Aldo Parodi

OCDE, ¿La oportunidad perdida?

"Ser miembro de la OCDE no es pertenecer a un club exclusivo como se dice de manera frívola, es obtener un galardón de buenas políticas públicas en beneficio de nuestros ciudadanos".

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es una institución multilateral creada con el propósito de motivar a los países a desarrollar mejores políticas públicas que influyan positivamente en el bienestar de los ciudadanos.  Esta organización provee un entorno inmejorable para discusiones productivas y promueve una economía de intercambio abierta. Para ser miembro integral de la OCDE, una serie de pasos tienen que ser seguidos por el país postulante, y el Perú ha estado en este proceso desde que se involucró firmemente desde el 2011 con el objetivo de que, en algún momento, la OCDE le diera la oportunidad de entrar en la última etapa para acceder a ser miembro pleno de esta organización.

Con el gobierno de Donald Trump, los Estados Unidos de Norteamérica no facilitaron el camino para que nuevos países entraran en el proceso final de adhesión, pero a raíz del cambio de gobierno en el país del norte, la nueva administración de Joe Biden fue más flexible y es así, que hace algunas semanas, la OCDE nos abrió el camino para iniciar los últimos, y más exigentes pasos, que nos lleven a ser miembros plenos en algunos años.

Si bien es una gran noticia, el momento en que nos encontramos para enfrentar este reto no es el mejor.

Los gobiernos de Ollanta Humala y de Pedro Pablo Kuczynski se involucraron completamente en apoyar a los diferentes sectores públicos en participar activamente en los comités de la OCDE, sin embargo, desde la llegada de Martín Vizcarra se entró en un letargo que mantuvo nuestra participación, pero sin el énfasis y compromiso que se esperaría de un país que había venido trabajando con consistencia y profesionalismo en este organismo.

Tuve el honor de haber estado destacado en París como Consejero Económico Comercial del Perú en el exterior del 2014 al 2019, y como representante del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, pude participar activamente en los comités de turismo y de comercio de la OCDE, así como otros comités, junto con representantes del Mincetur y de otros sectores del Ejecutivo. El nivel de intercambio de experiencias es muy fructífero y he constatado que muchas de las recomendaciones han sido implementadas como políticas publicas en el Perú para el bien de nuestros ciudadanos.

Sin embargo, para que esta invitación de la OCDE no se quede en la retórica, el Estado peruano debe actuar con compromiso y desprendimiento. Compromiso para destinar recursos financieros y humanos de todos los sectores involucrados, y desprendimiento para establecer equipos de profesionales en Lima y Paris liderados por los mejores profesionales, que no necesariamente se encuentran actualmente ejerciendo función pública.

Desde nuestra Embajada en París siempre ha habido un funcionario del Servicio Diplomático encargado de la relación con la OCDE, lo cual ha permitido una relación fluida y un aprendizaje de sus métodos y procesos. Sin embargo, es mi parecer, que quien debe liderar el grupo OCDE del Perú en París, debe ser un profesional con alto nivel técnico, con manejo político y capacidad de gestión pública y privada, secundado por un equipo integrado por uno o dos diplomáticos como facilitadores y funcionarios de Ministerios claves como MEF, Mincetur y Ambiente.

Este equipo OCDE Paris debe tener su contraparte en Lima, con un equipo liderado por el MEF (porque es el Ministerio más transversal y reparte los recursos), miembros del servicio diplomático y funcionarios de otros Ministerios incluyendo Sunat, Contraloría, Indecopi, entre otros.

No perdamos esta oportunidad, no habrá otra. Tengamos a las personas idóneas, implementemos un plan con objetivos medibles y tiempos, porque ser miembro de la OCDE no es pertenecer a un club exclusivo como se dice de manera frívola, es obtener un galardón de buenas políticas públicas en beneficio de nuestros ciudadanos que nos pone, además, en la vitrina para recibir mayores recursos de inversión para continuar el trabajo de cerrar las brechas sociales y de infraestructura que el Perú aún mantiene.

Tags:

Agenda País, Aldo Parodi, OCDE

Mas artículos del autor:

"JNE: Entre la formalidad y la arbitrariedad"
"Por un decálogo de principios"
"La última mesa"
x