¿Cómo afrontar el fracaso en el proceso de emprendimiento?

Sincerarse y procesar nuestras emociones en torno al fracaso es el primer paso. Experto afirma que el miedo al fracaso termina generando más fracaso y es importante estar rodeado de gente que te apoya.

Por Samanta Alva

El deseo del emprendimiento es cada vez más fuerte en el Perú. Según una encuesta de Ipsos Perú, el 82% de millennials con un trabajo fijo desea poner su propia empresa. Emprender no siempre es sencillo, se trata de un largo camino de persistencia, dedicación y sacrificio. En este sentido, muchos emprendedores pueden encontrarse con el fracaso o vivir con miedo a este y es importante saber cómo reaccionar ante ello.

El psicólogo Diego Vásquez explica dos ámbitos de nuestra vida sobre los que el fracaso nos afecta: el personal y social. En el aspecto personal, el fracaso nos cuestiona y confronta con nosotros mismos. “Nos hace cuestionarnos si somos hábiles, si tenemos lo que se necesita para ser exitoso. Cuestiona nuestras virtudes, objetivos y decisiones. Eso duele porque afecta al autoestima”, indica.

Respecto al lado social, el especialista apunta que solemos tener distintas presiones sobre nosotros, como el qué dirán, el mundo competitivo o el miedo a decepcionar a otros. Muchas veces también se puede tratar de una presión autoimpuesta para no experimentar vergüenza o el sentir la necesidad de ser exitoso.

Afrontar el fracaso

Para poder enfrentar y sobreponerse de una etapa de fracaso, debemos seguir una serie de pasos claros que permitan contenernos. Diego Vásquez recomienda lo siguiente:

Sincerarse: Es necesario ser sinceros con nosotros mismos y nuestras emociones. Debemos dar espacio a procesar la tristeza, la frustración, o la rabia, ya que el no enfrentar estas sensaciones puede generar miedo que evite que continuemos en el camino de nuestros sueños. “El miedo al fracaso termina generando más fracaso. Es importante estar rodeado de gente que te apoya, que te quiere, y que te va a contener. En ese estado emocional no debemos tomar decisiones apresuradas”, recomienda.

Análisis cognitivo: Una vez que hayamos enfrentado estas emociones, debemos revisar qué nos llevó a ese resultado. Es importante entender que el fracaso no es consecuencia exclusiva de uno mismo, sino que existen diversos factores alrededor. Por ejemplo, está un contexto adverso – como una pandemia -, falta de equipo o falta de planeamiento. “A partir del fracaso uno puede corregir y aprender. Se trata de no personalizar el fracaso: has fallado en esta oportunidad, en este hecho en particular. Eso no te hace un fracasado”, apunta el psicólogo.

Hacerse cargo de las pequeñas cosas: Tener expectativas realistas es idóneo. A todos nos gusta soñar en grande, pero si tenemos expectativas hiperrealistas, el golpe del fracaso puede ser mayor. Concéntrate en aquellas cosas sobre las que tienes control y las que puedes mejorar. Analiza y corrige aquello que está a tu alcance.

“La presión al éxito nos lleva a sentirnos ansiosos, estresados. Cuando uno está ansioso el rendimiento baja. Es muy importante cuidar de uno. Dormir bien, comer bien, cuidar no solo el trabajo sino también las relaciones interpersonales, el cuidado de uno mismo, eso nos va a permitir rendir mejor en el trabajo y tener mejores resultados, los cuales nos motivan. Es importante tener claro un plan de acción, tus objetivos a corto, mediano y largo plazo”, finaliza Vásquez.

Mas artículos del autor:

"Genera más ventas: palabras que cautivarán a tus clientes"
"Sudaca se une al Consejo de la Prensa Peruana"
"La lista completa de las 487 personas que recibieron la vacuna de Sinopharm fuera del ensayo clínico"