes políticas de privacidad que las propias redes sociales ponen a su disposición”.  

 

Las áreas de Recurso Humanos -según Forbes- hacen esto para proteger la reputación de su empresa, aunque un error común que estas cometen al hacer estas búsquedas es crear una lista de criterios para todos los puestos, lo cual limita a los candidatos y hasta podría generar discriminación. Esto último debe evitarse.