Hans Behr

Las ciencias sociales y el mercado

“Es posible entonces afirmar que las dos ramas de estudio, el marketing y la antropología, en esta coyuntura del mercado social, deberían estar juntas para el éxito.”

En anteriores artículos se ha enfatizado mucho en que la economía también forma parte de las llamadas ciencias sociales y que al utilizar como instrumento de análisis la observación de los datos que encontramos en la realidad puede elaborar teorías que permiten explicar el comportamiento humano en materia económica, y de esta forma se aproxima en las predicciones a futuro. Pues, el empirismo de sus leyes, la teoría que se genera de los hechos seleccionados de análisis y el individualismo en su metodología restringido por un proceso de socialización convierte a la economía en una ciencia social

Identificamos dos interesantes áreas de estudio que hacen posible la claridad de los enfoques planteados, por un lado, está la macroeconomía, que fija su mirada en un funcionamiento global de la economía en su integralidad y luego la microeconomía que apunta a la observación del comportamiento económico de las empresas, hogares y personas.

Y de esta manera llegamos a reconocer la presencia de un mercado que presenta una combinación de diversas formas para vincularse, para interrelacionarse y poder apreciar la interacción entre vendedores y compradores, resumiéndose en la capacidad de los intercambios, es decir, vendedores para vender y compradores para comprar los bienes necesarios. En un análisis posterior y de coyuntura real nos permitimos mencionar al mercado social como un tipo de mercado que se da entre diferentes empresas individuales y/o asociativas que intercooperan entre ellas, considerando las formas de producción, los niveles de distribución y los tipos de consumo de aquellos bienes y servicios basados en elementos solidarios, cooperativos y hasta ecológicos.

La idea de mercado y el manejo del mismo no es exclusividad de una teoría moderna y globalizada, sino que se remonta a una época en la que los hombres llamados primitivos llegan a darse cuenta que podían llegar a poseer cosas que no se producían y para poder hacer eso, comienzan a realizar los intercambios o trueques con otros hombres de otras poblaciones. Es decir, las particularidades productivas de cada región comienzan a ser intercambiadas. Inicios del mercado.

Escribir de economía, de mercado, abre a las ciencias sociales una gama de alternativas interesantes a considerar y sobre todo a la llamada antropología económica que al analizar los comportamientos económicos de los seres humanos, de las organizaciones a través de los métodos etnográficos se permite poder generar una interpretación de las ideas económicas que se dan en la realidad misma. Y por eso, se comienza a hablar de una antropología del consumo, que no solo es el resultado de un comercio cuya actividad social es significativa, sino que todo el entorno, es decir los objetos a comercializar son un reflejo de la naturaleza y la influencia que reciben los que lo produjeron. Es decir, la producción es un todo contextualizado y son parte de una interpretación también cultural.

Dentro de las empresas, de los emprendimientos, la antropología permite que se entienda la interacción entre los clientes y usuarios, permite explorar nuevos contextos (estamos viviendo uno en el Perú muy grande), a su vez descubrir nuevas tendencias y nuevos mercados.

La antropología se combina con el marketing también, y eso ha sido muy exitoso, al punto de comenzar a escuchar el antropomarketing como un enfoque antropológico de la mercadotecnia.

Es posible entonces afirmar que las dos ramas de estudio, el marketing y la antropología, en esta coyuntura del mercado social, deberían estar juntas para el éxito. Pues no es un secreto que ambas disciplinas lo que buscan es entender en comportamiento del ser humano, claro que con enfoque distintos pero muy vinculantes a la hora de emprender o a la hora de fortalecer una empresa.

Comprender el comportamiento humano desde la antropología es analizar el trasfondo del pensamiento a través de reacciones o particularidades establecidas y lo cultural y social son sus ramas de estudio. Para el marketing viene a ser lo mismo en diferente contexto pero que busca comprender y predecir también el comportamiento humano.

Entonces, para la antropología no sería difícil poder destrabar para que fluyan ideas brillantes del marketing. La publicidad dirigida, los públicos objetivos, los modelos y las mixturas. El resumen de este artículo. La Economía analiza el mercado, el mercado social es analizado por la antropología, el consumo y el marketing son disciplinas de mucho interés para un emprendedor. A considerar. Gracias.

Tags:

ciencias sociales, Economía, Mercado

Mas artículos del autor:

"Integración emprendedora"
"Comunicación Emprendedora"
"Las ciencias sociales y el mercado"
x