Juan Carlos Tafur

La política degradada del Perú

“Castillo es un presidente accidental sin experiencia política y, está claro, sin aptitud para el trabajo. Un maestro de escuela rural y activista sindical que se postuló para un partido de extrema izquierda, afirmó representar a los peruanos pobres. En el cargo, no ha logrado casi nada”

Este artículo apareció en la sección Las Américas de la edición impresa de The Economist, una de las más prestigiosas publicaciones del planeta, con el título «La política degradada del Perú». Publicamos algunos extractos -los que consideramos más significativos-, porque siempre es de interés apreciar cómo nos ven desde fuera.

“Castillo es un presidente accidental sin experiencia política y, está claro, sin aptitud para el trabajo. Lo consiguió porque muchos peruanos no se atrevieron a votar por su contrincante, Keiko Fujimori, una conservadora acusada de corrupción (lo que ella niega). Un maestro de escuela rural y activista sindical que se postuló para un partido de extrema izquierda, afirmó representar a los peruanos pobres. En el cargo, no ha logrado casi nada. El núcleo de su gobierno es su familia extendida y asociados de su provincia natal de Chota, en el norte de Perú”.

“Es poco probable que las elecciones locales del 2 de octubre mejoren las cosas. Deben ser importantes: alcaldes y gobernadores regionales controlan dos tercios de la inversión pública. Con partidos políticos apenas relevantes, la mayoría de los vencedores serán figuras locales independientes. Más de 600 han estado involucrados en casos penales. No es de extrañar que Ipsos, un encuestador, en una encuesta publicada tres semanas antes de las elecciones, encontrara que cuatro de cada cinco personas no habían decidido por quién votar”.

“Incluso para los estándares latinoamericanos contemporáneos, la degradación de la política peruana es extrema. Alberto Fujimori, el padre de Keiko, quien gobernó como autócrata en la década de 1990, se propuso debilitar a los partidos políticos. La sociedad se ha vuelto menos organizada en un país donde más del 70% de los trabajadores laboran en la economía informal y menos del 5% están en sindicatos”.

“La presidencia de Castillo intensifica un patrón de volatilidad. Ha habido cuatro presidentes y dos Congresos en los últimos cinco años. En el pasado, este tipo de estancamiento político habría provocado la intervención del ejército. Esos días parecen haber pasado en América Latina. Un candidato para llenar el vacío es Antauro Humala, un ex oficial del ejército con puntos de vista fascistas”.

“La inestabilidad de Perú es sorprendentemente estable. Algunos analistas están empezando a pensar que, de manera improbable, Castillo puede terminar su mandato de cinco años. Pero la incertidumbre está recortando la inversión y el crecimiento económico. El gobierno errático está socavando la eficacia de la administración”.

Tags:

Castillo, Elecciones

Mas artículos del autor:

"Por una Amazonía productiva, libre de chantajes ideológicos"
"No habrá choque de trenes"
"Una desgracia, por donde se le mire"
x