Juan Carlos Tafur

¿Y dónde está la ministra de Energía y Minas?

“Se esperaría una ministra que no guarde perfil bajo para conservar el puesto, sino una titular de pliego que se faje porque en su sector haya una dinámica de inversiones”

La titular del Minem, Alessandra Herrera, brilla por su silencio. Están ocurriendo hechos preocupantes en su sector y ella hace un mutis absoluto, como si con ella no fuera la cosa.

Hace poco vimos cómo la pusilanimidad del gobierno respecto de los permisos ya concedidos de uso de agua a Quellaveco ponía en riesgo el inicio de operaciones de una de las minas de cobre más grandes del mundo, con una inversión superior a los cinco mil millones de dólares. Y la ministra no ha salido en defensa del proyecto.

En otro ámbito de su responsabilidad, el 1 de septiembre, según reza un comunicado de Perupetro, “el Ministerio de Cultura (MINCUL) publicó el D.S que declara el reconocimiento de la existencia de pueblos indígenas en aislamiento Aewa, Taushiro, Tageari, Taromenane y Zaparo, y se solicita la creación de la Reserva Indígena Napo, Tigre y Afluentes, la misma que se superponen con los lotes 39 y 67”.

El área que se propone como reserva es de una extensión de 10,323 km2. Ello equivale a un área similar a la región Lambayeque o dos veces la región de Tumbes. Y en esa área existen aproximadamente unos 250 millones de barriles de reservas de hidrocarburos, aproximadamente el 25% de las reservas probadas del país, que el Perú dejaría de capitalizar, además de lo que se perdería en oportunidades de puestos de trabajo, impuestos y desarrollo de una de las regiones más pobres como es la región Loreto.

De hecho, son varias las comunidades directamente impactadas que actualmente desarrollan actividades de aprovechamiento dentro del área propuesta como reserva. Una declaración de reserva natural, sin los estudios técnicos correctos y hecha apresuradamente, por motivaciones más ideológicas que ecológicas, no ha considerado el daño poblacional que podría generar.

Asimismo, durante las últimas dos décadas se otorgaron al menos cuatro concesiones de hidrocarburos a diversos operadores, las cuales realizaron varios trabajos en la zona (extensiones de líneas sísmicas, sobrevuelos, campamentos temporales y fijos, lo que implicó, en su momento, una logística intensa en la zona y talleres y visitas por parte de funcionarios del Estado). Los lotes son el 125, 121, 67 y 39. Los dos últimos continúan en operación.

Frente a todo ello, se esperaría una ministra que no guarde perfil bajo para conservar el puesto, sino una titular de pliego que se faje porque en su sector haya una dinámica de inversiones que nos ayude a salir del letargo recesivo que se avecina en el mundo.

Tags:

Minen, ministra

Mas artículos del autor:

"Por una Amazonía productiva, libre de chantajes ideológicos"
"No habrá choque de trenes"
"Una desgracia, por donde se le mire"
x