Juan Carlos Tafur

La oposición en nada

“La oposición le es perfectamente funcional al gobierno. Castillo se ha sacado la lotería con la oposición que le ha tocado en suerte”

El 84% de ciudadanos del Perú, según la última encuesta de Ipsos, estima que el costo de vida ha subido mucho. De ellos, el 33% estima que la principal razón de tal situación se debe a la incapacidad y malas decisiones del gobierno.

En Ipsos también, le preguntan a la gente cuáles son los aspectos que el gobierno de Castillo debiera priorizar. Y las respuestas señalan que el 53% estima que la lucha contra la delincuencia, el 52% lucha contra la corrupción, 42% generación de empleo/reactivación económica, 31% reducción de la pobreza y 29% controlar la inflación.

¿Alguno de esos temas está en la agenda temática prioritaria de la oposición al gobierno? En absoluto. Siguen con la monserga del No al comunismo, al chavismo y a cuanta especie tropical ideológica se le ocurra a la derecha peruana, sin percatarse de que claramente Castillo ya desechó ese camino auroral que muchos, con razón, temían, y que si bien no califica de “neoliberal moderado”, como lo ha definido Vladimir Cerrón, no es un régimen que vaya a instaurar un modelo socialista en el país ni por asomo.

Las urgencias ciudadanas son otras y frente a ellas, no hay, de parte de la oposición, una plataforma de propuestas que le marquen el paso al régimen. Porque, inclusive, respecto del tema de la corrupción, son la prensa y la Fiscalía de la Nación, las instituciones que marcan la agenda, no la oposición política y mucho menos el Congreso.

¿Y sobre el resto de temas? Inseguridad ciudadana, crisis inflacionaria, etc., la oposición congresal no dice ni hace ni pío. Con ellos no es. Pierden el tiempo en acusaciones torpes e inconducentes como la de traición a la patria por parte de Castillo y olvidan lo que para la calle es esencial.

Sabido es que los Congresos suelen vivir en una burbuja social que le impide sintonizar con los ánimos populares, pero en este caso, que se trata no solo de evitar la destrucción del Estado que Castillo está perpetrando, sino de construir alternativas potables de recambio para el 2026, es imperativo que la oposición marque una agenda programática capaz de ser empática con las reales demandas de los sectores populares.

Por ello es que las propias encuestas castigan duramente al Congreso y con ello a la oposición, la misma que le es perfectamente funcional al gobierno. Castillo se ha sacado la lotería con la oposición que le ha tocado en suerte.

Mas artículos del autor:

"Por una Amazonía productiva, libre de chantajes ideológicos"
"No habrá choque de trenes"
"Una desgracia, por donde se le mire"
x