Juan Carlos Tafur Portada

La derecha va perdiendo la batalla ideológica

“El tema de la Constituyente va a estar presente en la venidera campaña electoral y seguramente será uno de los ejes ideológicos de la misma. A ver si en tal circunstancia, la derecha y el centro salen a la cancha a contrarrestar los argumentos demagógicos y anacrónicos de la izquierda peruana”

En la última encuesta del IEP, 45% está de acuerdo con hacer algunos cambios a la Constitución, 40% con cambiar a una nueva Constitución (sube de 30 a 40) y 12% considera que no se debe cambiar nada (en junio del año pasado era 19%).

A la par, un 69% considera que se debe convocar a una Asamblea Constituyente (era 47% en mayo del año pasado) frente a un 27% que considera que no (era 49% en mayo del 2022). Y preguntados más en detalle, respecto del capítulo económico, un 52% estima que el Estado debe ser dueño de las principales empresas e industrias del país frente a un minoritario 43% que considera que no.

Claramente, la narrativa de la izquierda, ha ido ganando terreno. Explicable, en gran medida, por el altoparlante constituyente que desplegó el gobierno de Castillo, con todos los mecanismos del poder –que son muchos y eficaces- para propagandizar el tema, aun cuando afirmara que no lo iba a hacer, pero también entendible por el walk over ideológico de los representantes políticos y poderes fácticos derechistas que han dejado que la izquierda avance en la conquista del imaginario popular respecto de ese tema.

Es difícil enarbolar la defensa del modelo económico instaurado en la Constitución del 93, cuando, a la par, vemos la carencia absoluta de servicios públicos básicos (salud, educación y seguridad) en inmensos bolsones sociales (especialmente asentados en el sur altoandino), pero a pesar de ello hay hechos concretos que se pueden levantar, que son contundentes: la sostenida tasa de crecimiento económico, traducida en la disminución brutal de los niveles de pobreza y también de los rangos de desigualdad social, desde que el Perú optó por un modelo basado en la inversión privada y abandonó el modelo populista estatista de los 80, que condujo al país casi al colapso institucional.

Es imposible en las actuales circunstancias, por más que las encuestas lo digan, convocar a una Asamblea Constituyente. Tendría que reformarse la Constitución para que ello sea factible y no hay ni el tiempo ni la masa crítica parlamentaria para que ello suceda. Y por más movilizaciones sociales que haya, los poderes constituidos no pueden dar ese salto al vacío.

Pero el tema va a estar presente en la venidera campaña electoral y seguramente será uno de los ejes ideológicos de la misma. A ver si en tal circunstancia, la derecha y el centro salen a la cancha a contrarrestar los argumentos demagógicos y anacrónicos de la izquierda peruana. Es lo que corresponde si no se quiere que el Perú retroceda treinta años en su desarrollo.

Tags:

Derecha, política peruana

Mas artículos del autor:

"Dina Boluarte no debe renunciar"
"Minería ilegal en la mesa de diálogo"
"Deriva autoritaria"
x