Juan Carlos Tafur

Se abre un espacio inmenso al centro

“Se amplía el terreno fértil para cosechar, con tiempo e inteligencia, por parte de la centro derecha, la derecha liberal, la derecha progresista, al centro moderno, para edificar una estrategia político electoral fructífera, más aún si, como todo lo hace indicar, Castillo va a gobernar, orondo, hasta el 2026”

La polarización política que implica la vigencia plena de Antauro Humala, por la izquierda, y Rafael López Aliaga, por la derecha, le abre a posturas de centroizquierda y centroderecha enormes opciones de capturar al mayor bolsón electoral del país, según reflejan todas las encuestas.

La centroizquierda la tiene más difícil porque su incondicional entrega a los devaneos del gobierno de Pedro Castillo la descalifica para tener algún protagonismo futuro. La desgracia del gobierno va a arrastrar a Juntos por el Perú y las críticas mediáticas de Marisa Glave, Indira Huillca y compañía, al gobierno (cabe reconocer que toman distancia), no son, sin embargo, actos políticos, algo desafortunado en ellas, acostumbradas a performances públicas mucho más claras cuando han querido hacerlo. Antauro, por ello, va recabar a manos llenas el espectro de la izquierda.

Se amplía entonces el terreno fértil para cosechar, con tiempo e inteligencia, por parte de la centro derecha, la derecha liberal, la derecha progresista, el centro moderno, para edificar una estrategia político electoral fructífera, más aún si, como todo lo hace indicar, Castillo va a gobernar, orondo, hasta el 2026.

Ello obliga a transitar varios pasos previos. Primero, luego de constituirse como partidos oficialmente reconocidos -tarea en la que se hallan varias agrupaciones-, establecer alianzas y pactos tendientes a que no se fragmente el voto de este sector y lograr así, asegurarse un sitio en la segunda vuelta electoral.

Segundo, debe afianzar una propuesta ideológica disruptiva. Ya la propia población de centro y de derecha, está aburrida de escuchar lo mismo desde hace décadas: la defensa del modelo económico y de la Constitución del 93. Se requiere hablar de salud pública, de educación gratuita, de regionalización, de seguridad ciudadana con criterios novedosos, no solo de promoción a la inversión privada o el otorgamiento de garantías a la libertad de empresa.

Si logra ambos propósitos, habrá un actor potente, capaz de hacerle frente a las fuerzas polarizantes que hoy se asoman con fuerza en el escenario: Antauro Humala y Rafael López Aliaga. Hay tiempo para hacerlo, lo que se espera es que haya claridad en los propósitos, valentía en los pasos a dar y audacia programática para romper los moldes tradicionales.

La del estribo: una obra maestra la película Argentina 1985, que increíblemente está en la cartelera nacional -con programación reducida, claro está-, con una actuación soberbia de Ricardo Darín, y que nos muestra el juicio seguido a los militares de la sangrienta dictadura argentina (1976-1983), que culminó en la condena a muchos de ellos gracias a una labor concienzuda y valiente de un equipo de fiscales encabezado por el fiscal Julio César Strassera (Darín). ¡Vaya rápido que pronto la quitan!

Tags:

Antauro Humala, Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"Por una Amazonía productiva, libre de chantajes ideológicos"
"No habrá choque de trenes"
"Una desgracia, por donde se le mire"
x